Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 s 5 s 2008 OPINIÓN 11 UN FACTOR, LA COBARDÍA necesarias dos asignaturas o tres para pasar curso) N Nueva York, resuena con eco distinto el último ¿Hay un nexo entre Educación y Corrupción Municiasesinato de ETA. Se insiste poco, pero es una clapal? Serbia y España padecen parecidos problemas. ve: la cobardía de quienes planean y ejecutan las Mientras permanezcan bloqueados los sistemas de muertes. El guardia civil clamaba contra los asesinos, transmisión del saber, la corrupción en los municipios, instantes después llegaba la explosión. Volvamos a nuespersistirá. En democracia, el único sistema regulador tro asunto, relacionado con el último crimen. es el régimen de partidos, del que, por cierto, muchos en El resultado electoral de Belgrado indica soluciones España nos sentimos orgullosos. El problema español, contrapuestas. Un partido bisagra decidirá. Los euroinsistimos, viene de atrás: aunque Alfonso XII, peístas de Tadic obtienen 102 escaños sobre 250: Cánovas, Sagasta, Silvela, Canalejas, promoviedeberán pactar. En Kosovo votó ayer el 38 por ran un buen esquema de educación. ciento. No podemos apartar la vista de aquí, vaEl virus de la vida pública es la corrupción, rios paralelismos. En Serbia y España hay guarresultante del desarrollo urbanístico. Pero el oridias civiles heroicos, que mueren. Y hay policías gen debe buscarse en la educación. El modelo bafelones, que roban: policías municipales sin la sado en la construcción ha funcionado en millamenor cualificación. res de casos. Pero hoy no existen en España alterNadie responsabilizará de lo que ocurre nativas de repuesto. Hay pocas industrias punteaquí a quienes gobiernan en los municipios. CaDARÍO ras, Telefónica, Santander, BBVA, Repsol, tamda caso es un mundo. Empecemos por el efecto, VALCÁRCEL bién Técnicas Reunidas, Indra, Ebro Puleva: no por la causa. Cada metro cuadrado construigrupos mal conectados entre sí, mientras en la vecina do en esta península tiene detrás una historia de coFrancia trabaja en red, EADS, Areva, Total, EDF... rrupción. Nadie sabe cuándo el constructor compra al Decir que somos optimistas sobre la sociedad españoconcejal o al guardia encargado de vigilar. En Serbia y la puede parecer inexplicable. Pero la fibra ciudadana, en España surge cada vez ese problema básico. Cuanla capacidad de indignación, salvan a veces a los españodo desaparece un negrito, otro aparece. Y luego otro, y les. Un día aparece, de golpe, toda la podredumbre. Coslaotro... En la base hay un problema de educación. Tanto da es el espejo de millares de municipios. El policía que en Batjnica como en Coslada. ¿Coslada, municipio aisextorsiona o viola produce tal visión del mundo al revés lado en medio del empíreo? No. Igual a Getafe, Baracalque la estructura social se resiente de inmediato. do, Hospitalet, Camas... ¿Qué hay detrás de la mala enseñanza? Pobres clases La educación condiciona a las personas, y a la sociede álgebra o de astrofísica, mala enseñanza de letras, de dad en su conjunto. Por eso es urgente sacar de la pendenhistoria... Nadie exculpará a Ginés Jiménez, jefe de la cia política los problemas educativos. España arrastra Policía de Coslada. Pero cubrir a ese encanallado tipo desde años carencias muy graves. Lejos de inquietar a con toda la caca acumulada desde Vigo a Almuñécar es los responsables políticos, el proceso degenerativo se utiexcesivo. Quizá nadie le haya enseñado a él ni a sus seliza por los dos grandes partidos, PSOE y PP, para lancuaces las virtudes cívicas que engrandecieron a los rozarlo a la cabeza del otro (CiU, PNV Esquerra, lo usan a manos, durante menos, eso sí, de 900 años. Pero es cierto modo de zancadilla) Hablamos de la clave del arco. Haque el hombre acaba por aprender. Aquí, en NY, el peso ce unos años, Canadá se vio ante un cáncer de esta clase, de la educación se hace sentir, junto a las desaparecidas curable. Reaccionó. Una comisión de académicos y emTorres Gemelas. Pensamos en los últimos asesinatos de presarios agarró el toro. En dos años hubo un giro coperETA y en algo menor, pero inseparable del terrorismo, nicano en la enseñanza. En Serbia, Argelia, España, los abusos de Coslada. Turquía, nos enzarzamos en problemas absurdos (son EXTERIOR UNA RAYA EN EL AGUA E LOS ESCOMBROS CHÁCHARA BAJO UÉ pequeña se queda la cháchara política cuando el terror irrumpe con su bola de fuego. Qué mezquina la retórica, qué triste la palabrería, qué leve la facundia de las luchas intestinas y de las conspiraciones de salón ante el montón de escombros de una bomba. Los escombros de la libertad, enterrada al amanecer bajo los cascotes mientras la clase dirigente se enredaba en su habitual fragor cainita. La lógica siniestra de ETA pone a cada uno en su sitio y le recuerda a quien lo quiera entender cuáles son las prioridaIGNACIO des de una democracia CAMACHO amenazada. Por eso da un poco de asco el empecinamiento de algunos en sus batallitas, en sus tacañas ambiciones de vía estrecha, interrumpidas por la evidencia clamorosa de que el enemigo está en otra parte. Siquiera por pudor deberían darse a sí mismos una tregua, o al menos por el luto de esa víctima que ya no podrá cavilar, en el improbable supuesto de que le interesara, sobre los avatares de la alta política. Hay algo que nuestra dirigencia pública debería volver a tratar de entender, aunque parece mentira que alguna vez llegase a saberlo: que mientras los miembros de la nomenclatura del poder y de los partidos discuten la letra pequeña de sus tratos y lucubraciones en confortables y bien vigilados despachos, hay gente en España a la que en cualquier momento se les puede colar por la ventana un infierno de humo y metralla. Hablo al menos de los políticos que, más allá de su enajenación corporativa, comparten un fondo moral de humanidad y de decencia. Porque los hay por completos inmunes al sufrimiento. Son esos que hasta en las circunstancias más bochornosas acuden al lugar de los hechos con un cestito para recoger en su beneficio las vísceras reventadas y la sangre derramada. Los macabros cosechadores de nueces que hablan del momento de la política en los entierros. Los que aprovechan la tragedia para insistir en su penoso qué hay de lo mío Los que detrás de cada bomba, de cada disparo, de cada sepelio, salen con el cazo de sus reivindicaciones a ver si les cae algo en medio del dolor y la zozobra. Los que apenas si esperan al final de los funerales para sacarse del bolsillo su repugnante lista de asuntos pendientes. Los que llevan treinta años poniendo carita circunspecta en los duelos para pedir luego una cita en la que hablar de lo que verdaderamente les importa. Los equidistantes de mierda que se acercan a los féretros con su cesta de recolectar privilegios, sin comprender que de un ataúd no pueden caer más que gusanos. De esos no hay nada que esperar más que la infinita miseria de su ciénaga moral. Pero de los otros cabe al menos confiar en una cierta responsabilidad recatada. Siquiera por el tiempo en que parecían capaces de compartir la pena y el padecimiento de la gente, antes de que se les obnubilase la razón y perdiesen la perspectiva en una niebla de confusiones sectarias. Q