Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17- -5- -2008 MADRID www. abc. es madrid 49 El primer pleno tras el escándalo de corrupción política provocó el llenó total en el salón municipal y la ira desatada de los vecinos, que mostraron su indignación ANGEL DE ANTONIO ¡Qué vergüenza! clamor en Coslada El gobierno tripartito, con el apoyo del PP, aprobó en un tenso pleno investigar la trama de corrupción policial cuando acabe el proceso judicial s El alcalde expulsó a tres vecinos que se encararon con él. Le espetaron: Viveros, dimisión y Fascista M. J. ÁLVAREZ MADRID. Mucho ruido y pocas nueces. Así transcurrió ayer el tenso, caldeado y larguísimo pleno celebrado en el Ayuntamiento de Coslada, en el que, al final, todos los grupos con representación municipal- -PSOE, IU y Plataforma de Izquierda (PIC) que gobiernan- -y el PP, aprobaron crear una comisión de investigación para analizar la trama de corrupción que ha llevado al máximo responsable de la Policía Local, Ginés Jiménez, y a doce agentes a la cárcel. Quienes esperaban alguna dimisión, como la de Antonio Murillo, concejal de Seguridad (PIC) se quedaron con las ganas. El PP, que había anunciado su voto en contra de dicha comisión en los términos anunciados por el tripartito cambió de postura. Queríamos evitar la utilización de nuestro voto en contra, aunque no entendemos que aludan sólo al equipo de gobierno para darse autobombo y no a toda la corporación subrayó el ex alcalde y portavoz del PP, Raúl López. La segunda razón para oponerse era que el PP exigía que se creara de inmediato, antes del 1 de junio, mientras que el gobierno municipal prefiere que se haga cuando acabe el proceso judicial para no contaminarlo indicó el alcalde, Ángel Viveros (PSOE) Los gritos e insultos de los vecinos a sus representantes políticos, exigiendo las cabezas del actual alcalde, Ángel Viveros (PSOE) y del concejal de Seguridad- ¡Vete! clamaban- -fueron abundantes. Las continuas llamadas de atención del regidor, solo a los concejales del PP, a los que no se cansó de pedir silencio talante y respeto, como hago yo provocaron los abucheos, las risas y la ira del público. El alcalde no se cansó de pedir orden a los vecinos, a los que amenazó, al comienzo, con desalojarles del pleno. Les regañaba cuando le pedían explicaciones o le abucheaban. ¡Fuera! ¡Viveros dimisión! Que os vayáis todos clamaba el público, dividido. Unos jaleaban al PP y otros criticaban a López y pedían su cabeza. Fueron tres los cosladeños expulsados. El primero, por tacharle de antidemocrático El segundo, porque no pudo contener su ira. Este pueblo no se merece a sus (Pasa a la página siguiente)