Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 5 08 TENDENCIAS La apuesta de Carla Royo A pesar de su nombre y de moverse desde hace años en el mundo de la comunicación y la moda, a Carla Royo- Villanova no le ha sido fácil cumplir su sueño de desarrollar una línea cosmética con rosas de Bulgaria. Pero lo ha conseguido- -presume- -con el apoyo de toda su familia TEXTO: MARTA BARROSO FOTOS: ABC El futuro es rosa arla. Carla Royo- Villanova. Princesa de Panagyurishte por su matrimonio con Kubrat de Bulgaria. Madre de tres hijos. Treinta y nueve años. Presentarla es casi puro trámite. Pero continuamos. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, nunca ha ejercido como abogado. Desde el principio su vida profesional ha estado relacionada con el universo de la comunicación. Empezó en el sector de la decoración para pasar después a la moda y a la belleza, tuvo un premiado programa de estilo en la cadena de radio Intereconomía, dirige la comunicación de la firma de joyería Trash and Soul Incansable, ahora ha presentado su nueva gama de productos cosméticos Carla Bulgaria Roses Beauty Casi cinco años le ha costado ver su sueño hecho realidad. Todo comenzó en los viajes que hacía a Bulgaria. Mis amigas siempre me pedían que les trajera cre- C Dónde De venta en los stands de Fridda Dorsch de El Corte Inglés, en las perfumerías If de toda España y en la web www. carlabulgaria. com. Entre 15 y 23 euros mas de allí, con agua de rosas, porque son buenísimas. Un día decidí que tendría que crear una línea completa de productos con esta agua dice la recién estrenada empresaria. Lógico. Porque en Bulgaria, concretamente en el Valle de las Rosas, situado a 200 kms. de Sofía, la capital del país, se extrae el 60 por ciento de la producción mundial de agua de rosas. Un agua mágica que ha demostrado tener muchas y muy buenas propiedades para la piel. Relajante, antiinflamatoria, descongestionante, antiséptica, cicatrizante, con un alto contenido en vitaminas y antioxidantes... Carla se quedó fascinada en el Valle de las Rosas. Habló con los fabricantes, con los dueños de los cultivos, con los trabajadores. El cariño y el entusiasmo de todos le contagió. ¿El problema? Entonces- -año 2003- -no podía dejar su trabajo con Pedro del Hierro y necesitaba a alguien. Como una providencia divina, le llamó su padre. Carla, me han prejubilado, me dijo. Soy muy joven, y como a ti siempre se te están ocurriendo cosas, si tienes algo para mí, llámame. Sobre la marcha se lo con- té. A la semana siguiente mi padre- -que había sido vicepresidente del City Bank y presidente de una aseguradora francesa- -se sumergió de lleno en el mundo de la cosmética y se fue a Bulgaria Ahora sabe más de rosas que esta joven princesa a la que educó, por cierto, para que tuviera siempre los pies en la tierra. Más caso no le ha podido hacer, desde luego. Desde entonces han pasado cinco años que no han sido precisamente un camino de rosas. Ha habido momentos de bajón en los que Carla casi tira la toalla. A pesar de la ayuda de su padre. Y la de su marido, por supuesto. Kubrat me apoyó desde el principio. Es un hombre muy sensato y pensé que me iba a decir que estaba completamente zumbada, que cómo me iba a meter en este lío, que el mundo de la cosmética es muy complicado y que estaba saturado... Sin embargo me animó tanto que aquí estoy Sus otros tres hombres sus hijos, también han vivido de lleno este proyecto. Sobre todo Mirko, el mayor, que acaba de cumplir trece años, y Lucas, el segundo. Tirso todavía es muy pequeño. Pero me hace mucha ilusión que se involucren porque creo que va a salir fenomenal y va a ser una historia familiar, de futuro. Me gusta que sepan lo que cuesta sacar las cosas adelante También su suegro, Simeón de Bulgaria, ha estado enterado de todo desde el principio. Antes de empezar le consulté para ver qué le parecía y me dijo que genial. Como cada vez que he ido a Bulgaria he vivido en su casa, le he enseñado los logotipos, los prototipos, el diseño, todo. Ha seguido el proce- Un camino complicado Gama de productos de la firma, de la que es presidenta y directora general Carla Royo- Villanova El agua de rosas es maravillosa de verdad. Tiene tantísimas propiedades que permite hacer el producto sin demasiados ingredientes. Y los resultados en la piel son fantásticos