Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL JUEVES 15 s 5 s 2008 ABC Dimite la ministra de Medio Ambiente por la política de Lula con la Amazonia VERÓNICA GOYZUETA CORRESPONSAL SAO PAULO. La renuncia irrevocable de la ministra brasileña del Medio Ambiente, Marina Silva, es considerada un duro golpe para el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, pero principalmente para la Amazonia, que tenía en la ambientalista su principal defensora. Siendo el miembro más admirado del gabinete de Lula, Marina Silva deja el cargo tras varias derrotas políticas y divergencias con colegas del área económica y el propio presidente. La decisión ocurrió después de que Lula entregara al ministro de Asuntos Estratégicos y licenciado de Harvard, Mangabeira Unger, el Plan Amazonia Sostenible (PAS) En uno de los embates de mayor repercusión con Lula, Silva denunció el aumento y la aceleración de la deforestación amazónica, que ya llega a 96 mil kilómetros cuadrados en los cinco años de la actual gestión, un área mayor que el territorio de Castilla y León. En apoyo, otras autoridades del área ambiental colocaron sus cargos a disposición del presidente y diversas entidades lamentaron la renuncia. Dirigentes de la ONG Greenpeace acusaron a Lula de abandonar la Amazonia y criticaron medidas como la liberación de transgénicos y el reinicio del programa nuclear. Ya el Movimiento Sin Tierra (MST) ex aliado de Lula, cuestionó el avance de la agricultura en áreas de preservación. El gobierno de Lula está en deuda con el pueblo brasileño... especialmente con el apoyo al modelo del agronegocio declaró el MST. Con la salida de Silva, una líder histórica del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) ambientalistas y movimientos sociales podrían retomar sus presiones en varios asuntos. Por ejemplo, contra la construcción de hidroeléctricas en áreas de preservación ambiental, la plantación de soja y caña de azúcar en la Amazonia, y la transposición del río São Francisco, considerada por especialistas como un futuro desastre ambiental. Galardonada en 2007 con el Campeones de la Tierra el principal premio ambiental de la ONU, la ex recolectora de caucho es reconocida internacionalmente por una vida dedicada a la preservación de la Amazonia. Austria, de nuevo horrorizada al matar un hombre a su familia con un hacha Asesinó a los cinco, en tres ciudades, para ahorrarles la humillación de verle arruinado VANESA SUVALSKI SERVICIO ESPECIAL VIENA. Austria no termina de reponerse del espanto causado por el caso de incesto del llamado monstruo de Amstetten el jubilado acusado de haber encerrado y violado a su propia hija durante casi un cuarto de siglo y de tener con ella siete hijos, que un nuevo hecho criminal vuelve a sacudir al país alpino. Un hombre de 39 años de edad mató ayer a hachazos a toda su familia en tres ciudades diferentes de Austria, y todo para no exponerlos a la vergüenza de haber perdido cientos de miles de euros en negocios especulativos. Reinhard S. se entregó ayer en Viena a la Policía tras asegurar que había matado a su esposa, de 42 años, y a su hija de 7, en la casa de la familia situada en un barrio residencial de Viena. El hombre, además, terminó con la vida de sus propios padres y con la de su anciano suegro, residentes en el estado federado de Alta Austria, a unos 170 kilómetros al oeste de Viena. El sospechoso permanece detenido y debe ser observado día y noche por temor a que se suicide. El presunto homicida, de quien no se ha revelado su identidad completa, estudió Ciencias Políticas y de la Comunicación, y trabajaba desde hacía años en el Parlamento austríaco como asesor político de un diputado socialdemócrata. Su mujer era funcionaria del Ministerio de Finanzas. La Policía encontró ayer los cadáveres de los cinco familiares del presunto asesino, con terribles heridas en sus cabezas REUTERS La familia Fritzl agradece la ayuda Un afiche de agradecimiento hecho por la familia del austríaco Josef Fritzl, quien secuestró a su hija durante 24 años, fue desplegado ayer en una tienda en Amstetten. Nosotros, toda la familia, queremos agradecerles a todos por sus simpatías con nuestro destino. Su compasión nos ha ayudado mucho escribieron producto de los hachazos. Uno de los agentes involucrados en la investigación calificó los ataques como extremadamente brutales ya que Reinhard S. apuntó directamente a la cabeza de sus víctimas. La Policía encontró el hacha comprada hacía pocos días para cometer el crimen guardada en una mochila, en el asiento trasero de su coche. El supuesto agresor dejó en casa de sus padres unas cartas en las que trata de disculparse por lo sucedido. En un primer interrogatorio, Reinhard S. dijo que la causa que lo llevó a matar a sus seres queridos fue la ruina económica. Su familia le había facilitado una gran suma de dinero- -unos 300.000 euros- -que perdió en las últimas semanas en negocios especulativos con oro y petróleo. Por eso consideró la muerte de sus familiares como la única forma de ahorrarles la humillación explicó un agente de la Policía en una conferencia de prensa en Viena. El presunto asesino llegó a la comisaría en estado de confusión después de intentar en vano suicidarse, señaló la Policía. En mi casa yacen mi mujer y mi hija muertas fueron las primeras palabras que dijo Reinhard S. a las 3: 20 de la madrugada de miércoles, en la comisaría de Hietzing, un barrio vienés de gente acomodada con antiguas mansiones. Según el sospechoso, su mujer y su hija fueron las primeras víctimas, asesinadas a las 7: 30 de la mañana del martes. Luego condujo unas dos horas rumbo a Ansfelden, una localidad de unos 15.000 habitantes que se encuentra a menos de 50 kilómetros de Amstetten, escenario del horrendo caso de incesto descubierto a finales de abril. Alrededor de las 13: 00 horas Reinhard S. acabó con la vida de sus padres. A su madre la mató primero en la entrada de su casa y a su padre, que dormía en el sofá del salón, poco después. A las 19: 00 horas atacó de manera frontal a su suegro, de 80 años, cuando le abrió la puerta en su casa de Linz, con la misma hacha. Tras matar a la última de sus víctimas, Reinhard S. regresó en su coche a Viena, donde finalmente se entregó a las autoridades. En menos de 12 horas Posibles presiones Asaltos con cócteles molotov a campos de nómadas rumanos en Nápoles VERÓNICA BECERRIL ROMA. Secuestro de menores, cócteles molotov, riesgo de linchamiento, y fugas. Ésta es la intifada particular que se está viviendo en Italia en estos días entre los gitanos rumanos que viven principalmente en Nápoles y la población de la zona. Tras los asaltos del martes con cócteles molotov a varios campos de nómadas, ayer Nápoles continuó su batalla campal contra los rumanos de etnia gitana, lanzando más botellas incendiarias en diferentes asentamientos de la capital de la región de Campania, que por suerte habían sido abandonados la noche precedente. La mayoría de los gitanos dejaron ayer sus barracas, sobre todo en el barrio de Ponticelli, epicentro de los violentos altercados, ya que ahí vive la madre que evitó el sábado pasado que una gitana rumana de 16 años se llevara a su hija de pocos meses, tras haber entrado por la ventana en la habitación de la pequeña. Desde entonces la violencia ha ido en aumento, levantando una ola de racismo contra los gitanos que corre el riesgo de extenderse por todo el país. Según señalaron ayer las fuerzas del orden, la mayoría de los gitanos rumanos abandonaron sus hogares por voluntad propia y se están desplazando a las localidades limítrofes, donde ahora la población se empieza a preocupar por las consecuencias.