Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14- -5- -2008 95 Por la puerta de atrás había entrado el torero riojano, que sorprendió por su clasicismo, naturalidad, cabal colocación y ambición ma madre Urdiales, que se crecía según avanzaba la faena. Se empeñó un tanto más de la cuenta por el izquierdo, que era peor pitón, y las cosas no terminaron de salir tan redondas como cuando volvió a la mano de la cuchara y elevó de nuevo los acordes de la obra a sones de aleluyas. Lo que sobró con la zurda fue lo que sobró de metraje para darle muerte al toro en su momento: sonó un aviso antes de agarrar la espada, que fue desgraciadamente el impedimento, el tropezón, la viga en la vía del trofeo ganado a ley, y que hubiera sido media Puerta Grande. Porque luego, con un torancanazo de 645 kilazos y casi seis años, la bodega del Titánic en sus entrañas, un buque de carga, cortó la oreja por dere- cho. Perfecto de colocación Diego Urdiales, el ofrecimiento de la muleta planchada, la búsqueda del pitón contrario de uno en uno al natural, la naturalidad de su toreo ligado cuando se pudo, con aquella embestida de boyancón. Qué asentada la planta, qué fluido el muletazo, qué ambiciosa la estocada, que le debe abrir puertas y ferias. Si el científico ruso Konstantin Korotkov, que analiza el aura de los toreros, mide la de Fernando Cruz, le sale el infierno. Peor fortuna no se puede tener; hay algo en su figura, como un halo de tristeza, que debe de atraer el mal fario. Malo uno y peor el otro de su lote, de guasa. Tantas frustraciones pesan ya en el ánimo de Cruz, negado con la espada para colmo. Capea tuvo un toro de agresiva estampa y peligro sordo. El Ruso destacó con los palos en la lidia como hecho más destacado de la misma. El cuajado sexto no disgustó sin que tampoco puntuara al alza, y El Capea tiró de oficio y cumplió. Pero la cuestión no es cumplir. Se puede matar una camada entera y no pasar nada, que es lo grave: cuanto más torea menos cartel tiene. El profesor Korotkov mide el aura de Urdiales, en presencia de Victorino, antes de vestirse de luces en Madrid El aura de los toreros Un científico ruso desvela que la energía espiritual es clave para triunfar y que ésta se transforma en energía física en el ruedo. A través de su cámara Korotkov, analiza la predisposición anímica al éxito y puede determinar si existen opciones de ser figura POR ROSARIO PÉREZ FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. El acervo popular proclama que el torero, hecho de otra pasta, parece pertenecer a otra galaxia. Poseedor de un gran espíritu de sacrificio e incalculable valor, se juega la vida para conquistar la gloria. Ahora, y por primera vez, un estudio sobre su aura desvela que la energía espiritual es más importante que la física para llegar a figura. Así lo demuestra el análisis de Konstantin Korotkov, profesor de Física de la Universidad de San Petersburgo. Atraído por las cualidades de estas personas tan especiales, con enorme predisposición anímica al éxito constata que, a mayor energía espiritual antes de afrontar un reto, más opciones de triunfo. La energía espiritual se transforma en física en el momento de competir en el ruedo subraya. El científico mide las energías con la cámara Korotkov, creada en 1994: Los dedos de las manos (que contienen la información holográfica) se colocan en la máquina para averiguar el campo electromagnético y la energía física y emocional que desprende el cuerpo indica. Después de muchos años de investigación con deportistas de élite y participantes en Juegos Olímpicos, se ha adentrado en el mundo del toro con su estudio sobre el aura- muy usado en medicina en Estados Unidos, Alemania o Inglaterra El pasado lunes puso en marcha el proyecto con el novillero Rubén Pinar, antes y después de su actuación en San Isidro. Balance: Su energía espiritual es fortísima y, además, echa por tierra la teoría de que tras una competición se esté más agotado. Al acabar la corrida tenía más energía y gozaba a la par de un estado de euforia y tranquilidad. Esto confirma que su energía no sólo proviene de la alimentación y los entrenamientos, sino que es clave su estado interior En opinión de los matadores, la parte psíquica es la más compleja de trabajar y controlar. Los resultados están interrelacionados con las creencias, aspecto que se acentúa más en el torero, pues posee una fe y una energía emocional superior a la del deportista En el caso de Pinar, tan marcada estaba su zona espiritual que Korotkov le preguntó: ¿Crees en Dios? Sí respondió. Parecía que estaba conectado con el cielo, pero esa característica fue absorbida luego por la energía corporal. Es importante tener una creencia, porque te proyecta y eleva hacia arriba, como le ocurrió a Rubén, que a punto estuvo de abrir la Puerta Grande Korotkov continuó ayer su estudio con Diego Urdiales- -de quien destacó su concentración y energía positiva- -y proseguirá hoy con Luis Francisco Esplá y mañana con El Cid hasta completar un exhaustivo muestreo, ayudado del ganadero Victorino Martín, quien alaba el trabajo de este prestigioso y reconocido físico A pesar de que el tema parapsicológico puede conllevar cierta polémica y de las supersticiones en el planeta táurico, asegura que los toreros, rodeados de un halo especial, han acogido muy bien este serio estudio Ahora, conocer si uno tiene cualidades para ser figura está al alcance de los dedos de la mano. Azul celeste, el color del matador El aura se representa en once colores (con sus vertientes positivas y negativas) Y el del torero, según Korotkov, es el azul celeste, porque tiene una frecuencia muy alta; cuanto mejor esté, más azul saldrá Algunos consideran que los individuos que irradian el color del cielo son, además de aventureros con grandes ideales, algo locos Y curiosamente suele decirse que para ponerse delante de un toro hay que ser un poco Quijote Según el significado de los colores, en los hombres de luces también podrían aparecer el rojo, el de la ambición; el plateado, que representa el don de la creatividad, o el dorado, que representa la fuerza de voluntad. FERNANDO BLANCO Joselillo corta tres orejas en Valladolid Joselillo, pletórico tras su gratísima confirmación en San Isidro, ratificó ayer sus condiciones en su tierrra vallisoletana: cortó tres orejas a la manejable corrida de José Luis Marca, algo justa de fuerza. Sus compañeros de cartel, Julio Aparicio y Juan Bautista obtuvieron una oreja por coleta. En la imagen, Joselillo.