Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos VIERNES 16- -5- -2008 ABC Tríptico, 1976 de Francis Bacon, durante su exposición antes de la subasta AP Bacon se alza como el artista contemporáneo más cotizado de la Historia en subasta Tríptico, 1976 vendido en Sotheby s de Nueva York por 86,2 millones de dólares, es la cuarta obra más cara subastada nunca ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. ¿Recesión? ¿Qué recesión? se hacía la loca una marchante de Chelsea consultada por The New York Times a la salida el pasado miércoles de una subasta en Sotheby s, que más bien parecía un lanzamiento de la NASA. En una sola noche se vendieron obras por valor de 233.658.680 euros. Es la mejor venta de toda nuestra historia proclamaba Tobias Meyer, el subastador estrella de la casa. Tríptico, 1976 de Francis Bacon, se convirtió en el cuadro más caro de Bacon, de Sotheby s y del arte contemporáneo en subasta al venderse por 86,281 millones de dólares (sumando comisiones) casi 56 millones de euros, bastante por encima de las estimaciones más optimistas. Bacon solía decir que sus trípticos eran lo más logrado y significativo de su pintura, que, según él, nunca consiguió aunar todas sus percepciones en una sola imagen. Tampoco ver el mundo como una sucesión de estampas aisladas. Su visión era más estrechamente consecutiva. ¿Cinematográfica tal vez? En todo caso, un éxito de crítica y de taquilla. Tríptico, 1976 una ingente visión de una figura humana acechada por los buitres, donde parecen darse cita las furias clásicas de Orestes y los demonios más íntimos del propio Bacon, arrasó el miércoles en Nueva York. Este tríptico se exhibió por primera vez en París en el mismo año que proclama su título. Allí mismo lo adquirió la familia Moeuix, propietaria de los vinos Château Pétrus, que no lo ha soltado durante más de treinta años. El miércoles tres aspirantes a apoderarse de la obra pujaron ferozmente por teléfono hasta el final. La sala contuvo el aliento cuando la puja rebasó los 50 millones de euros. El subastador, Tobias Meyer, se encaró con Patti Wong, presidente de Sotheby s en Asia, y la emplazó a ser valiente en representación de su cliente, que así espoleado se estiró medio millón de dólares más. Pero era su última palabra. ¿Seguro? ¿Incluso si yo le suplico que suba un poco más? coqueteó Meyer. Pero el asiático o la asiática se quedó con las ganas, y el trofeo fue a parar a un coleccionista europeo- -o europea- cuyo nombre no ha trascendido. Esta venta supera al anterior récord en subastas de arte contemporáneo, que hasta ahora ostentaba el Centro Blanco de Mark Rothko, vendido por casi 47 millones de euros. Curiosamente, otro cuadro de Rothko, Naranja, Rojo, Amarillo fue el inesperado patito feo de la noche en Sotheby s, que daba por hecho que lo adjudicaría por no menos de 45 millones de euros. Pues se les quedó para vestir santos. Por lo demás, fue una noche triunfal. Bacon subió a los altares como el pintor contemporáneo muerto más caro casi a la vez que el que fue su gran amigo, Lucian Freud, conquistaba idéntica dignidad entre los pintores vivos, aventajando a Jeff Koons, Damien Hirst, Jasper Johns y Gerhard Richter. Richter fue otro de los que dieron la campanada el miércoles. Su Pintura abstracta de 1990 se vendió por 9.710.000 euros, a medio camino entre el doble y el triple de lo estimado. Y no fue el único. Robert Rauschenberg, fallecido sólo dos días antes, colocó por todo lo alto tres obras. Los compradores se las quitaban a los vendedores de Los cuadros más caros En venta privada N 5, 1948 de Pollock (140 millones de dólares) Mujer III de De Kooning (137,5 millones) Retrato de Adele Bloch- Bauer I de Klimt (135 millones) En subasta Muchacho con pipa de Picasso (104,1 millones) Retrato de Dora Maar con gato de Picasso (95 millones) Retrato de Adele Bloch- Bauer II de Klimt (87,9 millones) Tríptico, 1976 de Bacon (86,2 millones) Retrato del Dr. Gachet de Van Gogh (82,5 millones)