Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 EDUCACIÓN MARTES 13 s 5 s 2008 ABC José Luis García Garrido ¿MINISTERIO A LA INGLESA? nte la sorpresa causada por la nueva estructura ministerial que acoge ahora a la educación en España, fuentes oficiosas están corriendo la voz de que en este tema lo que se ha hecho en España se parece mucho a lo que hace unos meses se hizo en el Reino Unido. Incluso si así fuera no quedaría justificado el caso, pero se trata ciertamente de una mentirijilla poco piadosa, que sin duda se creerán aquellos que están dispuestos a creérselo todo con tal de no encarar la crudeza de los hechos. En el Reino Unido viene siendo ya tradicional desde hace varias legislaturas que el Ministerio de Educación cambie más o menos de nombre según sean los objetivos prioritarios que en cada concreta etapa pretende alcanzar. Tras bastantes años de denominarse Ministerio de Educación y Ciencia, se pensó que era necesario centrar la actividad ministerial en una mejor vinculación entre la educación y el mundo laboral, lo que quiso expresarse de modo gráfico bajo el nombre de Departamento (Ministerio) de Educación y Empleo. Años después, y en parecida línea, se decidió concretar más ese objetivo prioritario en la adquisición de las competencias básicas, por lo que pareció bien llamar al organismo Departamento de Educación y Habilidades. Hace algunos meses, y tras detectar la conveniencia de reforzar la formación de niños y jóvenes y la conexión entre escuela y familia, el organismo ha pasado a denominarse Department for Children, Schools and Families es decir, ministerio dedicado a los niños y jóvenes, las escuelas y las familias. Por lo demás, basta echar una mínima ojeada a la estructuración interna del organismo, a las personas que lo regentan y al contexto en el que trabajan para percatarse de que el parecido con el caso español es el de un huevo a una castaña. No. El Ministerio inglés de Educación no es un ministerio de retales, fruto de la improvisación y del deseo de que la educación sea cada vez menos competencia estatal. Más bien lo contrario. A El Instituto Español de Lisboa, un centro de gran prestigio en Portugal, celebra sus bodas de platino ABC Historia viva de España El Instituto Español de Lisboa es uno de los centros más prestigiosos de Portugal s Hoy, dentro de los actos de su 75 aniversario, un claustro extraordinario homenajea a profesores que en 1937 fueron destituidos o sufrieron exilio por la Guerra Civil POR BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL LISBOA. El Instituto Español de Lisboa se ha quedado pequeño y cada año no pueden matricularse alrededor de ochenta alumnos. El idioma de Cervantes tiene un peso cada vez mayor en la sociedad lusa, algo que queda reflejado en la buena reputación del centro, en el que estudian más de mil escolares. Conocer la historia del Instituto Español Giner de los Ríos implica recorrer la propia historia de España. Actualmente es uno de los lugares de enseñanza con más prestigio en Portugal y durante los setenta y cinco años de existencia ha sido punto de encuentro de elites intelectuales. Hoy se celebra un claustro extraordinario para homenajear a profesores y maestros que en 1937 fueron cesados o sufrieron exilio por causa de la Guerra Civil. Una de las muchas actividades que marcan el 75 aniversario del Instituto (1932- 2007) Las paredes de los cuatro edificios que han sido sede del Instituto guardan muchas historias y anécdotas de los españoles que por allí pasaron y su funcionamiento estuvo condicionado al momento político que se vivía en España. En las aulas se sentaban juntos hijos de carboneros, banqueros o embajadores. Existió una gran mezcla de clases sociales y todos convivíamos muy bien señala Ángel Chica, antiguo alumno del centro y hoy profesor del mismo. Antes de los años 80 el centro era totalmente público y en el estudiaban españoles y suramericanos, apenas se encontraban portugueses. Hoy es un centro público para los españoles (poco más del 50 del alumnado) y privado para los portugueses, que en los últimos años han aumentado mucho. En el Giner de los Ríos es posible encontrar cuatro generaciones de una misma familia que han sido todos alumnos. La Familia Real española tuvo una estrecha relación con el Instituto durante los años de exilio en Estoril. Don Juan participó en actividades organizadas por el Instituto recuerda Ángel Chica, y algunos profesores fueron tutores del príncipe Juan La princesa Margarita tuvo sin duda un contacto mayor porque fue allí donde se examinaba por libre del Bachillerato. Tiene abierto expediente y el examen de la reválida lo hizo en la sala de profesores La princesa estableció amistad con otros estudiantes y puede decirse que en el Instituto Don Juan tuvo mucho apoyo, había muchos monárquicos Julio Palacios, reputado físico español, trabajó en uno de los hospitales de Lisboa y sus hijas estudiaron en el Instituto donde dio varias conferencias. Además formó parte del Consejo privado de Don Juan. Indagando en las actas han descubierto que el filólogo Ramón Martínez López (discípulo de Américo Castro y amigo de Valle- Inclán y Unamuno) impartió clases en 1936 en el Instituto Español de Lisboa y, durante ese año y el siguiente, fue agregado cultural en las embajadas de la capital portuguesa y en París. El filósofo sevillano Alfonso Lasso de La Vega también fue profesor después de ser condenado en rebeldía. Teresa Albéniz, madre de Cecilia Ciganer Albéniz, ex mujer de Sarkozy, fue otra de las españolas que estudió en el Instituto. El consejero de Educación de la Embajada de España en Portugal, Francisco España, considera que el Instituto Español en Lisboa está a la altura de otros centros europeos, como el Liceo Francés Es algo perfectamente constatado que el centro está cumpliendo una gran función pero si hay algo de lo que se quejan los padres, alumnos y profesores, es de la falta de espacio. Parece haber llegado el momento de buscar una nueva sede para continuar la interesante historia de este Instituto. Familia Real La Familia Real española tuvo una estrecha relación con el Instituto durante los años de exilio en Estoril