Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC INGRESA EN PRISIÓN LA RED MAFIOSA DE LA POLICÍA LOCAL DE COSLADA MARTES 13- -5- -2008 MADRID 59 A veces decía que se lo apuntaras, pero era como una coletilla que repetía siempre Los que tienen un bar, restaurante o pub sabían perfectamente a quien no tenían que cobrar si no querían ser multados Me decía que si ibamos a quejarnos el jefe de Policía nos haría la vida imposible Uno de los bares que frecuentaban los policías locales de Coslada nara la cuenta, si no querías meterte en problemas La dueña de una cafetería de la zona, que también prefiere permanecer en el anonimato, contó como Ginés le puso una multa de 3.000 euros a la persona a la que le había alquilado un local cercano, en el que montó un burdel, por la sencilla razón de que no tenía el cartel del horario de cierre colocado en la puerta. La verdadera causa, según cuenta la propietaria del establecimiento, fue que el día anterior el jefe de Policía le había pedido al dueño que le enviara un par de chicas- por supuesto gratis, como todo y este le dijo que no podía porque se quedaba sin una para esa noche. Tuvo que pagar la multa aunque el cartel lo tenía pagado y pedido en el Ayuntamiento hace más de un año, pero aún no se lo habían dado porque tardan mucho tiempo JULIAN DE DOMINGO Tres mil euros por un cartel contaba la arrendadora. El negocio estuvo abierto muchos años, hasta que un buen día Ginés Jiménez decidió que lo cerraba. Según la propietaria del local, que llevaba alquilándoselo al dueño de la whiskería muchos años sin problemas, la verdadera razón fue que el dueño del negocio no pudo seguir pa- sándole el sobre que mensualmente le exigía el jefe de Policía Este no fue el único percance que tuvieron con él los dueños del negocio. Unos meses antes recibieron la repentina visita de una patrulla de policía que les avisó con sólo tres días de antelación de que no podían tener a chicas. Era un jueves- -cuenta la encargada del establecimiento- y el domingo tenían que estar fuera. Nos dieron sólo tres días, a pesar de que teníamos todos los papeles en regla y ellos nunca trajeron una orden judicial Ginés Jiménez vivía gratis, cuentan muchos cosladeños, y en los pubs de la calle Honduras también lo saben muy bien. Una camarera de uno de estos bares de copas reconoció que jamás había que cobrarle una bebida al jefe de Policía y sus chicos, que venían por aquí muy a menudo. Si no le bailabas el agua podía hacerte la vida imposible COMENZABA EL DÍA SIN PAGAR EL DESAYUNO Si le cobrabas el desayuno a las pocas horas tenías a una patrulla de Policía poniendo multas en la puerta, para espantar a la clientela I. V. MADRID. Ginés Jiménez, el jefe de la Policía Local que ingresó en prisión esta madrugada como presunto cabecilla de la red de corrupción destapada el pasado jueves en Coslada, cobraba en torno a los 70.000 euros al año, más que el propio alcalde, Ángel Viveros Gutiérrez. Este dinero es suficiente para llevar una vida desahogada, aunque para el sheriff no parecía ser suficiente. Su actitud prepotente y el excesivo sentido de poder que se había ido forjando durante años, le llevaba a considerar que nadie debía cobrarle ni la más mínima consumición. Llevaba años sin pagar absolutamente nada de lo que consumía en los establecimientos del municipio. Ni el más peque- ño desayuno. Mayte, la propietaria de la cafetería del mismo nombre donde Ginés Jiménez solía desayunar, situada en la plaza de San Pablo y San Pedro a escasos metros de la comisaría, contó a este periódico como el jefe de Policía nunca le pagó ni un solo café de los que se tomó Ella, más que nadie, conocía la actitud del presunto cabecilla de la trama de Coslada, pues la ha padecido durante años. Sabías perfectamente que si le cobrabas el café- -comentó Mayte- -a las pocas horas venía una patrulla y se liaba a poner multas a todo el que estuviera aparcado en la puerta del bar, para espantar a la clientela Una clientela que aplaudió entre bromas cuando la televisión emitió las imágenes de Gi- nés saliendo detenido de la sede policial el pasado jueves, compartiendo la alegría de la propietaria, que lleva más de veinte años dando cafés en el mismo sitio y a las mismas personas, incluyendo el que será el próximo jefe de Policía Local. Él parece una buena persona, aunque cualquiera se fía añadió. Su hijo, camarero en el negocio familiar, bromeaba con la situación: Dice Ginés que, si no nos importa, los sobres de dinero se los enviemos ahora al juzgado o pobre hombre, mira que sóis malos con él. ¿Qué iba a hacer el hombre si le pasaban sobres con dinero? Pues quedárselos, como harías tú Parecía contento, aunque puntualizó: Yo no puedo hablar mal de él, conmigo siempre se portó bien, hasta el pun- to de que ha llegado a quitarme varias multas de tráfico Y añade: Aunque claro, siempre le invitaba a todo Mayte quiso ir a hablar con él en más de una ocasión, pero su hijo nunca se lo permitió. Me decía que si íbamos a quejarnos a Ginés, porque el recibía a mucha gente en su despacho, no nos dejaría en paz nunca... Nos haría la vida imposible Un sacerdote, que no quiso revelar su nombre, no pudo evitar manifestarse sobre el presunto jefe de la banda del Bloque Si en España hay justicia, aunque yo creo que no la hay, todos estos policías y su jefe deberían estar fuera de Coslada hace ya muchos años, aunque me alegro de que esté pasando ahora. Mejor tarde que nunca