Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES JUEVES 15 s 5 s 2008 ABC COPA DE LA UEFA s Final Justine Henin s Número 1 del tenis femenino El Zenit brinda por la historia de los zares El equipo de San Petersburgo gana su primer título europeo Zenit Glasgow Rangers 2 0 ción por ingresar en la historia que el Glasgow. El trabajo se multiplicó para el madrileño Cuéllar, un defensa con planta que tuvo que activar la neurona en una noche que arrancó por las bravas. El Zenit robó el balón en el centro del campo y en un destello, Arshavin se plantó con su zurda para acechar el marco escocés con un tiro raso, intencionado. El conjunto ruso exhibió un juego dinámico, de trazo alegre, mucho movimiento por el centro, despliegue físico por doquier y rápidas aceleraciones con balón o sin él hacia sus delanteros. Frente a eso, el Rangers enseñó una maquinaria pesada, de tranco lento, que sólo parecía encontrar justificación en las jugadas paradas o en cualquier balón que sobrevolase la cabeza de Darcheville. Con el gallego Novo en el banquillo, el Rangers se mostró menor ante su enemigo. Tenía de su parte la lotería que suele ser una final y el empaque de su historia. Pero de juego, ni hablar. El Zenit siguió en las mismas y suyo fue el desconsuelo de marcharse al descanso sin un gol para abrir boca. Lo buscó, lo mereció y pifió por lo de siempre. Sin un delantero voraz, un depredador, se dejan de ganar partidos y títulos. La final de la UEFA vivió sus momentos estelares al comenzar la segunda parte. El Rangers despertó de su torrija y el Zenit no cedió en su empeño por entrar en el panteón de los ganadores. Los escoceses pudieron marcar a su manera. Un follón total en el área rusa, tres rechaces, los mismos remates al arco, una portería sin portero y el balón que no entró. En esa sucesión de carambolas entregó el Rangers su tarjeta de crédito. El Zenit había agarrado la final por la solapa y siguió en ello. Arshavin regateó al loco portero escocés y un defensa la sacó cuando entraba. Diez minutos después, en el 72, el Zenit patentó su nombre en el fútbol. Una gran jugada al contragolpe, robo de balón y a combinar rápido, terminó en un certero tiro de Denisov, que acabó en la red. El Zenit gestionó veinte minutos para la gloria con cierto estilo, el Rangers enseñó sus carencias y el título viajó a San Petersburgo con el gol de Zyrianov. Zenit (4- 3- 3) Malafeev; Anyukov, Shirokov, Krizanac, Sirl; Denisov, Tymoschuk, Zyrianov; Fayzulin (Jim, m. 90) Arshavin y Tekke. Glasgow Rangers (4- 4- 2) Alexander; Broadfoot, Weir, Cuéllar, Papac (Novo, m. 76) Whittaker (Boyd, m. 86) Hemdani (McCulloch, m. 80) Ferguson, Thomson; Davis y Darcheville. Árbitro Peter Frojdfeldt (Suecia) Tarjeta amarilla a Malafeev. Goles 1- 0, m. 72: Denisov culmina un gran contragolpe. 2- 0, m. 90: Zyrianov, a puerta vacía. DEL BARRIO SE RETIRA LA ESTRELLA QUE LLEGÓ La belga se marcha por sorpresa a los 25 años. Su terrible infancia, con un padre agresor y huérfana de madre, marcó su vida, tan diferente de las otras chicas POR JOSÉ CARLOS CARABIAS Ya no siento la emoción El argumentario de los deportistas recoge desde ayer un nuevo epitafio. Justine Henin, la número uno mundial del tenis, dijo adiós porque se acabó el pellizco, porque el cosquilleo hace meses que desapareció de su estómago. Con 25 años, un excepcional bagaje de 41 títulos en 113 torneos, y una infancia terrible, la estrella del circuito cuelga la raqueta. Marcada por su pasado, Justine Henin se va de la misma forma que llegó al tenis. Por el camino abrupto, tan alejado de la habitual vía que engancha a chavalas de buena familia, fines de semana con profesores, el club chic y todas esas cosas. La belga escapó de un hogar derruido y se dio de bruces con un entrenador que la puso una raqueta en la mano. Una historia diferente. Los padres de las demás siempre estaban ahí, pendientes de sus niñas. A ella la pegaba el suyo. Su madre murió de cáncer cuando ella tenía doce años y la dejó con un padre alcohólico y jugador. Henin siempre ha utilizado como terapia contar sus vivencias. El hermano mayor no se oponía a las palizas del padre. La ahora número uno mundial aguantó dos años aquel infierno. Con catorce primaveras se marchó de aquel tugurio en su Lieja natal y por otras amistades descubrió el tenis. Fue el técnico argentino Carlos Rodríguez quien tuteló a la muchacha y encauzó su vida hacia el deporte. Henin nunca había visto un partido de tenis ni conocía las andanzas de Chris Evert, Martina Navratilova o Billie Jean King, las leyendas a las que terminaría sucediendo un día. Cinco años de formación con Rodríguez la convirtieron en un diamante en bruto por sus condiciones naturales. Es imposible armar un revés tan perfecto si no es con la influen- J. C. C. Vodka para todos. El Zenit de San Petersburgo brindó por la historia de los zares, la Rusia imperial y su antigua capital. Conquistó su primer título europeo, la Copa de la UEFA, en una final eléctrica que jugó de maravilla. Enseñó un fútbol dinámico, de nivel, muy fresco, que desarboló al Glasgow Rangers, un equipo sin vuelo ayer. La fijación del Zenit fue atizar la portería de Alexander y el propósito del Glasgow Rangers fue lanzar el balón a la carrera de sus delanteros, a ver que sucedía. Desde el inicio, las posturas quedaron claras sobre el estadio del Manchester City. Un equipo de tradición escasa, proveniente de una ciudad fantástica- -San Petersburgo- -sin ningún pedigrí futbolero, enseñó más ambi- Un apuñalado tras el partido El Glasgow Rangers sólo funcionó en defensa, donde lució Cuéllar, y fue una calamidad en ataque Al término del encuentro, un aficionado del Zenit fue apuñado durante los incidentes protagonizados por vándalos del Rangers que se enfrentaron a la Policía en el centro de Manchester. Seis presuntos hinchas del equipo escocés fueron detenidos en relación con esa agresión. cia de los genes. La revelación llegó en 2001, cuando acababa de cumplir 19 años. Aquella belga de apariencia debilucha que la rompía con el revés llegó a las semifinales de Roland Garros delante de su gran rival local, la flamenca Kim Clijsters. Y después, a la final de Wimbledon delante de un miura, la menor de las hermanas Williams, Serena. Años felices para la desdichada Henin, que siempre ha recordado los bolsazos que voluntariamente le atizaban las hermanas Williams cuando se cruzaban en los pasillos angostos de Wimbledon. Se casó en 2002 con Pierre- Yves Hardenne, un tenista que no llegó a nada. La pareja no quiso regalos ni listas de boda. Reclamó el sobre para una causa benéfica: una asociación infantil de enfermos de cáncer. En 2003 conquistó su primer Roland Garros y la máquina de ganar se puso en marcha. Siete títulos del Grand Slam, tres temporadas número uno del mundo. Es la más completa de la historia con Chris Evert juzgó el gran John McEnroe. Lo dejo sin ningún pesar. Sé que es lo correcto dijo la one en su despedida. Henin, en datos Nació el 1 de junio de 1982 en Lieja (Bélgica) Tiene 25 años. Mide 1,67 y pesa 57 kilos. Debutó como profesional en 1999. Diestra, revés a una mano. Su entrenador es Carlos Rodríguez. Ha ganado 41 torneos, 7 de ellos del Grand Slam. Tiene 4 Roland Garros, 2 Open de Estados Unidos, 1 Abierto de Australia, 2 Masters. Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas. Llegó dos veces a la final de Wimbledon. Número uno mundial en 2003, 2006 y 2007. La Policía tuvo que intervenir después del encuentro ante el vandalismo de algunos hinchas escoceses AP Jugó al tenis porque huyó de su casa a los 14 años y en su boda donó el dinero a los niños enfermos de cáncer