Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES deESTRENO VIERNES 16 s 5 s 2008 ABC Honeydripper EE. UU. 2007 125 minutos Género- -Drama Musical Director- -John Sayles Actores- -Danny Glover, Charles S. Dutton, Stacy Keach Tres acordes y la verdad JAVIER CORTIJO John Sayles es un explorador, y encontrador, de paraísos perdidos, sea en la isla de las focas, el prestado territorio mágico de Spiderwick o, sobre todo, el deep blue Sur de sus entretelas, aunque en su pasaporte ponga que nació en Nueva York. Ahora, su brújula se ha parado, o ha enloquecido, en otro de esos márgenes del camino que tanto le gustan: el Honeydripper, bareto desconchado y especializado en licor pantanoso donde se dice que el auténtico rock and roll dio sus primeros contoneos. Sin embargo, por mucho que en Alabama naciera W. C. Handy, el genuino padre del blues y aullara Howlin Wolf al sol de Sun Records, la intención de Sayles no es hacer un mapa físico y sentimental de los surcos perdidos de la verdadera música jonda del siglo XX, a la manera de Wim Wenders rastreando las huellas suecas de J. B. Lenoir en The soul of a man El autor de Lone Star (uno de los pocos fabuladores puros de Hollywood, como demuestra su memorable disertación sobre el primer piano tocado por manos de color de la historia) agarra firmemente su national guitar, que diría Paul Simon, y desgrana con maestría algunos acordes de la sociedad yanqui de 1950, cuando los afroamericanos eran sencillamente negros y su mejor amigo seguía siendo el algodón. Y como la música es un lenguaje universal, los problemas del gran Danny Glover y sus colegas son exactamente iguales a los de cualquier hijo de vecino, blanco o amarillo, de entonces o ahora. La diferencia es que ellos los resolvían moviendo el esqueleto con la armónica a tope y departiendo con un fantasma ciego propietario de la segunda guitarra más cool del mundo (la primera pertenece al diablo) Cuestión de clase y talento. Una imagen de la película Sentencia de muerte ABC Sultanes México, España 2007 98 minutos Género- -Thriller Director- -Alejandro Lozano Actores- -Tony Dalton, Jordi Mollà, Ana de la Reguera, Silverio Palacios, Celso Bugallo Ladrones de tópicos FEDERICO MARÍN BELLÓN Tony Dalton escribe y protagoniza el último intento del cine por cometer un atraco más o menos perfecto (desde la primera secuencia queda claro que bien del todo no sale) y seguir sorprendiendo al mismo tiempo. Ya es suficientemente difícil planear un robo de doce millones de dólares como para conseguir también la complicidad del público. El género ha producido a granel obras maestras, productos entretenidos y auténticos bo- drios. Más allá de dónde se encuadra Sultanes que desde luego no es en la última categoría, su peor enemigo es justo esa sobreabundancia, unida a un título insulso y nada evocador. El espectador ha visto tanto butrones, tomas de rehenes y engaños alrededor de un botín que para rizar un poco más el rabo de cochinillo en que se suelen convertir este tipo de películas hay que rozar el disparate o rendirse al tópico. En lo referente a la puesta en escena, la cinta prefiere siempre caer del lado de lo malo conocido. Los actores, por el contrario, optan por el exceso, sobre todo los españoles, algunas veces al borde de la comedia involuntaria. Por lo demás, hay pocas cosas más entretenidas que un buen atraco y, salvo un pequeño bache a medio camino, el viaje se hace del tirón. Kevin Bacon, padre con mucho coraje en Sentencia de muerte James Wan filma un alegato contra el poco sentido y significado de la violencia ABC MADRID. La venganza servida en en un frío plato de sangre caliente. Así se escribe la historia de Sentencia de muerte la última bala perdida salida del Winchester 37 del aseado director James Wan, y en donde Kevin Bacon reparte cantidades industriales de tocinillo del cielo. Pero a Bacon, que en Sentencia... interpreta a un padre modélico de familia ejemplar, la vida se le incendia en una gasolinera. Una banda de pandilleros irrumpe en ella para torturar y matar al vendedor, y después a Brendan, uno de los hijos de Bacon, que al correr desesperadamente para auxiliar a su vástago desenmascara a uno de los criminales asesinos: un tal Joe, que es arrestado. El sistema falla en última instancia, y Joe vuelve a la jungla del asfalto. Revestido de padre coraje, Bacon se conjura: ojo por ojo, diente por diente, Brendan por Joe. Jura vengar la muerte de su hijo, y a fe que lo consigue. Pero el olor de sus ensangrentadas manos llega a la nariz de Billy, hermano de Joe. La vendetta amanecerá en la puerta oscura del odio. El espectador deberá, por lo tanto, desplegar su paraguas para que no le salpique la sangre y el sudor del intercambio de golpes mortales. La historia de esta película es muy de Shakespeare- -ilustra James Wan- El tema de la venganza es atemporal. Es una de nuestras emociones más primarias. Con Sentencia de muerte hemos tomado una historia clásica para darle un toque contemporáneo Una suerte de tragedia clásica en la que un tipo con los ojos inundados en sed de venganza lucha contra sus propios demonios internos, aboca su vida a la destrucción, y descubre la falta total de sentido que encierra la violencia. Mi personaje no puede lavar la sangre de sus manos- -reconoce Bacon- La mancha roja está allí, y se vuelve para atormentarlo Bacon y Billy chocarán como carneros defendiendo sus manadas en la yugular del espectador. Sentencia de muerte País 2007 106 minutos Género- -Drama Director- -James Wan Actores- -Kevin Bacon, Kelly Preston, Garrett Hedlund Charles Bronson ha vuelto JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Parece que Clint Eastwood conoce a Kevin Bacon de hace tiempo, y no sólo por Mystic River Seguro que le aleccionó bien respecto a estas películas de venganzas tumultuosas, tiros a la yugular y sangre en la mirada. Claro que también le tenía que haber advertido del riesgo de meterse en estos berenjenales. El film es una resurrección de Charles Bronson en toda la regla. Un padre de familia normal y corriente que acaba convirtiéndose en un justiciero social de primer orden. Tema pues muy manido. Empero, sabemos que hay maneras y maneras de contar la misma historia. Y lo que ha hecho James Wan (una leyenda ya por la tremenda Saw ha sido un cóctel de pastillas ensangrentadas que se toman con una buena dosis de Taxi Driver con tiro posterior en el cuello incluido y sentada posterior a la espera de la caballería. Todo lo que Wan consigue visualmente, que es mucho, se le va por el sumidero del guión, que es convencional y poco creíble desde que un tipo que apenas sabe amartillar un arma acaba siendo, en apenas dos horas, el Manco de La muerte tenía un precio El resumen es un espectáculo despiadado de armas, pólvora y morder la bala con mucho de artificio, pero perfecto para los amantes del dale caña que sangra La crisis carnívora España 2008 85 minutos Género- -Animación Director- -Pedro Rivero Voces- -Enrique San Francisco, Jose Coronado, Pablo Carbonell Cierra la maldita boca J. C. No hay manera: el cine español de animación no sale de la edad del pavo más cruel y tontaina. Véase esta película, fascinada, como todo adolescente, ante el proferir ininte- rrumpido de tacos puestos en boca y hocico de cerdos, cocodrilos y hienas, enfrascados en un guión descabezado, aunque remita a Rebelión en la granja de Orwell. Y si además la troquelada técnica en flash de la película supura feísmo y diseño subdesarrollado, el desastre es total. De remate, la promocionan pirateando sin vergüenza blogs de cine. En fin, que a muchos nos gustan Happy tree friends Doctor Alce o Bill Plympton, pero esto es gato cojo por liebre. Más información sobre la película: www. deathsentencemovie. com