Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 GENTE www. abc. es gente MARTES 13- -5- -2008 ABC El frío de Balmoral y la familia Blair Los Blair concibieron a su hijo menor en la residencia real s Invitados por la Reina, por pudor no llevaron anticonceptivos s Leo Blair fue el primer niño que nació en Downing Street en varias décadas EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. A Tony y Cherie Blair siempre se les han atribuido ansias presidenciales, algo difícil de satisfacer en una Monarquía. Pero la casualidad pareció hacerles un guiño: Leo Blair, que este mes cumple ocho años, fue concebido en Palacio. El hijo menor de los Blair fue concebido mientras sus padres pasaban un fin de semana con Isabel II y su marido, el Duque de Edimburgo, en las dependencias reales de Balmoral. El dato lo revela la esposa del ex primer ministro en su autobiografía Speaking of Myself (Hablando por mí misma) que se está serializando en la prensa británica. En el libro, Cherie Blair aclara ese episodio, sobre el que en su día ya hubo rumores, así como las circunstancias en que fue anunciada casi tres años después la pérdida de un bebé que se encontraba en temprano periodo de gestación. Ésta fue comunicada de inmediato a la opinión pública por decisión de Blair y su jefe de comunicación, Alastair Campbell, con Cherie aún en cama y sangrando, para que el retraso de los Blair en irse de vacaciones no fuera interpretado como la anticipación de los preparativos para invadir Irak. El frío en Balmoral, que se encuentra en Escocia, y la costumbre de los sirvientes de Palacio de deshacer la maleta de todo invitado propiciaron la aparición en el mundo de Leo Blair, el primer niño en nacer en Downing Street en unas cuantas décadas. Los Blair fueron invitados por primera vez a Balmoral en 1998, al año de producirse el triunfo laborista. Esa vez, Cherie comprobó extremadamente desconcertada que los sirvientes habían puesto su ropa interior en los armarios y habían abierto su neceser para colocar sus potingues en el cuar- Blair miraba a Cherie, embarazada, y ella ahora confiesa en su autobiografía que Leo fue concebido en una visita al Palacio de Balmoral to de baño. Entre sus cosas no mencionables había anticonceptivos. Esa experiencia hizo que en la visita del año siguiente a Balmoral, los días 4 y 5 de septiembre de 1999, la señora Blair acudiera sin anticonceptivos con el fin de evitar una situación embarazosa Como es habitual allí, había hecho mucho frío y con una cosa y otra... Pero entonces pensé que no podía ser, que era demasiado mayor. Debe ser la menopausa escribe. Las pruebas demostraron inequívocamente que estaba embarazada. Leo, el cuarto hijo del matrimonio, nacería el 20 de mayo de 2000. En 2002 llegó otro embarazo. Ni qué decir tiene que estaba asombrada. El nacimiento de Leo había sido casi como un milagro y yo era casi tres años más mayor Las pocas ganas de Cherie de tener otro hijo se vieron acampañadas por la reacción de su marido. No estoy seguro que quiera ser padre a los 50 comentó, como recogiendo un estado de ánimo mutuo que no afectó a la continuidad de la gestación. Los otros hijos fueron informados y la familia se preparó a la llegada de AP otro miembro. Pero Cherie no se encontraba bien y en una ecografía fue detectado que el feto había muerto. El anuncio público fue hecho de inmediato por acuerdo del primer ministro y su portavoz. No podía creerlo- -cuenta la ex primera dama- allí estaba yo, sangrando, y ellos estaban hablando sobre lo que debía decirse a la prensa