Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 s 5 s 2008 ESPAÑA 25 MÁS GRANDEZA Y SENTIDO DE ESTADO La única fórmula que llevará a mejorar la Justicia es un consenso generoso y sin mezquindades que no convierta en botín electoral a este poder del Estado mento para poder controlar mejor el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía. ¡Que oportunidad desaprovechada! ¡Que daño hicieron con aquel precedente, con aquellas depuraciones de fiscales! La prensa- -por otra parte- -ha apoyado demasiadas veces al afín, mucho más que criticado lo que se hacía mal o muy mal. Puedo recordar perfectamente cómo actuaciones semejantes de gobiernos o fiscales generales de distinto signo se elogiaban o criticaban en los periódicos y radios según la afinidad o no de los protagonistas, y no por el mismo rasero. Esa situación ha determinado que las asociaciones profesionales mayoritarias de jueces y fiscales se vean ligadas a los respectivos partidos políticos, que se aprovechan de ellas. Porque no hay duda de que las esperanzas legítimas de promoción profesional de muchos jueces y fiscales están ligadas a que el Gobierno sea de un signo o de otro. De eso las asociaciones no tienen la culpa, pero el resultado es el que es. Seguir por el camino de los reproches no lleva a nada. Ustedes han politizado la Fiscalía No, han sido ustedes Ustedes bloquean el CGPJ No, ustedes lo politizaron Esos reproches son cortinas de humo porque todo el mundo sabe que todos son (somos) responsables. Todos sabemos que tras gobernar ambos partidos con mayoría absoluta, el resultado no es sino lo que los dos grandes partidos han querido que sea. Y hoy vemos que no sólo está la justicia politizada, sino que además la justicia penal no funciona bien. La salida a este desastre sólo puede venir de la grandeza, de actuar con generosidad y con sentido de Estado. Buscando puntos de encuentro, evitando la mezquindad pequeña, invirtiendo, consensuando un modelo de Justicia que no haga de ésta un botín electoral, pactando un modelo moderno de proceso penal que se sujete lo mejor posible a la Constitución. Me pregunto si no ha pasado demasiado tiempo para que en España aparezca otro Alonso Martínez. SALVADOR VIADA Fiscal del Tribunal Supremo El Gobierno cambiará la ley de violencia si muestra carencias La ministra Aído, pendiente de un informe que evaluará los tres años de la norma L. DANIELE, ENVIADA ESPECIAL NIAMEY. El Gobierno está dispuesto a modificar la Ley Integral contra la Violencia de Género si se detecta en el texto alguna carencia Así lo han puesto de manifiesto desde Níger la vicepresidenta del Ejecutivo, Teresa Fernández de la Vega, y la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, quienes, además, han condenado y lamentado profundamente los dos últimos casos de mujeres víctimas de la violencia machista, ocurridos en Jerez y en Zamora. El Ejecutivo está a la espera de un informe que evalúa los resultados de las actuaciones y el impacto que ha tenido esta normativa en los tres años que lleva en vigor. El dictamen será remitido al Parlamento y si hay alguna carencia desde el punto de vista legislativo la norma se mejorará aseguró De la Vega. La ley es buena, tiene medidas para corto y largo plazo y en el corto no está dando todos los resultados que desearíamos admitió la vicepresidenta, quien también reconoció que hay que combatir los fallos con más atención, más vigilancia y más medios Ya en España, los ayuntamientos de Zamora y Jerez han convocado sendas concentraciones- -el martes y mañana, respectivamente- -con el fin de rechazar las dos últimas muertes machistas, ocurridas el sábado en estas ciudades. l problema de la Justicia en España durante los últimos veinticinco años está ligado a la escasa altura política con la que se han abordado las reformas. Siempre con parches, con censuras al adversario, siempre con el objetivo de influir políticamente sobre el tercer poder del Estado, en clave partidista, muchas veces con promesas rotas, como con desinterés. Es claro que en este terreno muy pocos pueden soportar reproches sin bajar la mirada o sin responder con un socorrido tú más, tú peor Hemos visto desde un Código Penal aprobado sin el voto favorable de la oposición, y por tanto sin consensuar, hasta un Pacto por la Justicia que podía haber tenido perfiles históricos y que al final no fue sino un instru- E