Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 s 5 s 2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 83 CLÁSICA Cuarteto Alban Berg Obras de F. J. Haydn, A. Berg, L. van Beethoven. Intérpretes: cuarteto Alban Berg. Lugar: Auditorio Nacional de Música. Madrid. Adiós a un cuarteto ANDRÉS IBÁÑEZ Concierto de despedida. La última gira del cuarteto Alban Berg. El último concierto que darán en España. La última vez que podremos oírles en directo. Inútil hablar del virtuosismo de los Alban Berg, de su belleza de tono, de su maravilloso control de las dinámicas, de su empaste milagroso. El cuarteto está claramente dominado por su primer violín, Günter Pichler, un intérprete maravillosamente expresivo y que tocó esta noche con la libertad y la desinhibición del que ha hecho plenamente suya la música que intrerpreta hasta el punto de que ésta se ha convertido en algo así como una lengua propia, aunque a veces escuchába- mos con más interés el estilo mucho más austero de Isabel Charisius, la viola del cuarteto. Inolvidables sus exposiciones del tema del himno del convaleciente del cuarteto opus 132 de Beethoven, que el cuarteto interpretó como una inconsútil seda de sonido poseída por una hipnótico impulso hacia delante. Un estilo algo agresivo, de feroz raspado de crines de caballo sobre las cuerdas de tripa: la figura inicial del cuarteto de Berg, por ejemplo, a cargo del segundo violín, Gerhard Schulz, se convertía en un gruñido más que en una secuencia audible de notas. Es una curiosa contradicción que muchas veces los intérpretes más refinados y virtuosos son los que se abandonan a los sonidos más broncos a causa del infinito dominio de sus dedos. Como también a los tempos excesivamente rápidos que, a mi juicio, desfiguraron los movimientos extremos del op. 132 de Beethoven. Pero a lo mejor estas velocidades extremas son la forma en que los miembros del cuarteto Alban Berg nos dicen adiós. Hay dos tipos de finales: uno consiste en tocar cada vez más despacio, como en la Novena sinfonía de Mahler, y otro consiste en tocar cada vez más rápido como en la Novena sinfonía de Beethoven. Los del Alban Berg eligieron la segunda manera de despedirse, quizá para decirnos que en la vida y en la música todo sucede muy rápido y que es importante darse cuenta de que las bellas melodías apenas un instante están con nosotros. AP Verdi se traslada a la Zona Cero Hasta el 30 de mayo se puede ver en la Ópera de la ciudad alemana de Erfurt una nueva y polémica producción de Un ballo in maschera de Verdi, que el director de escena austriaco Johann Kresnik ha situado en las ruinas de las Torres Gemelas, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. Una forma de despedirse ROCK The Romantics Lugar: Sala Joy Eslava. Madrid. Fecha: 8- 05- 08 Arsenal de fogueo PABLO CARRERO Desde los tiempos de su formidable primer álbum, cuyo sencillo What I like about you sonó sin descanso en las emisoras de la FM madrileña de la época, los Romantics son un grupo particularmente apreciado por el público de esta ciudad. Tras el fiasco de su prime- Inútil hablar del virtuosismo de los Alban Berg, de su belleza de tono, de su maravilloso control de las dinámicas, de su empaste milagroso ra visita, hace ahora seis años, esta segunda visita se presentaba como la forma de saldar una deuda pendiente. Y lo fue solamente a medias. En esta ocasión estaba el grupo al completo- -no la formación original, pero sí la que mantienen más o menos estable desde hace algún tiempo- -pero, si no faltaron músicos, sí faltaron canciones. A pesar de la dudosa selección del repertorio, el grupo se mostró en buena forma, con un Wally Palmar- -cantante y papel principal de la banda- -entusiasta y crecido ante el sobresaliente recibimiento dispensado por el público madrileño. Empezaron con demasiado material de segunda fila, pero ya bien entrado el concierto sonaron algunos de sus clásicos: por supuesto, el imbatible What I like about you Tomboy Nacional Breakout la versión del She s got everything de los Kinks que incluían en su primer disco... pero también sonó ese espanto de rock discotequero que es Talking in your sleep -su mayor éxito, por cierto- -y otro buen montón de canciones más bien mediocres. Una lástima porque, aunque hubo momentos gloriosos, los Romantics tienen armamento como para ofrecer bastante más.