Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID www. abc. es madrid VIERNES 16- -5- -2008 ABC Detienen a empresarios de Coslada por pagar al Bloque para acabar con negocios de la competencia Dueños de locales de ocio y restaurantes han sido imputados por cohecho s Esperan ahora a declarar ante el juez s La Policía arranca la segunda fase de la operación Bloque MIGUEL OLIVER MADRID. No todos los empresarios y restauradores eran víctimas de las presuntas extorsiones del jefe de la Policía Municipal de Coslada, Ginés Jiménez Algunos, según fuentes policiales, eran hasta cómplices. La Brigada de la Policía Judicial de Madrid ha activado ya la segunda fase de la operación Bloque Dentro de ella ha procedido a la detención de varios empresarios e industriales del municipio por pagar al sheriff de la Policía Local para que hiciera la vida imposible a negocios de la competencia. Propietarios de restaurantes, bares de copas y locales de alterne han sido detenidos en los últimos días por agentes de la Policía Nacional por colaborar con Ginés Jiménez. Estos empresarios pagaban al capo de Coslada para que marcara muy de cerca los negocios de la competencia. El jefe de la Policía Local enviaba a su gente para que presionara a estos negocios señalados. Los métodos para presionar eran diversos. En la mayoría de casos, los agentes de Coslada exigían todo tipo de permisos a los negocios y en caso de no tener toda la documentación necesaria se les imponía importantes multas. Este tipo de inspecciones se realizaban casi semanalmente. Otra de las fórmulas presuntamente utilizadas era el control, casi escrupuloso, de los aparcamientos frente a los locales de moda. Al impedir el estacionamiento se conseguía aislar estos bares que acababan por cerrar por falta de clientela. Los controles que la banda del sheriff realizaba sobre estos negocios eran muy escrupulosos. En alguna ocasión consiguieron acabar con la paciencia del propietario de turno, que optó por echar el cierre del local. Los empresarios que contrataban los servicios de Ginés Jiménez solían convivir con negocios similares a su alrededor. Por este motivo pagaban para intentar acabar con la competencia y lograr el monopolio de la zona. La Policía Nacional ha detenido a varios de ellos. Se les ha imputado por cohecho y colaborar en la trama de extorsión policial de Coslada, aunque han sido puestos en libertad a la espera de que el juez Eduardo Cruz Torres, titular del juzgado de instrucción número 21 de Plaza Castilla, les tome declaración. Bares de alterne, restaurantes y de copas se han encontrado siempre bajo el punto de mira de la Policía Nacional. También han resultado detenidos industriales de la zona por realizar este tipo de pagos a la banda. No hay que olvidar que Coslada está considerado el puerto logístico de Madrid, donde se han asentado innumerables naves industriales. Fuentes policiales confirmaron a ABC que Ginés Jiménez era el encargado de recoger el dinero. Una vez efectuado el pago, daba órdenes a sus agentes para que comenzaran a controlar los negocios señalados. Los policías municipales encarcelados no han dudado en señalar al jefe de la Policía Local de Coslada como único responsable de la trama de extorsión. Nosotros sólo cumplíamos órdenes; preguntad a Ginés comentaban a los periodistas cuando acudieron a su FORMA DE ACTUAR Según las investigaciones, el jefe de la Policía Local mandaba a los agentes para presionar a los negocios señalados Los policías municipales exigían a los negocios tener en vigor todos los permisos que se necesitaban También controlaban los aparcamientos cercanos para aislar a estos locales señalados Cumplíamos órdenes Malas compañías El jefe de la Policía Local, junto con el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, el secretario de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba (de espaldas) en un mitin preelectoral de las generales cosladeños y agredir sexualmente a prostitutas de la zona. Todo parece indicar que los sucesos de Coslada eran un secreto a voces, aunque nadie se atrevió a tomar cartas en el asunto. En este sentido. la Agrupación ARCO de Coslada asegura en su página web que denunciaron en numerosas ocasiones a responsables políticos de todos los partidos del Ayuntamiento (PSOE, PP, IU y PIC) por el peligro que suponía un sujeto como Ginés Jiménez pero, apuntan, todos miraron para otro lado Este partido político, creado en la localidad en 2006, afirma que sus denuncias por abuso de autoridad del ya ex Jefe de la Policía de Coslada, se trasladaron a todos los partidos políticos con representación en la Corporación municipal pero ninguno se dio por aludido y todos prefirieron mirar para otro lado vistilla a los juzgados de Plaza Castilla. El juez Eduardo Cruz Torres ratificó el miércoles los autos de prisión para Ginés Jiménez y otros doce policías municipales, acusados de pertenecer a la banda del Bloque que se dedicaba presuntamente a extorsionar a empresarios Coslada ya tiene su particular versión del Chiki- Chiki Internautas de La Ratonera del Diario de Alcalá, han versionado el éxito del Chiki- Chiki con los sucesos de Coslada. El nuevo cántico dice así: ¡Coslada, Coslada! El Ginés- Chiki mola mogollón, lo bailan en Coslada y también en Torrejón. Dale Ginés- Chiki a esa rumanita que el Ginés- Chiki les saca la pastita Lo baila el putero, lo baila el comerciante, lo baila el bar de copas, mi amol ya tú sabes. Lo bailan las putas, lo baila el rumano, lo baila todo el Bloque ¡con las porras en la mano! Y el Ginés- Chiki se baila así: uno, la amenaza; dos, la extorsión; tres, las copas gratis; cuatro, la detención. Baila Ginés- Chiki baila Ginés- Chiki lo bailan los porreros y también los frikis Los meten en la cárcel, los sacan de la escuela, Te endosan la droga y a ver si cuela. Lo canta el concejal con su traje a rayas. Y Sampedro le dice ¿por qué no te callas? En el garito del Padre Barral, pusieron Ginés- Chiki y tuvieron que cerrar ¡Cerrar, cerrar, cerrar! Y el Ginés- Chiki se baila así: uno, la amenaza; dos, la extorsión; tres, las copas gratis; cuatro, la detención