Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA MARTES 13 s 5 s 2008 ABC Interior excluye a las asociaciones de la Guardia Civil de la discusión salarial ABC MADRID. Las asociaciones de la Guardia Civil denuncian que han sido excluidas de las negociaciones que el Ministerio de Interior mantiene con los sindicatos policiales para tratar las demandas de equiparación salarial, hecho que califican como muy grave En un comunicado conjunto, las ocho asociaciones de la Guardia Civil señalan que únicamente se han convocado a los sindicatos policiales para pactar las mejoras económicas que tiendan a la equiparación salarial con las policías autonómicas por lo que una vez más, se desprecia a las asociaciones de Guardias Civiles Según el Gobierno socialista- -continúa el comunicado- -los guardias civiles no tenemos nada que decir, nada que opinar, nada que aportar, únicamente trabajar en la defensa de los derechos de los demás, derechos que los guardias civiles no tenemos Además, advirtieron que el sentimiento de desprecio y abandono por parte de los distintos gobiernos, y que los casi 80.000 guardias civiles los llevan sufriendo durante años, se ha de ver reflejado en cualquier acción que estas organizaciones consideren oportunas en la defensa de los derechos de guardias civiles La queja se produje una semana después de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reuniera con los sindicatos policiales para abordar la asignatura pendiente de la equiparación salarial con los mossos y los ertzainas. Ya adelantó a los agentes sociales que la homologación está por completo descartada y que la única solución viable es la subida salarial. Un hombre mata a martillazos a su tío y padre adoptivo de 80 años en Liria Tras la agresión, el parricida avisó a la Policía Local y aguardó a ser detenido P. A. ORTIZ VALENCIA. He matado a mis padres, que vengáis aquí Esta fue la escueta confesión que, por vía telefónica, realizó ayer Miguel M. de 30 años, a la Policía Local de Liria (Valencia) tras asesinar a martillazos a su padre adoptivo y tío carnal, Ambrosio R. de 80 años, en el domicilio de éste. Después de alertar en dos ocasiones de la agresión que acababa de perpetrar, el agresor aguardó pacientemente en el escenario del crimen a ser detenido. El suceso dejó desconcertados a los vecinos de la víctima, quien residía en la vivienda junto a su mujer. Miguel era conocido por todos, ya que vivió en el domicilio junto a sus tíos carnales y padres adoptivos desde pequeño, hasta que se independizó. Y nadie recuerda a lo largo de todo ese tiempo que se produjera alguna discusión del joven con ellos. Además, el crimen ocurre tras la dura y difícil vida del asesino. Miguel perdió a sus padres biológicos con pocos años de vida. Unos padres que, según afirmaron varios vecinos, formaban una familia desestructurada debido a que sufrían problemas relacionados con la droga. Tras el trágico suceso familiar, la hermana del padre biológico de Miguel decidió, junto a su marido, y pese a su avanzada edad, adoptar al menor. De esta manera, toda la infancia del parricida transcurrió en el domicilio de la calle Virgen del Montiel de Liria, el mismo desde el que ayer asomaba un reguero de sangre a través de la puerta. Era un niño normal aseguró Vicente, un vecino cuya vivienda está cercana al lugar del crimen. Esta misma persona afirmó que Miguel, que había dejado los estudios abandonó el domicilio familiar con 17 o 18 años Desde entonces, sostuvo José, otro vecino, el parricida acudía en ocasiones al domicilio de sus padres adoptivos, aunque no residía habitualmente allí. Al parecer, Miguel carecía de un empleo estable. El único trabajo del joven del que tenían constancia los conocidos del matrimonio era el de bailarín en varias discotecas del área metropolitana de Valencia. En este sentido, un hombre indicó que el agresor solía entrar y salir de la vivienda a horas intempestivas y, en varias ocasiones, acompañado por algún novio En este punto, este mismo vecino, que quiso mantener el anonimato, aseguró que, pese a que no había presenciado discusiones entre Miguel y sus padres adoptivos, sí que conocía casos de peleas entre el parricida y sus acompañantes en el portal del edificio. Y eso le sentaba mal al padre apuntó otra persona residente también en las inmediaciones. Del anciano muerto, todo fueron elogios. Vicente calificó a los padres adoptivos de muy buenas personas Es más, varios conocidos relataron cómo Ambrosio, ya jubilado tras una vida entera empleado como agricultor, decidió hace cinco años, junto a su mujer, adquirir un bar en el municipio cercano de Benaguacil. Un establecimiento que regentaban, a pesar de su avanzada edad, ellos mismos. Ése fue el motivo por el que la esposa de la víctima no presenciara la agresión, que ocurrió sobre las once de la mañana, ya que se hallaba atendiendo a la clientela del bar. La razón de esta nueva empresa era la de proporcionar a sus dos hijos- -tenían otro, aunque en este caso era biológico y de mayor edad- -un sustento de vida asegurado. Un bar en el que la madre aguardaba ayer, aún cuatro horas después del suceso, a que alguien le informara sobre unos trágicos hechos que todavía desconocía. Discusiones con acompañantes El fallecido y su mujer obtuvieron la patria potestad del presunto asesino cuando éste quedó huérfano EFE Violó a una niña de diez años, que quedó embarazada El acusado de dos agresiones sexuales a una niña de 10 años, que quedó embarazada y tuvo un bebé, Andrés Julián L. H. de 34 años, admitió en el juicio celebrado ayer en la Audiencia de Orense ambos delitos y pidió perdón, antes de volver a la prisión. Los hechos ocurrieron en 2005. Será condenado a 17 años de prisión en lugar de a los 25 que se le pedían. En la imagen, la madre de la niña enseña una fotografía del agresor sexual