Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 s 5 s 2008 Primera división s Trigésima séptima jornada DEPORTES 83 INFIERNO AL PURGATORIO Es un clásico de Europa que había perdido el caché. El Atlético de Antic fue el último que disfrutó de la Liga de Campeones en 1997. El equipo regresa a su sitio POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Ganador de la Recopa en 1962, vencedor de la Copa Intercontinental 1974 después de perder la Copa de Europa frente al Bayern, los últimos once años del Atlético han significado su época más triste desde que los torneos continentales nacieran en 1955. Una larga crisis de ansiedad que comenzó cuando el Ajax le eliminó en cuartos de final de la Liga de Campeones 96- 97 y que finalizó anoche, con el retorno a ese viejo objeto de deseo que ha martirizado a la entidad durante una década de malos resultados. Dirigentes y jugadores esperan iniciar una nueva etapa, con proyectos de alto nivel que entierren once años de vulgaridad en los que figuras como Torres, Vieri y Valerón tuvieron que marcharse para lucir en otros céspedes. La empresa rojiblanca perdió el sentido de la historia cuando el inefable Rubí decidió la intervención judicial del club aquel fatídico 22 de diciembre de 1999. Era el preludio del descenso y de la desorientación total de la sociedad. Tras un bienio en el infierno, el equipo retornó a Primera, pero su salto se quedó en el purgatorio del fútbol nacional, ajeno a los éxitos en España, y olvidado de los duelos en Europa, una meta que abandonó en 1999. Desde el ascenso en 2002 hasta ayer, el mundo atlético sufrió un continuo querer y no poder. Ha sido esta misma temporada cuando consiguió participar por fin en la Copa de la UEFA, y gracias a la Intertoto. La rueda de fichajes fracasados durante los últimos diez años permitiría organizar un Tour de Francia, desde el serbio Kezman al portugués Dani, pasando por ACABAN ONCE AÑOS DEL Diez años de cambios continuos Ibagaza, Lardín y Leal, sin olvidar que esta casa descendió con Valerón, Molina y Hasselbaink en el once titular. Ahora se intenta borrar, que no esconder, un periodo que terminó cada primavera con acusaciones a Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo, un presidente que siempre tuvo el valor de dar la cara. Este es el primer mes de mayo desde 1998 que la afición finalizará una Liga de Primera con alegría. En la temporada 98- 99 ya se vieron las orejas al lobo (decimotercero) y en la 99- 00 se cayó en el pozo (decimonoveno) Después del retorno a la división de honor, el duodécimo puesto del curso 02- 03 significó el adiós de Luis Aragonés. Manzano dejó al equipo en la séptima plaza (03- 04) pero también se le destituyó. Como a Ferrando (undécimo en la Liga 04- 05) y a Bianchi y Pepe Murcia (décimo, 05- 06) La continuidad del denostado Aguirre a lo largo de dos años ha supuesto el cambio hacia la estabilidad. No se podía mantener la política de echar cada verano al entrenador y a diez futbolistas para regatear las críticas con otros tantos fichajes. Torres no aguantó más. Desde anoche, el objetivo de la casa es que nadie quiera irse del Calderón para mejorar. Recuperar el crédito histórico. El Sevilla mitiga su adiós a la Champions ganando el derbi Betis Sevilla 0 2 Betis (4- 2- 3- 1) Ricardo; Damiá, Juanito, Melli, F. Vega; Arzu, Rivera; Capi, Edu (Odonkor, m. 70) Mark González (Xisco, m. 78) y Pavone (Jose Mari, m. 70) Sevilla (4- 4- 2) Palop; Alves, Mosquera, Prieto, Drago; Renato (Duda, m. 86) Keita, Fazio, Capel (Navas, m. 65) Kanouté y Luis Fabiano (Maresca, m. 73) Árbitro: Undiano Mallenco. Amarilla a Fazio, Keita, Arzu, Mark González, Luis Fabiano, Odonkor, Melli y Mosquera. Roja directa a Arzu y Alves (m. 55) Goles: 0- 1 m. 32: Luis Fabiano. 0- 2 m. 51: Fazio. JOSE LUIS JIMÉNEZ La carambola exigía demasiado al destino, y después de desaprovechar sus ocasiones, éste dio la espalda al Sevilla. No falló el Atlético ante el Deportivo, y los sevillistas dijeron amargamente adiós a la Champions con un triunfo en el feudo del eterno rival con el que alegrar a la parroquia y enmarcar la digna campaña de Mano- lo Jiménez, técnico a la fuerza tras la espantada de Juande. Contra el centrocampismo ramplón tópico y típico de demasiados derbis hispalenses, el partido comenzó vibrante, con un Renato ausente que permitía al Betis equilibrar la medular y lanzar peligrosas contras a su rival, dueño y señor del balón y del ritmo de juego. Entonces, el Sevilla comenzó a tejer su trampa. Fue reculando, cedió terreno, sacó al Betis de su madriguera, y Alves olisqueó la confianza bética para telegrafiarle a Luis Fabiano el primero en sus botas, que de tiro cruzado batió a Ricardo. O Fabuloso le tiene tomada la medida a los de Heliópolis. La reanudación fue un regalo para Jiménez y un bofetón a sus críticos. Su apuesta personal, Federico Fazio como medio centro, que ya marcó las diferencias en Santander, se erguió poderoso a la salida de un córner para anotar el segundo. Noqueado el Betis, afloraron los nervios y las malas formas de los derbis sevillanos.