Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 s 5 s 2008 Fiestas de San Isidro MADRID 63 Las Supremas de Móstoles, David Venancio, Diana Navarro y Esperanza Roy, durante el pregón de las fiestas, ayer, en la Casa de la Villa, junto a Alicia Moreno ANGEL DE ANTONIO Aperitivo chulapo desde el balcón Los actores de la zarzuela La Gran Vía de Chueca, consiguen hacerse con el público en el pregón de San Isidro, mientras cientos de ciudadanos se fascinan con el espectáculo multimedia del Retiro JOSÉ M. CAMARERO MADRID. Al ritmo de un chotis, bailando sobre sí mismos en el balcón de la que fuera la sede del Ayuntamiento de Madrid, y entonando varios acordes del género chico. Así comenzaron ayer por la tarde las Fiestas de San Isidro, con un particular pregón en el que varios famosos actores hicieron reír a los centenares de ciudadanos que se congregaban en la plaza de la Villa. Con la ausencia del alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, quien se abstuvo de acudir como muestra de pésame por la muerte del guardia civil asesinado por ETA en el País Vasco, el balcón de la Casa de la Villa estaba repleto: Las Supremas de Móstoles, Charo Reina, Greta y Esperanza Roy- -entre otros actores de La Gran Vía que se representará el sábado- se encargaron de gritar el ¡Viva Madrid! ¡Viva San Isidro! con el que comenzaban cuatro días de festejos. tes, como ocurrió el año pasado. Esta vez, los madrileños fueron desalojando tranquilamente la plaza, y se dirigieron hacia las numerosas terrazas que les esperaban como agua de mayo. Ahora, la tradición manda tomarse un buen chocolate explicaban varios matrimonios sexagenarios, dispuestos a dar, a su modo, todo por estas fiestas. Algunos de ellos, incluso, se fueron más tarde hasta el Parque del Retiro. Allí, en medio del lago, un espectáculo musical suponía el inicio de los actos que se sucederán durante estas jornadas. El evento del Retiro se llama Naumagia, un espectáculo multimedia en el que el agua dibujaba formas imposibles, gracias a las luces de colores que se encargaban de completar el evento. En realidad, era una historia con tintes barrocos- -que se repetirá todas las noches, hasta el sábado- la de un joven que luchaba por el amor de su vida contra todos los elementos. Se trata de una puesta en escena dirigida por Santiago Ruiz, que recordaba a las batallas navales representadas en este tipo de espectáculos. En apenas 20 minutos, los flashes de las cámaras de quienes se acercaron hasta el parque, no paraban de dispararse. Y es que, el espectáculo no permitía ni un solo segundo de distracción. Más aún al final, cuando una nube de fuegos artificiales decía hasta mañana a quienes se disponen a disfrutar de las fiestas de San Isidro. Fuegos, luz y agua La estatua de Alfonso XII, en el Retiro, protagonista del espectáculo mitológico Naumagia nario de su muerte, y a quien están dedicados todos los actos de San Isidro 2008. Las obras de este artista constituyeron el hilo argumental del pregón. Él tomó parte por la clase popular, el Madrid jaranero que se echa a la calle por San Isidro gritaban Las Supremas al público congregado. Cada chotis que salía de su piano, se iba a las verbenas recitaba Charo Reina. Entre los asistentes, había muchas ganas de fiesta, aunque lo mejor está por llegar mañana (por hoy) en la pradera explicaba Manuel, quien había acudido a la plaza de la Villa con su hijo, vestido de chulapo. La calle Mayor era un ir y venir de pequeños ataviados con el traje típico madrileño, y casi todos, sobre los hombros de sus progenitores. Isidro, pero también la Virgen de la Paloma, la Almudena... todas las fiestas religiosas de Madrid afirmaba una joven ecuatoriana. Además, los turistas que se encontraban en el centro, también acudieron en masa al pregón, aunque, más que entender lo que allí ocurría, se ufanaban en tomar fotos de los gigantes y cabezudos plantados en las puertas de la Casa de la Villa. Porque, minutos antes del pregón, una caravana con estos muñecos, recorría varias calles, desde la plaza de Oriente, para deleite de los más pequeños. Poco más de un cuarto de hora duró el pregón de este año, afortunadamente sin inciden- Muchos turistas e inmigrantes Sin embargo, destacaba, por encima de los cientos de madrileños, la presencia de numerosos grupos de inmigrantes, que se mostraban fascinados por el pregón. A mí me encanta San Chueca como hilo argumental El de ayer fue un pregón con un protagonista especial, el compositor Federico Chueca, del que este año se cumple el cente- La calle Mayor era un ir y venir de pequeños chulapos, ataviados con el traje típico, a hombros de sus padres