Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La guerra del agua MIÉRCOLES 14 s 5 s 2008 ABC Barcelona empieza a recibir agua en barcos... también para llenar las piscinas La Generalitat anuncia que suprime las multas por derrochar agua en el día en que llega el primer barco aljibe JANOT GUIL BARCELONA. Spain is different pensaría Tony Dolce, de la BBC, mientras aguardaba ayer en el Puerto de Barcelona, junto a un centenar de colegas periodistas, una decena de ellos extranjeros (de Portugal y Francia, entre otros) a que llegara el primer barco con agua para Barcelona. Different porque pocas horas después de que el Sichem Defender con 19.000 metros cúbicos de agua potable procedente de los pozos de Tarragona en sus bodegas, atracara en el puerto, el consejero de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar, consumaba el esperpento. Anunciaba que tras la últimas lluvias, los 5,5 milones de habitantes del área de Barcelona y Gerona amenazados de sufrir restricciones- -el argumento que ha servido para pasar el trasvase del Ebro por el tubo y recurrir a los barcos aljibe, entre otras medidas- pasarán oficialmente el próximo viernes del estado de excepcionalidad II al I. En otras palabras, que ya no deberán someterse a las restricciones de uso de agua de boca para regar jardines o llenar piscinas que se instauraron, so pena de multas de hasta 3.000 euros, el pasado febrero. O sea, que desde pasado mañana, Barcelona podrá utilizar el agua que le vendrá en barco desde Tarragona y Marsella en los próximos tres meses- -63 viajes que cuestan unos 56 millones de euros entre obras y costes del agua- para llenar sus piscinas. Con las últimas lluvias salimos de la UCI y pasamos a planta. Pero seguimos en el hospital ad- El buque cargado de agua atraca en el puerto de Barcelona virtió Baltasar. Un hospital frenopático. El consejero argumentó que tras las últimas precipitaciones, los embalses del Ter- Llobregat que sacian Barcelona y Gerona acumulan más de 170 hectómetros cúbicos, cinco más que los que fija el decreto de sequía de la Generalitat para pasar de excepcionalidad II a I. Y tras propiciar que los barceloneses se lancen a llenar sus piscinas- -que se den prisa porque en verano se podría pasar otra vez a excepcionalidad I- pidió a los ciudadanos que sigan siendo austeros con el grifo. Estamos sólo en la mitad del camino advirtió, ya demasiado tarde, en alusión a que los embalses de las cuencas internas, pese a ganar peso estos días, están a la mitad que hace un año. Y mismo argumento utilizó para justificar que se siga adelante con las obras de prolongación del ministravase de Tarragona a Barcelona- -que podrían comen- YOLANDA CARDO AGUAS POLÉMICAS El aviso de Baltasar Con las lluvias salimos de la UCI y pasamos a planta. Pero seguimos en el hospital La tubería cargar para inyectarla en la red de suministro. Toda la operación dura casi 24 horas, por lo que los barceloneses no podrán disfrutar del maná hasta hoy. La Generalitat ha contratado seis barcos que harán 63 viajes en los próximos tres meses, aunque el agua será por ahora de Tarragona- -de pozos y en breve del propio Ebro vía el travase actual- y de Marsella, del Ródano. Y es que según anunció Josep Maria Obis, de la Agencia Catalana del Agua, las obras de adecuación del puerto de Carboneras (Almería) van para largo, por lo que el agua sobrante de su desalinizadora no estará disponible hasta septiembre u octubre justo cuando el trasvase del Ebro a Barcelona debería estar en funcionamiento. Por eso, nadie descarta que al final el agua de Almería no llegue a salir de allí; pese al dinero gastado para ello. Lo dicho: Spain is different La opción Carboneras, en duda Belloch pide cerrar el grifo en cuanto no haya necesidad MANUEL TRILLO ZARAGOZA. El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, señaló ayer que, como jurista, le parece lo más lógico que se cierre el grifo a Barcelona cuando no tengan más necesidad de recibir agua vía trasvase desde Tarragona. Belloch, que hizo esta afirmación en el Fórum Nueva Economía, donde fue presentado por el presidente del Congreso, José Bono, subrayó que el informe jurídico que ha solicitado el Gobierno de Aragón le parece irrelevante Así, argumentó que en derecho muchas veces las cosas no están lo suficientemente claras y se termina recurriendo a valores más genéricos como la solidaridad. No debe ser un tema de debate, sino estrictamente político apuntó. Según Belloch, de los más de 5.000 hectómetros cúbicos que tiene almacenados la cuenca del Ebro, es políticamente justo emplear 50 para Barcelona. Además, aseguró que los aragoneses siempre serán solidarios con las necesidades de agua de boca de Barcelona o de Valencia y por eso se mostró partidario del trasvase, que él sí llama por su nombre, frente al presidente aragonés, Marcelino Iglesias. En cambio, a su juicio, este proyecto no tiene que ver con potenciar un modelo urbanístico catastrófico o para regadíos. A un mes de la inauguración de la Expo 2008, el alcalde zaragozano consideró una pena que debates locales puedan empañar la dimensión internacional de la muestra, que concluirá con una declaración universal sobre el uso racional del agua. Las obras de la tubería del trasvase a Barcelona comenzarán en una o dos semanas zar en dos o tres semanas- pese a las ampollas que éstas y otras medidas, como los barcos, han levantado en Tarragona, en el seno del tripartito y en otras comunidades. Horas antes de la comparecencia del consejero, celebrada tras el Consejo Consultivo del Gobierno catalán, cuando se encendía la mañana en el muelle de inflamables del Puerto de Barcelona, asomaba el primer barco cisterna. Tras someter el agua transportada a hasta tres análisis, se empezó a des- ABC. es Vídeo con la llegada del primer barco con agua al puerto de Barcelona en abc. es