Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA MARTES 13 s 5 s 2008 ABC Bermejo convoca y anula en horas una cita con el grupo progresista del CGPJ N. C. MADRID. La convocatoria y desconvocatoria, con pocas horas de diferencia, de una reunión- café del ministro de Justicia con vocales de la minoría progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha causado más que reticencias en medios judiciales, donde se ha especulado con la posibilidad de que fuera un intento de organizar la estrategia a la vista del parón que han sufrido las conversaciones PSOEPP sobre la renovación del propio Consejo y del Tribunal Constitucional. Esa estrategia pasaría por una dimisión en bloque de los vocales del grupo minoritario en el Pleno que el CGPJ celebra hoy con el fin de forzar la renovación, o por la preparación de acciones conjuntas para dinamitar la institución, en funciones desde noviembre de 2006. La existencia de la reunión ha sido negada o desmentida por vocales de la minoría progresista del CGPJ consultados por este periódico- yo no he sido convocado a mí no me han localizado versión que llama la atención desde el momento en que Justicia sí ha confirmado su existencia. Fuentes del Ministerio explicaron ayer que la reunión estaba prevista como un encuentro de trabajo de los muchos que Mariano Fernández Bermejo mantiene con todos los actores jurídicos En este caso, se trataba de un café que no figuraba en la agenda pública del ministro, pero sí en la personal. La desconvocatoria, que en los medios judiciales antes citados se atribuye a la filtración de la noticia sobre la celebración de un encuentro que se pretendía secreto, se debe, según Justicia, a un compromiso de última hora de Bermejo. Los vocales progresistas negaron que nadie haya planteado una dimisión en bloque como medida de presión- la ley sólo nos permite dimitir por motivos personales y nos obliga a permanecer en el cargo hasta que se nombre el nuevo CGPJ -y aseguraron que, de haberse producido, la reunión sería normal No habría sido la primera reunión entre el núcleo duro de uno de los grupos y el ministro de turno aseguran. Desde la mayoría se afirma, por el contrario, que ningún ministro les ha convocado nunca de esa forma, y menos en grupo Paulino Rivero llama a no tener miedo a hacer de Canarias un estado libre asociado El presidente autonómico y dirigente de Coalición Canaria dijo ayer en el Ayuntamiento de Santa Cruz que el debate sobre la soberanía está en la sociedad B. S. J. A. T. SANTA CRUZ. El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, de Coalición Canaria, instó ayer a no tener miedo de plantear la posibilidad de que Canarias se transforme en un estado libre asociado a España y hasta admitió que en un futuro el Archipiélago establezca consulados en determinados países del entorno africano. La afirmación se produjo en el transcurso de la reunión a puerta cerrada que sostuvo ayer en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con el alcalde, Miguel Zerolo, y los portavoces de los grupos políticos. En un determinado momento del encuentro, según pudo saber este periódico, Ángel Isidro Guimerá, del grupo mixto, le preguntó cuál era su posición acerca de la idea del Archipiélago como estado libre asociado que han hecho públicas en las últimas semanas tanto el alcalde capitalino como el presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón, ambos, figuras relevantes dentro de la coalición nacionalista. Rivero contestó que no hay que tener miedo de ponerse a pensar en esas ideas y que si se está hablando de ello es porque se trata de un debate que está en la sociedad Incluso, ante una posterior pregunta de Guimerá respecto de si es partidario de establecer consulados que representen a Canarias en África, el presidente regional dijo que se trataba de aspiraciones lógicas Durante la reunión de ayer, Zerolo volvió a decir que la posibilidad de plantear un estado libre asociado para Canarias no estaría mal ya que la Unión Europea le reconoce a las Islas más que el Estado español gracias al carácter de región ultraperiférica. Fue entonces cuando intervino Gloria Rivero, portavoz socialista, para decir que un hipotético estado libre asociado tendría aún menos competencias que las que dan el marco de las autonomías y recordó que muchas de las peticiones formuladas en este improbable proyecto pueden ser recogidas en el Estatuto de Canarias, incluyendo la vieja demanda nacionalista de igualar el marco competencial que tienen Cataluña y el País Vasco La concejal socialista dijo al presidente que no era malo que se hable de cualquier cosa, aunque no es cierto que el debate esté en la calle, pues es un debate que sólo se ha creado en el seno de Coalición Canaria Paulino Rivero le instó a que se imaginase qué podría pasar en un futuro si un grupo de personas notables con ascendencia y credibilidad en la sociedad pidiesen la independencia de Canarias El concejal del PP Ángel Lla- Réplica del PSOE; silencio del PP Militantes de CC agitando la bandera de las siete estrellas verdes, símbolo de los independentistas, en un mitin del partido ABC Café de trabajo Establecer consulados ¿Qué podría pasar en un futuro si un grupo de personas notables con ascendencia y credibilidad en la sociedad pidiese la independencia para Canarias? se preguntó Rivero nos, socio de CC en el Ayuntamiento y responsable de Hacienda, no intervino y trató de llevar la conversación hacia asuntos de índole económica. Fuen- tes cercanas a Paulino Rivero no negaron ni afirmaron sus palabras, aunque sí remitieron a lo que dijo en el Parlamento de Canarias hace tres semanas. En aquella ocasión, Rivero culpó al PSOE de que Canarias no profundice su autogobierno y no mejore su posición en cuanto sus capacidades competenciales algo que alimenta un sentimiento de marginación y frustración respecto de otros territorios del Estado En esa oportunidad, señaló que la Constitución es un largo camino para profundizar en un estatus especial para Canarias Estatus especial Las ideas soberanistas dentro de CC: un debate interno que divide voluntades para el congreso de octubre Coalición Canaria celebrará en Las Palmas de Gran Canaria a finales de octubre su cuarto congreso, donde entre otros asuntos se tratará la probable adopción de la sigla de su socio en las últimas elecciones autonómicas y generales, el PNC, por ser el codiciado nombre del Partido Nacionalista Canario la guinda que coronaría el cónclave, según fuentes nacionalistas. Otro asunto que ocupará parte de los debates será la toma en consideración de las ideas soberanistas que de manera cada vez menos solapada florecen entre sus miembros. No sólo Miguel Zerolo ha planteado la idea de Canarias como estado libre asociado a España, sino también el presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón, quien fue incluso más allá y planteó que se podría hablar de independencia y de que su isla mantuviera la cualidad de libre asociada al resto del Archipiélago. Por otra parte, es bien conocida la divergencia que existe dentro del partido en esta materia. Ricardo Melchior, presidente del Cabildo de Tenerife, señaló tajante hace pocos días que CC no es una formación extraconstitucional, que pide la independencia y que aquel que sí la pida no está en el partido La alcaldesa de La Laguna y diputada nacional Ana Oramas se pronunció de manera similar, casi en simultáneo con Melchior. Quien sí resulta de gran apoyo a los impulsores de las ideas soberanistas en CC es el actual secretario general de la Presidencia, Fernando Ríos Rull, que mantenía curiosas teorías sobre el marco político que rige en España desde 1978 en sus clases de Derecho Constitucional y Ciencias Políticas en la Universidad de La Laguna. Ríos no creía que la independencia fuera un mal camino para muchas regiones españolas que no están cómodas dentro de España y se atrevía con frecuencia a pronosticar que era para el Archipiélago el camino más lógico para superar sus problemas surgidos por la insularidad y la lejanía con el territorio continental. En esas clases, abogaba por la Unidad de estados ibéricos a semejanza de la Confederación Helvética.