Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA La ofensiva etarra s El PNV y los proetarras contra las Fuerzas de Seguridad SÁBADO 17 s 5 s 2008 ABC El Parlamento vasco acusa de torturas a la Benemérita a las 48 horas del último crimen Aralar se negó a retirar su iniciativa, apoyada por todos los grupos nacionalistas, a pesar del asesinato de Piñuel A. L. VITORIA. Apenas 24 horas ha tardado el tripartito vasco en pasar de rendir homenaje en el Parlamento de esa Comunidad al último guardia civil asesinado por ETA a aprobar un texto en el que se acusa al Gobierno de amparar supuestas torturas de la Benemérita a etarras, nunca demostradas. Naturalmente, con los partidos que sostienen a Ibarretxe votaron Aralar- -fue quien presentó la iniciativa- -y el grupo filoetarra de las Nekanes el PCTV De esta forma, cuando no había pasado ni siquiera un día desde el entierro del guardia civil Juan Manuel Piñiel, los parlamentarios nacionalistas de la Cámara vasca- -los del PP y el PSE votaron en contra- no tenían escrúpulos en equiparar así a los verdugos con las víctimas, en sembrar dudas sobre las Fuerzas de Seguridad en lugar de atacar a los pistoleros. La ocasión buscada por Aralar para presentar ese texto fue la polémica surgida tras la detención en Mondragón de dos los asesinos de la T- 4, los sanguinarios Igor Portu y Martin Sarasola. Ocho de los guardias civiles que los pusieron a buen recaudo- -para disgusto de algunos de los que votaron la iniciativa aprobada ayer, cabría añadir- fueron acusados de torturas, sin que hasta la fecha se haya presentado ni una sola prueba de ello. Algo que importa muy poco a los parlamentarios nacionalistas, que acusan al Gobierno central de amparar a los agentes. Guardias civiles y ertzainas compartieron el día anterior a la iniciativa del Parlamento un homenaje al agente asesinado en Legutiano ras en cuanto se les arreste. La parlamentaria Aintzane Ezenarro tuvo el dudoso honor de defender la propuesta de su grupo. Condenó, eso sí, el cruel atentado de Legutiano, pero añadió de inmediato que esto- -intentar una matanza no sólo de agentes, sino también de mujeres y niños- no nos puede llevar a restar importancia a otras actitudes que también son denunciables En esta misma línea se expresaron el resto de formaciones nacionalistas, que también cargaron duramente contra PSE y PP. Desde el PNV Ge, ma González de Txabarri, afirmó, en relación a la última salvajada de ETA, que no tiene que ver una cosa con la otra por lo que acusó a ambos partidos de cometer una indecencia al tratar de llevar el debate a ese terreno. Por parte del PCTV fue Itziar Basterrika la que afirmó, no sin cierto cinismo que vivimos momentos muy duros, pero hay que trabajar entre todos para llegar a una solución Socialistas y populares no se amilanaron. El portavoz parlamentario del PSE- EE, José Antonio Pastor, calificó la propuesta de obscena cuando aún tenemos a las puertas del Parlamento la fotografía del último asesinado por ETA Desde el PP fue Carmelo Urquijo el que acusó a Aralar de no haber tenido la decencia de retirar el texto, que tachó de soberano despropósito Lo que no se puede hacer es participar ayer en un homenaje a un guardia civil asesinado y hoy arrojar dudas y cuestionar el honor de este Cuerpo, denunció. Desde Perú, el presidente AP del Gobierno se vio obligado a recordar lo obvio: que las responsabilidades penales en un estado de derecho las fijan los jueces; que las Fuerzas de Seguridad trabajan con profesionalidad y máxima exigencia; que no hay que hacer juicio de intenciones y que hay que tener responsabilidad... Y al final, una conclusión: Es una iniciativa infundada y que está fuera de contexto Más información del pleno celebrado dos días depués del asesinato del guardia Piñuel en parlamento. eurkadi. net Excepcional momento La propuesta fue aprobada después de que Aralar se negara a acceder a la petición del PSE de que la retirara en atención al excepcional momento que se vive en Álava después del atentado del miércoles contra el cuartel de Legutiano. Un argumento de peso, pero que no conmovió ni un ápice a la formación independentista. En concreto, la insólita iniciativa reprueba el amparo del Ejecutivo central a los ocho guardias civiles e insta al Gobierno a que abra una investigación interna, simultánea a la judicial- -como si ésta no fuera suficiente- con el fin de aclarar lo sucedido También propone que se abran investigaciones en futuras denuncias sobre supuestos malos tratos a etarras, que como se sabe tienen orden de denunciar tortu- Ibarretxe elige a un guardia civil para abrir su homenaje a las víctimas, criticado por Covite ABC BILBAO. El mismo día que en el Parlamento vasco- -excepto PP y PSOE- -se aliaba con los proetarras para denunciar las presuntas torturas que, a su juicio, comenten las Fuerzas de Seguridad, la Dirección de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Ejecutivo de Ibarretxe anunció que un agente de la Guardia Civil será el primero en intervenir en el acto que tendrá lugar en el Kursaal de San Sebastián en homenaje a las víctimas del terrorismo, A este acto no acudirá la asociación mayoritaria de víctimas del País Vasco, Covite. Este colectivo descartó su presencia al conocer que se había invitado al mismo a la asociación de familiares de presos etarras, lo que para Covite supone dar cobertura política y social al terrorismo El PP también rechazó acudir al acto por la misma razón. Según la versión oficial, el evento pretende servir para honrar la memoria de Juan Manuel Piñuel, asesinado por ETA en el atentado contra la casa cuartel de Legutiano, y reconocer la labor que desempeñan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la lucha contra el terrorismo. El agente que comenzará las intervenciones, Leoncio Sainz, resultó gravemente herido en un atentado terrorista cometido en Galdácano el 15 de Octubre de 1984, junto a otros dos compañeros de la Benemérita. Tras él intervendrán el padre del mosso d Esquadra Santos Santamaría, asesinado en la localidad gerundense de Rosas en 2001; Jesús Mari Arana, hijo de Liborio Arana, asesinado en 1980 por los denominados Grupos Antiterroristas Españoles y el hijo de Juan Manuel García, a quien ETA mató ese mismo año en San Sebastián.