Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo VIERNES 16- -5- -2008 ABC ESCARABAJOS ESPÍA PARA EL PENTÁGONO La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Defensa (Darpa) desarrolla un cyborescarabajo que vuela teledirigido y puede realizar tareas de espionaje Larva de escarabajo Microcontrolador 170 miligramos (peso total: 240 mg) Escarabajo 2 gramos (2.000 miligramos) 3 Control de vuelo La dirección en que vuela el insecto es ordenada por el microcontrolador y transmitida por los destellos luminosos 1 Implantación son Los diversos electrodos Cyborcucaracha los japoneses abrieron la puerta El primer cyborinsecto de la historia, que se sepa, fue desarrollado hace tres años por ingenieros japoneses de la Universidad de Tokio que, a partir de un ejemplar de Periplaneta americana, una robusta cucaracha, obtuvieron un híbrido de coleóptero y robot capaz de ser teledirigido en la búsqueda de víctimas enterradas bajo los escombros tras un terremoto o un atentado. Se destinaron al proyecto nada menos que 4,15 millones de euros. Sustituyeron sus antenas por minicámaras y diversos artilugios capaces de captar y emitir información. Tras el desarrollo de diversos prototipos, han logrado reducir sensiblemente el volumen y el peso de los aparatos acoplados al insecto, pero la cyborcucaracha resulta todavía muy limitada en sus movimientos y en su vida útil implantados en el insecto en su fase de larva o crisálida, antes de su metamorfosis, para que sean reabsorbidos en sus tejidos Microcontrolador TI MSP 430 Batería 2 estimuladores en las alas 2 Elementos del sistema Una mochila microcontrolador, electrodos en los músculos que mueven las alas y en el tronco cerebral, y un estimulador visual Estimuladores neurales Estimulador visual Se iluminan los led de la derecha El escarabajo gira a la derecha Escarabajo adulto El tamaño mínimo del escarabajo debe ser de dos centímetros El estimulador visual consta de cinco LED emisores de destellos luminosos Cyborescarabajos de élite La agencia Darpa, que trabaja en proyectos de investigación avanzada para el ejército de los Estados Unidos, desarrolla un coleóptero cuyo vuelo es teledirigido a voluntad de forma que pueda realizar tareas de espionaje POR S. BASCO MADRID. Desde los elefantes de Aníbal cruzando los Alpes hasta las abejas entrenadas para localizar armas de destrucción masiva por el olfato, pasando por las palomas mensajeras, los infelices pájaros detectores de gases o los delfines cazaminas todos los ejércitos del mundo han reclutado efectivos especializados en el reino animal. Y los burros bomba de los radicales palestinos no son, evidentemente, el ejemplo más sofisticado. Este lugar de honor lo ocupará por derecho propio el cyborescarabajo desarrollado por Darpa- -Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Defensa- -por encargo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Darpa formalizó la presentación pública del concurso de ideas para su proyecto, englobado bajo el epígrafe Hi- MEMS (Hybrid Insect- Micro Electro Mechanical Systems) el 9 de marzo de 2006. Pues bien, dos años después, la aportación más brillante al programa acaba de ser presentada en la conferencia internacional MEMS 2008, en Tucson (Arizona) por un equipo científico de la Universidad de Michigan. en el tronco cerebral y en los músculos encargados de batir las alas, y un estimulador visual. El asombroso resultado es que el cyborescarabajo vuela teledirigido a voluntad. En las primeras pruebas consiguieron que el insecto volara en círculos, ora a izquierdas, ora a derechas, incluso que avanzase en zig- zag. Una vez perfeccionado el sistema han logrado que este coleóptero, émulo de Schwarzenegger, despegase y aterrizase, virase hacia ambos lados, se detuviese y realizase un buen número de movimientos, siempre en vuelo bajo control. Vamos, un microhelicóptero con cuerno. El modelo básico debe partir de un insecto volador robusto, de al menos dos centímetros de longitud y dos gramos de peso. Debe acostumbrarse, como una pequeña mochila, a un microcontrolador- -Texas Instruments MSP 430- -de un peso de 62 miligramos. Será su centro de mando, un cerebro electrónico, capaz de enviar señales tanto a los electrodos implantados en el cerebro como a los de los músculos encargados del vuelo al batir las alas. El microcontrolador es alimentado por una pequeña pila de ión- litio que, con sus 170 miligramos, es el elemento más pesado del equipo de combate En vuelo, el intrépido cyborescarabajo moverá un mínimo de 240 mg. Los investigadores han descubierto que los mejores resultados se obtienen al implantar los electrodos- -están fabricados en silicona y poliimida, un polímero de moléculas de imido- -al insecto en la fase de pupa o crisálida, antes de su metamorfosis, ya que los tejidos están aún por formar y son capaces casi de absorber e integrar los implantes. Las mentes sensibles y los defensores de los animales deben saber que en el proceso de implante la mortalidad de los insectos oscila entre un 20 y un 80 por ciento, dependiendo del lugar en que se insertan los electrodos. Se trata de un oficio peligroso. La función del estimulador visual es fundamental, ya que se encarga de dirigir al insecto espía. Conectado también el microcontrolador, consta de varios pares de microleds minúsculas luces destellantes situadas de izquierda a derecha. ABC Carlos Aguilera Led emisores de luz (1 mg cada uno) Se iluminan los led de la izquierda El insecto gira a la izquierda Un oficio peligroso Una mochila ordenador Se trata de un cyborescarabajo -Cyborg, cibernetics organism- es decir, una criatura híbrida, medio orgánica, medio electromecánica- -en la mejor línea de Terminator- obtenida a partir de una variedad de escarabajo rinoceronte, en concreto un espécimen de Dynastes tityus, al que se le han implantado una pequeña mochila- ordenador, unos electrodos En respuesta a la posición del flash recibido, el escarabajo volará hacia la izquierda o la derecha. Funciona como un centro de control de vuelo. ¿Y qué hacer con este cyborg Pues la idea del Pentágono es que estas máquinas- insecto desarrollen tareas de espionaje en espacios cerrados o en escenarios de dimensiones limitadas. Una vez perfeccionado al máximo el control de vuelo, el siguiente paso será adaptar al coleóptero una minicámara. Entre los detalles del proyecto divulgados en la MEMS 2008, y por la revista on line Technovelgy. com, no consta que el ejército norteamericano haya contemplado la posibilidad de que su cyborescarabajo pueda ser derribado por un simple insecticida. Ni siquiera haría falta fuego antiaéreo. Tampoco consta la cuantía de los fondos que maneja Darpa. Pero sí puede deducirse que la agencia prosigue en la línea de experimentos abierta hace tres años por investigadores de la Universidad de California. Su misión es convertir una cucaracha en una central processing unit la CPU de un ordenador con antenas y patas. Más información sobre el proyecto: http: www. darpa. mil mto program s himems index. html