Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14- -5- -2008 DEPORTES www. abc. es deportes 101 Hay un contrato entre la sociedad y la selección En la presentación del nuevo traje nacional, el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, lanzó unas palabras que, en la sala de cocción de la vieja fábrica, entre grandes alambiques, sonaron a aviso a navegantes: Cuando se habla de baloncesto da la impresión de que casi todo está dicho, aunque hay un contrato psicológico entre la sociedad y la selección Lissaveztky introdujo dos conceptos: la palabra baloncesto eco sin duda del célebre ba- lon- ces- to que acuñó el seleccionador a la vuelta del oro logrado en el Mundial de Japón (2006) y el contrato psicológico esa percepción de que el combinado español es un compendio de buen ambiente, espíritu de equipo, cercanía y solidaridad. Y terció ante los presentes: Ese contrato sigue vigente. Ahora hay un desafío, que es obtener un buen resultado en los Juegos Olímpicos de Pekín José Vicente Hernández, Pepu y José Luis Sáez ya escenificaron sus desencuentros durante el pasado Eurobasket FRANCISCO SECO Guerra fría hasta los Juegos Sáez ha decidido mantener a Pepu Hernández como técnico hasta Pekín, pero es un sí condicionado, al no haber aclarado sus diferencias JAVIER HERNÁNDEZ MADRID. Escenificaron un fingido armisticio un día después de que las cámaras captaran una imagen que vale más que mil palabras. José Luis Sáez y José Vicente Pepu Hernández, presidente federativo y seleccionador, no se soportan, pero, a diferencia de la gala de presentación de los playoffs de la Liga ACB, esta vez sí se hicieron la foto, improvisada y a petición de la prensa. En un principio, no estaba previsto en el acto que ambos se fotografiaran juntos. Es más, salvo ese instante, en el antes, el durante y el después, parecía que había una orden de alejamiento dictada entre ambos. Minutos antes del acto, la presentación de la nueva equipación que lucirán las dos selecciones- -si las féminas superan el Preolímpico- ambos mantuvieron una reunión de alto voltaje en los despachos de la Federación. Sáez mantuvo a Pepu en el cargo. Después, y pese a la distancia física entre la sede de la FEB y la antigua fábrica de Mahou que acogió el acto, al técnico se le veía tenso, dolido por el proceder de la Federación, por poner en tela de juicio su profesionalidad y honradez En la célebre renuncia del 2 de mayo, en mitad de la Final Four en el Palacio de los Deportes de Madrid, siguió el procedimiento: avisar con cuatro meses de antelación de que iba a dejar la selección justo después de la cita olímpica. Pepu sostiene que, desde entonces, el mensaje de la Federación ha sido en todo momento sembrar la duda, la discordia. Es más, Sáez decidió no tomar medidas quirúrgicas en caliente y dejar unos días de reflexión. Una semana y media muy larga para el seleccionador, que ha preferido estar callado pero teniendo la impresión, dice a ABC, de pérdida de tiempo e indefinición sin saber en qué posición estaba la Federación Mientras tanto, leía, oía y veía en los medios de comunicación si podría ser destituido o si iba a fichar por el Unicaja o el Barça, dos de los equipos que buscan inquilino en el banquillo. Ayer, el presidente le lanzó flores, de manera diplomática, en público: No hay duda sobre su profesionalidad y honradez Una vez más, no coinciden en los tiempos. Como después del oro en el Mundial, cuando Sáez no veía con buenos ojos Indefinición José Luis Sáez, diplomático: No hay duda sobre su profesionalidad y honradez Tras la reunión, al técnico se le veía tenso, dolido por el proceder de la Federación Ambos sólo coinciden en una cosa: estar al cien por cien concentrados en la cita olímpica de Pekín los bolos comerciales del seleccionador. O como en plena vorágine del Eurobasket, el técnico quería proteger el núcleo de los jugadores de excesivos saraos publicitarios, compromisos adquiridos por la Federación. El seleccionador cree que Sáez no debería haber esperado a ayer para pedirle ese compromiso fiel mientras siga como técnico. Si algo me he ganado- -afirma el preparador nacional- -es que yo no me tengo que justificar ¿Dimisión? No. Además del contrato está, puntualiza, el sentimiento, algo que le transmitió al presidente. No he pensado ni un sólo segundo en no ir a Pekín dijo ayer a los medios, en línea, ahora sí, con la reunión. Sáez le pidió que estuviera cien por cien con la camiseta nacional. Pero la espada de Damocles seguirá pendiendo sobre el técnico. De hecho, en la Federación sitúan un nuevo límite en la resolución de los play- offs cuando se habrá de saber el futuro que todavía tienen abierto algunos equipos, mientras apelan a la famosa cláusula, la que dice que no puede compatibilizar el cargo de seleccionador con ser manáger, asesor o entrenador de equipo alguno.