Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18- -5- -2008 En portada s La banca española, en lo alto del ranking ECONOMÍAyNEGOCIOS 45 CAPITALIZACIÓN Citigroup ha dejado de ser el rey del mundo financiero y ha pasado a ocupar la octava posición CRISIS DE CONFIANZA Santander y BBVA, cada vez mejor Los bancos de los principales países europeos han perdido un 30 de su valor de media, pero los grandes españoles han aguantado el tipo e incluso mejorado. El motivo, unos negocios más centrados en clientes particulares y empresariales que en banca de inversión Este comportamiento se debe a que en los bancos españoles el beneficio evoluciona mejor que en otras entidades y, además, a que su PER (veces a que el mercado cotiza el beneficio esperado) es algo más elevado que en los demás, porque los inversores ven menos riesgo. Sin embargo, ello no significa que tengan un PER alto. En efecto, usando las estimaciones de Reuters, Santander y BBVA cotizan en niveles aproximados de PER de 9 veces el beneficio de 2008 y 8 veces el de 2009, que resultan índices que pueden calificarse como reducidos en una perspectiva histórica. Por otra parte, la rentabilidad por dividendo de Santander y BBVA resulta alta, ya que el retorno anual que obtendría un inversor, vía dividendo, comprando acciones al precio actual y manteniéndolas en cartera es superior al 5 para 2008 y se situaría alrededor del 6 con el dividendo previsto para 2009. Hay que preguntarse las razones que hay detrás de este comportamiento, relativamente tan favorable de los grandes bancos españoles. Hay, al menos, tres principales: En primer lugar, la estructura de negocio de los bancos españoles en relación con el resto de los europeos. En muchas de las entidades financieras europeas citadas, los negocios de banca de inversión y de gestión de activos suponen un alto componente del total. Por el contrario, nuestros grandes bancos muestran un mayor peso del negocio con la clientela particular o empresarial. Además, y en parte como consecuencia, las entidades bancarias españolas han encontrado, en estos años pasados, demanda de crédito suficiente como para crecer intensamente sin necesidad de recurrir a dudosas ingenierías financieras. En segundo lugar, la diversificación de nuestros bancos. Tanto el BBVA como, especialmente, el Santander, son bancos en los que el beneficio se origina de forma muy repartida entre las diversas áreas geográficas y de negocios tras llevar a cabo en los últimos años un proceso exitoso de diversificación. Así, una crisis como la actual les ha permitido beneficiarse, por ejemplo, de su posición en Iberoamérica, región La banca española no ha sabido transmitir al exterior su solidez y limpieza de productos intoxicados ADQUISICIONES Carmelo Tajadura Economista El Santander y el BBVA se encuentran entre los cazadores de gangas que están a la espera de una presa fácil mania, Finlandia y Austria y una unidad de tarjetas de crédito en Reino Unido, a cambio de Interbanca, en una operación valorada en mil millones. Esto le ha proporcionado un volumen de negocio de 10.000 millones. Así, se ha convertido en el primer financiador de coches en Alemania, por delante de Deutsche Bank y dejando al margen las financieras propias de las marcas automovilísticas. Además, en abril compró a Royal Bank of Scotland su negocio de financiación al consumo en Alemania, Holanda, Bélgica y Austria por 336 millones, operación que le ha supuesto un volumen en créditos de 2.200 millones, de los que 1.300 millones se generan en el país germano. Su expansión en Estados Unidos, a través del Sovereign, está a la espera de que corran mejores vientos, aunque esta semana ha comunicado su intención de acudir a la ampliación de capital de ese banco, con una aportación de unos 165 millones, para que no se vea diluida su participación del 24,43 Por su parte, el BBVA está más focalizado en el crecimiento orgánico, aunque no deja a un lado su estrategia de avanzar en Estados Unidos y sobre todo en China. En este último país tiene previsto duplicar su inversión antes de julio, como adelantó este periódico hace unos días. En concreto, invertirá unos mil millones en llegar hasta el 10 en Citic Bank y hasta el 30 en Citic International Financial Holding, en Hong Kong. No obstante, en 2009 podría plantearse ampliar hasta el 15 su participación en el Citic continental. BBVA, a duplicar en China a crisis financiera y de liquidez que asola el sistema financiero mundial desde el verano de 2007 ha afectado con desigual intensidad a las entidades financieras europeas y ha producido, en consecuencia, dramáticos cambios en el valor de mercado de las grandes instituciones y, por tanto, en el ránking relativo de los bancos europeos. En efecto, los primeros dieciséis bancos europeos por valor de mercado de hace un año han visto reducido su valor conjunto en casi un 30 Y ello a pesar de que varias de estas selectas entidades han tenido que ampliar capital para restaurar sus ratios de capital maltrechos por la crisis, evitando así un mayor retroceso de su valor (de otros cuatro puntos porcentuales adicionales) Si sumamos el valor de los bancos de cada país y comparamos se observa que los más damnificados han sido los bancos suizos (dos) presentes en esta muestra, cuyo valor se reduce en un 48 Por su parte, los cuatro bancos británicos aquí incluidos ofrecen un retroceso conjunto de valor del 35 Los tres bancos franceses presentan un descenso superior al 32 El alemán y el holandés, alrededor del 30 Y los dos bancos italianos descienden un poco menos, haciéndolo en un 23 (el valor del belga Fortis no cae, pero por una enorme ampliación de capital) Pues bien, la representación española ha salido muy favorecida ya que los dos bancos españoles- -sumados- -valen prácticamente lo mismo que hace un año (en concreto, el Santander vale un 6 más y el BBVA un 10 menos) Pasan así de representar el 12 del valor de mercado global de estos dieciséis bancos hasta el 17 aumentando su peso relativo en cinco puntos porcentuales. Además, ocupan ahora los puestos 2 y 5 del ránking europeo (1 y 5 si nos limitamos a la Eurozona) ganando uno y seis puestos respectivamente. L Emilio Botín, en la reciente junta de Universia que está transitando por la crisis de manera bastante positiva. De hecho, el valor de mercado de los tres bancos españoles que siguen en el ránking a estos grupos (Popular, Sabadell y Bankinter) muestra un descenso del 23 más cercano al promedio de los bancos europeos antes comentado, porque el mercado no los juzga diversificados y sí muy dependientes de la coyuntura española y la crisis inmobiliaria. Por último, la supervisión prudencial del Banco de España. En efecto, a diferencia de lo ocurrido con otros regulado- ROBER SOLSONA En España, bancos y cajas encontraron en años pasados demanda de crédito suficiente para crecer sin recurrir a dudosas ingenierías financieras res, nuestra autoridad bancaria no permitió ahorros de capital, desincentivando así la constitución de vehículos fuera del balance para alojar el negocio que ha dado origen a la catástrofe del subprime (hipotecas de baja calidad titulizadas) Además, la introducción de las provisiones anticíclicas, en un sistema bancario que ya partía de un nivel de provisiones muy superior al del resto de Europa, ha permitido a las entidades un colchón de seguridad decisivo, que se une a sus altos niveles de capital. Por ultimo, no hay que olvidar tampoco el efecto benéfico de la propia gestión del riesgo de los grandes bancos españoles, que ha dado un salto de gigante en los últimos años, impregnando todas las estructuras de cada entidad e incorporando las técnicas más avanzadas y sofisticadas. En definitiva, los grandes bancos españoles demuestran una vez más la superioridad de su estrategia y su táctica sobre la mayor parte de sus competidores europeos.