Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es MARTES 13- -5- -2008 ABC La espantada de San Gil coloca a Rajoy en su momento más débil del precongreso Algunos barones cuestionan la decisión de la líder del PP vasco, que califican de error grave CRISTINA DE LA HOZ MADRID. La conversación de ayer entre Mariano Rajoy y María San Gil no sirvió para que esta reconsiderara su decisión de abandonar la ponencia política que se debatirá en el XVI congreso del PP. El texto se presentará hoy de la mano del líder de los populares canarios y vicepresidente autonómico con CC, José Manuel Soria, y de la senadora catalana Alicia Sánchez Camacho. De fondo, estará la sombra de San Gil, a la que Soria hará una mención concreta, un guiño como autora del texto. Y entre medias, una crisis de confianza total de San Gil hacia Rajoy, que coloca al presidente del PP en uno de los momentos más delicados. Pero, a decir de las distintas fuentes consultadas por ABC, el profundo descontento de San Gil con la ponencia política era un secreto a voces que había retumbado muchas veces en las paredes de la planta séptima de Génova, donde tiene su despacho Rajoy. La dirigente vasca sospechaba que se querían descafeinar algunos principios básicos del partido, a pesar de que el texto final recoge todas y cada una de sus peticiones. Los dos temas divergentes lo constituían tanto el acercamiento a los nacionalistas como la oferta, encabezada por Rajoy, de una serie de pactos de Estado con el PSOE en materia territorial y de lucha antiterrorista, por entender San Gil que suponen un cuestionamiento, un giro, de la concepción de España y de defensa de las libertades tradicional del PP. A pesar de que el domingo a las cinco de la tarde se cerró el texto con el visto bueno de la propia San Gil, la dirigente vasca no está convencida de que el espíritu real del partido sea el que muestra el texto; por eso le ha costado tanto cambiar la redacción de la ponencia arguyen las fuentes populares consultadas, que agregan que María aguantó hasta el final Rajoy es conocedor de las divergencias desde el mes de abril. Ya el día 24 de ese mes, el PP vasco hizo un desmentido Discrepancias Rajoy, a su llegada a la Casa de Cultura de Llodio (Álava) en la última campaña de las autonómicas vascas, en 2005 TELEPRESS LOS TIEMPOS DE LA CRISIS El día 31 de marzo, la Junta Directiva elige María San Gil, José Manuel Soria y Alicia Sánchez Camacho para que redacten la ponencia política. Las discrepancias entre Soria y San Gil son cada vez más frecuentes. La líder del PP vasco lo habla con Rajoy, que encarga a Lasalle que coordine el texto. El 24 de abril, unas declaraciones de Soria sobre la relación con los nacionalistas indignan a San Gil. Amenaza ya con irse de la ponencia, pero Acebes la frena. El pasado miércoles 7, San Gil se pone de nuevo en contacto con Rajoy por discrepancias con el texto. El viernes 9 vuelve a hablar con él y le plantea un nuevo un ultimátum. Se decide que el texto de la ponencia sea el que propone la vasca. El domingo 11, a las cinco de la tarde se cierra el texto, avalado por San Gil. Esta conoce unas declaraciones que Soria ha hecho a las 12,45 de la tarde. A las diez y media de la noche da a conocer su comunicado. de que el texto de la ponencia se planteara un acercamiento a CiU y PNV tal como explicó ese día su compañero de ponencia José Manuel Soria, con el que ha mantenido enfrentamientos constantes y del que muchos consideran que ha contado en todo momento con el visto bueno de Rajoy. Ese día, San Gil hace el primer conato de espantada y el secretario general, Ángel Acebes consigue pararlo. Mientras, la catalana Alicia Sánchez Camacho asiste al enfrentamiento como invitada de piedra, aunque parece alineada a las tesis de la vasca. No es lo mismo pactar en La Orotava con Coalición Canaria que hacerlo en el País Vasco dicen fuentes populares, muchas de ellas de la sede nacional del partido. Tal era el grado de desentendimiento entre ambos que Rajoy pone en manos del diputado José María Lasalle- -una de las personas que permanecen ahora en su círculo más estrecho- la tarea de coordinar los borradores que ambos le presentan. Es Lasalle el interlocutor habitual de San Gil durante los últimos quince días. Las conversaciones son largas y duras en la que los postulados de San Gil se meten con calza-