Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL SÁBADO 17 s 5 s 2008 ABC HERIDA QUE SUPURA VENEZUELA- COLOMBIA: LA De confirmarse el apoyo a las FARC, Caracas podría verse incluida en la lista de los que financian el terrorismo, con graves consecuencias caminado las negociaciones con el Ejército de Liberación Nacional. Y cuenta con un Ejército bien dotado y mejor instruido, al tiempo que dispone de un amplio apoyo de la población, cansada de años de violencia. Sin duda, mucho han tenido que ver en ello los 50.000 millones de dólares del Plan Colombia financiados por EEUU. Para Venezuela, temerosa del creciente poder de Colombia, ha sido muy fuerte la tentación de emplear a las FARC como vehículo de expansión ideológica y de mecanismo de desestabilización del gobierno de Bogotá. Pero ésta puede ser una trampa mortal para Chávez. De confirmarse su apoyo a un grupo considerado como terrorista incluso por la UE, Caracas podría verse en la lista de países que financian el terrorismo internacional, con las graves consecuencias que se podrían derivar. Hoy día las FARC están muy desprestigiadas, han perdido su encanto inicial de lucha por la desigualdad social y contra la corrupción, a duras penas mantienen un débil apoyo popular mediante el terror, y están involucradas en todo tipo de actividades criminales, como secuestros, extorsiones y protección del narcotráfico. A todo ello se añade la rivalidad económica. Con la mejor de las intenciones, Chávez estableció precios fijos para todos los productos, pero lo que ha provocado es un lucrativo contrabando con otros países. En las zonas fronterizas, la población más humilde carece de leche, huevos y verduras, creándose enormes tensiones sociales y la caída en picado de la popularidad del presidente. El combustible, comprado a 4 céntimos de euro en territorio venezolano, se vende en Colombia 20 veces más caro, generando pérdidas enormes a Caracas, con el beneplácito de Bogotá, a quien no le importa el origen mientras los minoristas paguen sus impuestos locales. Así, 3,5 millones de litros cruzan impunemente la frontera cada año. Nada nuevo bajo el sol iberoamericano. Sólo sorprende la prudente postura adoptada por Cuba, signo inequívoco del gran cambio que se está fraguando. Teniente Coronel, profesor de Estrategia y Relaciones Internacionales en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (CESEDEN) Pedro Baños ás allá de las apariencias, en el trasfondo de la crisis suramericana está la supervivencia de los Estados, la tradicional pugna por el dominio de la zona entre sistemas políticos opuestos y la rivalidad económica. Los problemas fronterizos vienen de antiguo. El Congreso de Venezuela y la Constitución de Nueva Granada, de 1830 y 1831, crearon una indefinición en los límites tras la disolución de la Gran Colombia. Bogotá nunca ha dejado de reclamar la Península Guajira, que le daría el control de la mitad del Golfo de Venezuela, lugar privilegiado por sus recursos energéticos. Este antiguo ingrediente se ha visto aderezado por el choque ideológico. Por un lado, el sistema socialista- progresista liderado por el presidente Chávez y plasmado en su Iniciativa Bolivariana para las Américas (proyecto ALBA) que pretende liberar a los pueblos del sometimiento de los países más desarrollados, encabezados por EEUU. Por otro, el movimiento conservador, representado por el principal aliado norteamericano en la zona, Colombia, y respaldado por la potente elite económica dominante en estos países. El presidente colombiano, Álvaro Uribe va ganando de calle. De un país al borde del desmoronamiento, colapsado por la rampante criminalidad y los permanentes secuestros, ha conseguido arrinconar a los guerrilleros de las FARC en limitadas zonas selváticas, poner orden en el caos del narcotráfico e imponer la presencia institucional en todo el territorio. Con una economía que se va consolidando, ha desmovilizado a 31.000 paramilitares de las Autodefensas Unidas, y en- M Cola de votantes ante un colegio electoral, ayer en Santo Domingo AP Votos en República Dominicana a ritmo de reggaeton Las encuestas a pie de urna daban a Leonel Fernández una amplia victoria, que lo llevaría a su tercer mandato MANUEL M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL SANTO DOMINGO. En la República Dominicana quedan muy lejos los tiempos en que la Presidencia del país se la disputaban inteletuales de la talla de Juan Bosch o políticos de la rectitud de José Francisco Peña Gómez. Ayer, tras una campaña banal y populachera Pa lante, presidente ha sido el lema del actual gobernante) vivida a ritmo de reggaeton casi seis de los más de nueve millones de dominicanos debían otorgar un tercer mandato a Leonel Fernández, con la única duda de si superaría el cincuenta por ciento de los votos necesarios para obviar la segunda vuelta. Ese tono masivo y simplón de la campaña no se ha visto acompañado, como en anteriores ocasiones, por una violencia desmesurada. El suceso más grave se produjo en la noche del miércoles en Villa Vásquez, cuando un enfrentamiento entre simpatizantes de partidos rivales se cobró la vida de tres personas. Con una participación que- -vistas las colas en los colegios electorales desde temprana hora del viernes- -se esperaba alta, la población decidía si repetir los resultados que, en 2004, llevaron a Fernández a la Jefatura del Estado. Entonces, el candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) sumó el 57 por ciento de las papeletas, frente al 34 por ciento del entonces presidente y aspirante a la reelección por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) Hipólito Mejía. En las tres últimas convocatorias, las encuestas de Gallup y de Penn Schoen son las que más se han acercado a los resultados finales. Esta vez, según una encuesta a pie de urna de la empresa Penn, Schoen Berland, Leonel Fernández, ganó las con el 56 por ciento de los votos, lo que le otorgaría la reelección en primera vuelta. El vicepresidente de Penn, Schoen Berland, Andrew Claster, dijo a Efe que, según la encuesta, el candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) Miguel Vargas Maldonado, quedó en segundo lugar con el 39 por ciento de los votos, mientras que el abanderado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) Amable Aristy Castro, obtuvo el 4 por ciento. A falta del escrutinio, que se realizará durante las primeras horas del sábado, la victoria de Leonel Fernández parece un hecho, dado el escaso carisma de sus contrincantes, la buena gestión macroeconómica de estos cuatro años, aunque ésta no haya mejorado las condiciones de vida de ese tercio de la población que subsiste en el umbral de la pobreza, y las medidas populistas aplicadas por el Gobierno en los últimos meses. Entre estas políticas destaca el empleo de recursos públicos para el subsidio de productos de primera necesidad. El voto en el extranjero, con más de 150.000 inscritos, puede ser determinante para que Fernández logre el porcentaje necesario para evitar el balotaje. La campaña electoral llegó hasta Nueva York, donde residen 60.000 votantes. Le sigue España, con más de 31.000 censados. El cónsul general en Madrid, Marcos Cross, ha sido también coordinador general de campaña del PLD en la Unión Europea. Según sus datos, entre el 70 y el 80 por ciento de los dominicanos que residen en España apoyaría a Leonel Fernández. Con el 56 por ciento El combustible, que vale 4 céntimos de euro en Venezuela, se vende en Colombia 20 veces más caro El tono masivo y simplón de la campaña no se ha visto acompañada por una violencia desmesurada