Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE AGENDA Acero y oro rosa, con correa de piel, que puede intercambiarse. Abajo, pieza montada en platino y diamantes con correa de cocodrilo negro. Felices cumpleaños Se reedita un clásico En el mundo de las firmas de lujo peinar canas no se oculta, sino que se celebra por todo lo alto porque es un privilegio. No es nada fácil sobrevivir a través de los avatares históricos- -en Europa suman algunas guerras feroces y las consiguientes postguerras- los cambios del mercado y la feroz competencia. Boucheron, por ejemplo, conmemora este 2008 sus 150 años y ha decidido sacarle (más) brillo a su tradición joyera- -come joyería nació en París- -y relojera, a la que sumó más tarde una división de perfumes para hombres y mujeres. Para festejar esta fecha centenaria, y entre otras ideas, Boucheron ha confiado en el reloj masculino Reflet, un emblema de la marca que ha llegado, por su parte, a los sesenta años. Ya en 1947 representó un hito en la experiencia relojera de la casa y se convertiría en el clásico que es hoy, aunque conviva con otros modelos del taller relojero. Reflet XL va a ser una edición limitada que además recupera la que fue gran innovación de las correas intercambiables que dieron tanta notoriedad a Boucheron. La casa ha actualizado la caja, completamente rediseñada sobre el original, decorada a mano y con un movimiento automático Girard- Perregaux. La edición limitada se traduce en 150 modelos en acero con cuadrante en dos colores (negro y argenté) así como una interesante versión en acero y oro que hará la felicidad de los coleccionistas con su silueta en forma de almendra y su volumen poco convencional. La versión en oro rosa estará disponible, en un principio, en una edición limitada de 50 piezas. Y como Boucheron es sobre todo un joyero, ha escogido las mejores piedras para engastarlas en una versión del Reflet en platino y diamantes, limitada a 26 piezas. Tanto en su versión de correa como de brazalete de acero, el Reflet XL permite originales combinaciones (acero y oro rosa, pulidos o satinados) Su diseño es viril y de tendencia a la vez. Su curvatura endulza las líneas rectangulares de la caja y una ventana oblicua deja entrever el corazón del reloj y su movimiento GP- 4000 de Girard Perregaux con reserva de marcha de 40 horas. Boucheron ha sustituido el tradicional acabado Côtes de Geneve con unos diseños más geométricos y ha elegido una masa oscilante más ligera. Más información: Tel. 915401048 www. boucheron. com Preparando las actividades de Casablanca (Viene de la página 11) caftanes y chilabas, como explica su creadora Salima Abdelwahab, cuya clientela ha sido calificada de aristocracia étnica En Tánger hay muchos locos y algunos han venido a vestirse a mi tienda comenta entre risas esta mujer de 34 años, pelo rizadísimo y bombo de cinco meses por cuyas venas corre sangre marroquí, española y alemana. Es ropa larga, voluminosa. No ahorro en tela. Algunos creen que pongo en riesgo la tradición. Otros lo ven como una evolución de la chilaba No tengo nada contra el caftán, pero cuando se convierte en algo restrictivo estamos ante la muerte del arte asegura Hamid Fadjad, artista y cineasta iraní asentado desde hace dos décadas en Marruecos. La tangerina Abdel- wahab, que se ha volcado en la innovación del vaquero para su colección de 2008, será uno de los cinco diseñadores que cierren esta noche la tercera edición de Festimode. Será con un gran desfile en la nave central de la catedral de Casablanca- -hoy templo de la cultura- -junto a Noureddine Amir, Amina Agueznay, Amel Bouazazi y Saïd Mahrouf. Tenemos un gran respeto por la tradición, por nuestra herencia, pero lo que la gente no sabe es que hay aspectos modernos de la moda de Marruecos que nada tienen que ver con la chilaba o el caftán explica Mahrouf, creador multidisciplinar- -danza, diseño, fotografía... -nacido en Arcila en 1973, instala- do desde niño en Ámsterdam y una de las atracciones de Festimode en Casablanca. La antigua urbe ahora tira también del carro de las vanguardias que, poco a poco, hacen de Marruecos algo distinto de lo que muchos piensan. Sin llegar a la Movida madrileña de los 80, la Nayda (en movimiento, en marcha) se extiende por Casablanca. Nuestra Movida puede que vaya despacio, pero es la nuestra asegura Jamal Abdennassar, uno de los organizadores de Festimode. La portada del catálogo de la edición de 2008 la abre una foto de las francesas asentadas en Marruecos Butz Fouque, autorretratadas desnudas pero midiendo el pudor local- -no muestran ni sus rostros- Completan la escena, especie de bodegón humano entrelazando naturalezas vivas y muertas, con un cofre tradicional de madera y unas telas que fueron entregadas en una dote. Para algunos será pornografía pero no queremos provocar, ni hacemos política. Es arte sentencia Bénédicte Fouque refiriéndose a las posibles críticas de los sectores islamistas que tratan de frenar este tipo de iniciativas en el reino por considerarlas contrarias al Islam. El iraní Fadjad, que es además mentor del diseñador Nureddine Amir, está convencido de que se tiene una visión reducida de lo marroquí. Mire usted, estamos en Casablanca y no hay camellos. Es como si pensáramos que en España no hay más música que el flamenco. ni más arquitectura que la andalusí