Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 12- -5- -2008 ABC El lider demócrata Boris Tadic (en el centro de la imagen) celebra con sus partidarios el triunfo en las elecciones celebradas ayer en Serbia REUTERS Los proeuropeos del presidente Tadic se imponen a los ultranacionalistas serbios El Partido Democrático, no obstante, tendrá que pactar con otras fuerzas moderadas para gobernar con la mayoría necesaria RAMIRO VILLAPADIERNA ENVIADO ESPECIAL BELGRADO. Serbia vivió ayer unas elecciones clave para su futuro entre un modesto interés. Unos 6,7 millones de ciudadanos con derecho a voto elegían a 250 diputados. Se registró un alta participación, del 60,7 es decir, unos 4.100.000 votantes. Pero contra los pronósticos, parece en primera lectura que la retórica anti- occidental de los años 90 no ha logrado recapturar el imaginario serbio. Con el 34 por ciento de los votos escrutados, la Comisión Electoral confirmó anoche la victoria del Partido Democrático de Tadic, con el 36,39 por ciento de apoyos, mientras que los ultranacionalistas obtenían el 28,57 por ciento. Antes de conocerse estos datos oficiales, la proyección de sondeos realizada por los demoscópicos de Cesid anticipaba una inopinada victoria del Partido Democrático en la alianza Por una Serbia europea del presidente Boris Tadic (39 103 escaños) Le seguía el partido Radical de Tomislav Nikolic (SRS, 28,6 66 escaños) cuyo líder, Vojislav Seselj, está procesado en La Haya por incitación al genocidio. Sobre una de las dos opciones y en un Parlamento de 250 diputados, habría de pivotar el nuevo Gobierno, con necesarios aliados a contar entre nacionalistas, liberales y socialistas. En tercer lugar (DSS, 11,6 y 30 escaños) aparecen los nacionalistas estatistas del primer ministro saliente, Vojislav Kostúnica, que de coaligarse con el SRS planeaban devolver a Serbia al aislamiento patriótico de los años 90. Le sigue una pequeña recuperacíon de los socialistas del ex partido de Milósevic (SPS, 8,2 21 escaños) y los liberales (LDP, 5,2 13 escaños) estos víctimas del reagrupamiento europeísta en torno a Tadic. Las minorías nacionales sumarán algún escaño por ley y, como el LDP de Cedomir Jovánovic- -la única fuerza que propugna una ruptura valiente con el pasado- son devotos proeuropeos. La separación entre los dos bloques decisivos- -el proeuropeo y el afecto a un victimismo proruso- -podría ser de no más de un 2 según los analistas; de ahí que el presidente Tadic abogara ayer por una vital implicación y responsabilidad electoral. En ello no ha cooperado en cambio una prensa, que en buen parte ha regresado al estilo agitador y antieuropeo de la era Milósevic; como ejemplo de la cual un diario como Politika publicaba ayer en portada una urna con forma de caballo de Troya, sugiriendo un empleo espúreo del voto. La convocatoria anticipada, ante el colapso ideológico del gobierno de Kostúnica tras la independencia de Kosovo, ha hecho coincidir las legislativas con las municipales y las regionales en la provincia de Vojvodina. También estaban invitados a participar los cien mil serbios censados en Kosovo, aunque la misión de la ONU ha considerado ésta sin validez legal. El adelanto electoral encarnaba el giro nacionalista de Kostúnica para vengarse de la UE por Kosovo y echarse en brazos radicales, según el ex ministro de Exteriores reformista Goran Svilánovic, recurso local de lanzar piedras contra el propio tejado; de ser así, participación y resultado constituirían un varapalo personal al modesto opositor anticomunista elevado a héroe del levantamiento contra el autarca Milósevic en el 2000. Por la mañana, en Belgrado, el comentarista Misa Brkic lamentaba cómo pese a mejoras evidentes para la gente, de has- Patrioterismos