Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12- -5- -2008 Doris Lessing califica el Nobel de basura que me ha quitado la energía de escribir 73 Los imperdibles Changeling de Clint Eastwood Vicky Cristina Barcelona de Woody Allen 24 City de Jia Zhangke Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal de Spielberg La mujer sin cabeza de Lucrecia Martel Che de Soderbergh El cant dels Ocells de Albert Serra Palermo Shooting de Wenders Los tres monos de Nuri Bilge Ceylan Adoration de Atom Egoyan película de Barry Levinson What just happened? en la que aparece, además de un De Niro en plena forma, un buen puñado de terrícolas famosos residentes en Hollywood, como Bruce Willis, Sean Penn, su parienta Robin Whrigt Penn, Catherine Keener, Turturro... El Festival revive Mayo del 68, el año que el cine dejó de respirar AFP PARÍS. El espíritu de mayo del 68 llegó al cine y la utopía invadió el Festival de Cannes e inflamó brevemente el Séptimo Arte. En la tarde del día 17 de ese mes se decidió la huelga de los obreros de los estudios cinematográficos y se envió a Cannes una moción que instaba a directores, productores, distribuidores, actores, periodistas y miembros del jurado a oponerse a la continuación del Festival, que había empezado el día 10. El objetivo era manifestar solidaridad con los trabajores y estudiantes en huelga y protestar por la represión policial Jean- Luc Godard y François Truffaut fueron los enviados por los Estados Geneales del Cine al Festival para exhortar a críticos y cineastas a interrumpir el certamen. La gran sala del Palacio de Festivales fue ocupada inmediatamente. Un grupo de cineastas rebeldes, entre ellos Godard, se colgaron del telón para impedir la proyección de Peppermint frappé, del español Carlos Saura. A pesar de su oposición, el presidente del Festival, Robert Favre le Bret, que había asegurado que Cannes no es ni rojo, ni blanco, ni burgués, ni proletario termió clausurando el festival dos días después. La prensa de la época dio por muerto el festival y lo enterró antes de tiempo. Sin embargo, los críticos se equivocaron. No sólo Cannes siguió adelante, sino que el movimiento de los directores lo amplió al fundar secciones paralelas. Este año Cannes conmemora en su 61 edición aquel mayo del 68, programando las películas que entonces no pudieron proyectarse, entre ellas, la de Saura. pelo a Tarantino con todo ello. A lo que hay que añadir unas sesiones especiales a cargo de directores como Terence Davis o Wong Kar Wai (que presenta su versión redux de Ashes of time uno de sus más singulares títulos que no quedó, como se ve, a su gusto en su fecha de estreno, a mediados de los noventa) y también la película- encuentro entre dos talentos inigualables de cerebro para abajo, el de Kusturica con Maradona, un documental que promete, si no grandes frases, sí al menos grandes momentos y grandes boutades Aunque, antes de todo esto, el Festival ha de abrirse por algún lado, y tras algunos titubeos parece ser que se abrirá del siguiente modo: el brasileño Fernando Meirelles y Blidness amparado en la obra de Saramago Ensayo sobre la ceguera Y tras todo ello, se clausura la edición con la polémica Sesiones especiales Pero el Festival de Cannes no sería el Festival de Cannes si, además de una Sección Oficial tan prometedora que hasta da un poco de grima, no tuviera también unas brillantes secciones más o menos cerca, Una Cierta Mirada La Quincena de los Realizadores que celebra este año su cuarenta aniversario (nació, en efecto, en 1968 al humo de la revuelta de mayo) y la Semana de la Crítica En estas tres piezas clave para la buena marcha del Festival se presentan este año más de medio centenar de títulos que pretenden ser mejor aún que lo oficial En la Quincena, entre los títulos elegidos hay uno español, El cant dels ocells del catalán Albert Serra, y otro de coproducción española, Liverpool del argentino Lisandro Alonso. Se inaugura la sección con Cuatro noches con Ana del polaco Jerzy Skolimovski. Y en Una Cierta Mirada se podrán ver las últimas películas del alemán Andreas Dresen, del mexicano Amat Escalante, del estadounidense Abel Ferrara, del japonés Kiyoshi Kurosawa... Y la esperada Tokyo! un tuya- mía- suya entre Michel Gondry, Leos Carax y el coreano Bong Joon Ho (el de The Host En fin, resulta agotador sólo leerlo, ahora queda lo duro: verlo. Secciones paralelas El maquillaje del cine español en Cannes La ausencia de Jaime Rosales y de su película Un tiro en la cabeza en esta edición del Festival de Cannes, nos ha dejado la impresión de siempre: no hay cine español en el festival más importante del mundo. Una impresión muy falsa: Está, en primer lugar, la película de Woody Allen, española, y con Javier Bardem y Penélope Cruz (olé) Está la película que produce Pedro Almodóvar, La mujer sin cabeza que ha dirigido la argentina Lucrecia Martel. Está incluso la de Soderbergh, Che rodada en Madrid, en La Mancha, Andalucía (arsa) Y está, especialmente, Albert Serra, que va a la Quincena de Realizadores, con El Cant dels Ocells algo así como una versión libre de la historia del viaje de los Reyes Magos a Belén. La produce Luis Miñarro, que también lleva al festival Liverpool del mexicano Lisandro Alonso. Lo cual quiere decir, que, en contra de esas impresiones pesimistas sobre el cine español y su ausencia en Cannes, hay una evidente trama del cine español para colarse en Cannes como sea, por donde sea y con quien sea.