Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES Primera división s Trigésima séptima jornada LUNES 12 s 5 s 2008 ABC El Atlético regresa al mundo Volvió a sufrir, pero un gol de Forlán clasificó a los rojiblancos para la Liga de Campeones once años después Atlético de Madrid Deportivo 1 0 Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Antonio López, Pablo, Eller, Pernía; Maxi (Miguel, m. 87) Raúl García, Camacho, Luis García (Simao, m. 45) Forlán (Cléber, m. 89) y Agüero. Deportivo (5- 1- 3- 1) Aouate; Manuel Pablo, Lopo, Amo, Coloccini, Filipe Luis; De Guzmán; Wilhelmsson (Lafita, m. 72) Sergio, Juan Rodríguez (Taborda, m. 81) y Xisco (Riki, m. 72) Árbitro Ramírez Domínguez. Amonestó a Camacho, De Guzmán y Filipe Luis. Goles 1- 0, m. 45: Forlán. TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. La alegría se casa con el Atlético al cabo de una década. Por fin. Ya era hora. Hubo aficionados en Neptuno y muchos más seguidores en la gloria. El estadio Calderón vivió una noche especial. Hacía once años que el Atlético no estaba en la Liga de Campeones y la victoria frente al Deportivo devolvió a los rojiblancos al lugar que por historia y palmarés les corresponde. Precisamente, esa responsabilidad inyectó al encuentro una mezcla de tensión y esperanza que se vislumbró en las gradas, repletas, y en el césped, lleno de futbolistas obsesionados por un objetivo largamente perseguido. Había otros once profesionales enfrente que tenían una meta diferente: la Intertoto y la UEFA. Los deportivistas jugaron más tranquilos, porque no sentían esa ansiedad de once años que los locales acusan desde que el Ajax les eliminó en la prórroga de cuartos de final de la Champions 96- 97. Aquel gol del portugués Dani, posteriormente fichado por Jesús Gil, hizo demasiado daño en las aguas revueltas del Manzanares. Como es de rigor, fue otro partido de sufrimiento. Los nervios de los locales se masticaban en el campo. Aunque la afición les animó desde el principio, el temor a diez años de decepciones se olía en el ambiente. Un miedo que creció cuando el sistema 5- 1- 3- 1 de Lotina se impuso con su dominio territorial. Un susto que aumentó cuando Luis Fabiano marcó el 0- 1 del Sevilla en cancha del Betis. Los hombres de Aguirre tenían que reaccionar y los seguidores del Calderón les ayudaron para responder a la ventaja sevillista en el estadio Ruiz de Lopera. El conjunto madrileño necesitaba conseguir el mismo resultado que el Sevilla pa- El Kun Agüero se zafa del zaguero Coloccini en un momento del partido en el Vicente Calderón ra estar en Copa de Europa. Las jugadas entre Forlán y Agüero hicieron más peligroso al Atlético, al contragolpe, que al Deportivo dominador. Aouate robó al Kun un balón de gol. Pero el ataque visitante también tuvo ocasiones de provocar la crisis. La primera, cuando cuando Leo solucionó un mano a mano ante Xisco. La segunda, cuando el propio Xisco impidió un remate a bocajarro de Sergio. Maxi y compañía sabían que no podían seguir así. Buscaron el gol a impulsos de clase, a golpes de corazón, y fue el argentino quien dio el pase que Forlán convirtió en el 1- 0. Era su decimosexto acierto. Las tribunas explotaron de felicidad. El sueño parecía real. El entrenador mexicano exigió a sus muchachos que solventaran definitivamente los tres puntos y consiguieran la gloria en otro estallido de calidad. Agüero rondó el gol. Y el segundo tanto del Sevilla en terreno de su eterno rival hispalense añadió intensidad a esa plaza de Liga de Campeones que se jugaba en dos estadios. Los rojiblancos buscaron también una segunda diana de la tranquilidad y las respuestas ofensivas del cuadro gallego pusieron a los atléticos al borde de un ataque de nervios. Era otra noche de terror. La estrategia del 4- 4- 2 madrileño no varió, a pesar de jugar al borde del abismo. Continuó buscando la sentencia al FRANCISCO SECO Así jugó el Atlético Leo Franco: bien. Antonio López: regular. Pablo: bien. Eller: regular. Pernía: regular. Maxi: bien. Raúl García: regular. Camacho: bien. Luis García: mal. Forlán: bien. Agüero: notable. Simao: bien. Miguel y Cléber: sin calificar. El técnico: Aguirre. Regular. No pudo lograr que sus hombres que intentaran mandar en el encuentro. Jugaron al contragolpe y al borde del precipicio. Lo mejor: el destello de clase de Maxi y de Forlán para sentenciar. Los regates de Agüero. Lo peor: La pérdida del tempo del partido en el segundo acto, que pudo costarles el empate. Así jugó el Deportivo Aouate: muy bien. Manuel Pablo: muy bien. Lopo: bien. Amo: bien. Coloccini: notable. Filipe Luis: notable. De Guzmán: muy bien. Wilhelmsson: regular. Juan Rodríguez: regular. Xisco: mal. Lafita: regular. Riki: regular. Taborda: sin calificar. El técnico: Lotina. Muy bien. Quiso dominar el partido y tras el 1- 0 sacó toda la artillería. Fallaron sus jugadores al remate, no él. Lo mejor: La velocidad de Manuel Pablo. El trabajo sin fin de De Guzmán. La pelea de Coloccini. Lo peor: La falta de acierto de Xisco ante el gol. La carencia de profundidad del equipo. La madera le salvó al final contraataque. Un estilo que pudo alcanzar la serenidad total si Agüero hubiera arriesgado más en una galopada ante la salida de Aouate. El 1- 0 mantenía las espadas de Europa en alto, al filo de un tanto que colocaría el pulgar de la Champions hacia arriba o hacia abajo. Lotina apostó a todo o nada. Sacó a Lafita, Riki y Taborda en busca del empate. La madera salvó al Atlético a falta de tres minutos. Ramírez Domínguez silbó el final y cincuenta mil almas se fundieron en un abrazo virtual con la plantilla. El sueño se hizo realidad. Neptuno volvió a recibir amigos. Aguirre: El cuarto puesto supone mi renovación, pero el club decide; lo hemos conseguido por la implicación de los jugadores