Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID MAFIA POLICIAL EN COSLADA UN PLENO CRISPADO Y BRONCO SÁBADO 17 s 5 s 2008 ABC (Viene de la página anterior) gobernantes. Sois unos irresponsables La última, una joven que le tachó de fascista y dictador. Si es tan valiente le ruego que lo repita le retó el alcalde. Impone sus ideas por encima de las ajenas a toda costa le espetó la joven. Dos agentes municipales se la llevaron de la sala. Las puyas y acusaciones entre el equipo del gobierno y la oposición marcaron el debate. Llevamos 10 meses en el gobierno y si el alcalde tiene una foto con Ginés, Rubalcaba y Tomás López habría que ver las que tiene usted que ha gobernado cuatro años le dijo la concejal del PSOE, María Teresa González Ausín a López (PP) Uno de los momentos de mayor tensión se produjo cuando el PP, que había presentado enmiendas a la propuesta de comisión de investigación del tripartito, supo que lo había hecho fuera de plazo, 16 minutos después del tiempo estipulado por el reglamento La sala tronó: ¡Qué vergüenza! Arreciaron los murmullos entre el público: ¿No se va a debatir? ¡Qué morro! se oyó. Al final, se leyeron y se votaron. Uno de los concejales que más rechazo provocó fue Murillo. Dijo que Ginés era un mal jefe de policía que ha estado con distintos gobiernos y que en la investigación saldrán las distintas pasividades que ha habido Dejó caer que las Bescam y sus jóvenes agentes pudieran estar relacionados en la trama. No, si al final la culpa la va a tener Aguirre dijo alguien. En un turno de palabra, el portavoz del PP pidió la dimisión de Viveros y Murillo porque están en el gobierno y son los que tienen que dar explicaciones; nosotros estamos para ejercer el control, sino, ¡quítese de ahí! En el PP no dimite nadie y no tiene derecho a pedirme eso. Si yo tengo 10 meses de responsabilidad ustedes tienen 4 años le espetó Viveros. Cómo se le da la vuelta a todo. Esto es surrealista clamaban muchos cosladeños. ¡Qué morro! El portavoz popular pide al alcalde socialista que le esposen como protesta por la expulsión del pleno de algunos vecinos DE SAN BERNARDO Tensión, gritos y empujones Los vecinos exigen a gritos que se investigue la gestión urbanística de la ciudad, área controlada siempre por el PICs ¿Dónde está Huélamo? entre los gritos más coreados ante el Ayuntamiento GUILLERMO D. OLMO MADRID. Los vecinos de Coslada volvieron ayer a exigir a gritos responsabilidades. Agolpados a las puertas de un Ayuntamiento, el suyo, al que la mayoría de ellos no pudieron acceder, reclamaron a gritos conocer la verdad de todo lo que se cocía en el Consistorio. Mientras puertas adentro políticos de uno y otro signo acordaban la creación de una comisión de investigación en la que pocos confían, afuera, bajo la lluvia, decenas de cosladeños indignados se preguntaban a voces: ¿Dónde está Huélamo? en referencia al ex alcalde y concejal de Urbanismo, José Huélamo. Uno de los más encendidos ayer era Noé Domínguez. Noé forcejeó con los dos policías locales que negaban a los vecinos allí congregados el acceso a una sala de plenos ya atestada. Mientras vociferaba: No quiero que me lo cuente la prensa, quiero verlo yo mismo! este cosladeño intentó en vano entrar al edificio. Poco después pudimos saber el porqué del enfado de este vecino. Noé denuncia que la mancomunidad a la que pertenece viene su- El PIC dejará Seguridad, pero se aferra a Urbanismo El concejal de Seguridad y Urbanismo, Antonio Murillo, del PIC, renuncia sólo a la primera de estas concejalías. En declaraciones a ABC explicó que con esto considera asumidas sus responsabilidades por la tremenda conmoción vivida tras destaparse el escándalo del Bloque Murillo reconoció que en Coslada vienen registrándose graves problemas en cuestiones de licencias pero no se plantea renunciar al control de una área clave del gobierno municipal. friendo los abusos del área de Urbanismo desde los tiempos en que José Huélamo era su responsable. La tentativa frustrada de Noé fue secundada por otros presentes. Alguna señora de mediana edad intentó que el gentío se arrancara con el grito de ¡somos el pueblo, que nos dejen entrar! pero un chaparrón pasajero ahogó este conato de rebelión, para alivio de los dos agentes municipales que a duras penas contenían el empuje de los vecinos. Lo que se generó a continuación fueron numerosos corrillos en los que la mayoría tenía claro por dónde tirar si fueran ellos los integrantes de la comisión de investigación creada ayer. Que investiguen a Huélamo y cómo ha engordado su patrimonio, y que miren por qué el PIC siempre se ha asegurado