Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LUNES 12 s 5 s 2008 ABC Choque de civilizaciones en Níger Sorprendida y horrorizada se sintió la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, y así lo confesó, al posar para una fotografía con un empresario nigerino y sus tres mujeres. La recién llegada creyó que eran hijas del hombre POR LAURA DANIELE E. ESPECIAL NIAMEY (NÍGER) Por faltar algo, a Níger le falta de todo, incluso la igualdad. Con esta realidad se topó ayer el Gobierno durante el segundo día de la primera visita oficial de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega a Niamey, la capital nigerina, con motivo del III Encuentro España- África: Mujeres por un mundo mejor. La número dos del Ejecutivo de la Alianza de las Civilizanes y la igualdad tuvo en estas tierras un aterrizaje forzoso y abrupto en la realidad. Todo ocurrió por la mañana durante un recorrido por una empresa española que importa chufas a la Península y que da trabajo a más de 200 mujeres. Al finalizar la visita, el propietario de la compañía- -Ramón Carrión, de origen valenciano- -pidió a la vicepresidenta en un tono de voz audible para todos los presentes que se hiciera una fotografía junto a su socio nigerino, sus tres mujeres y algunos de sus 18 hijos- -en Níger, donde el 99 por ciento de la población es musulmana, la poligamía forma parte de su cultura- De la Vega, sonriente, accedió y posó con el grupo. Algunos de los integrantes de la delegación española se dieron cuenta de la circunstancia y se mostraron extrañados. Tras disolverse el grupo retratado, fuentes del Gobierno señalaron que De la Vega, sorprendida y horrorizada se vio obligada a acceder a la petición por cortesía Otras fuentes aseguraron que la vicepresidenta pudo no entender bien que el hom- La vicepresidenta posa junto a las tres mujeres y las hijas del socio nigerino de una empresa de chufas que ha instalado un valenciano bre era polígamo y que las tres mujeres resultaron ser las esposas y no las hijas del empresario nigerino, como ella habría entendido. Sea como fuere, ese retrato superó la categoría de anécdota y se encumbró a la agenda informativa del día, pues otros miembros de la delegación pusieron cuidado en no salir en esa foto en una posición protagonista. Cabe señalar que también posaron para la fotografía la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, y la secretaria de Estado para la Cooperación Internacional, Leire Pajín, quien no dudó en ponerse en uno de los extremos. Sin embargo, esta cuestión, EFE RAMÓN CARRIÓN Empresario español en Níger DEL DESPACHO EN IBM A REY DE LA CHUFA En quince años, Carrión ha pasado de empleado de una multinacional a empresario de éxito en África POR ALBERTO CAPARRÓS VALENCIA. Un cura abrió los ojos a Ramón Carrión hace ya más de quince años. Este emprendedor español cambió un buen trabajo en la factoría de la multinacional IBM por el negocio de la exportación de chufas. Un tubérculo del que se extrae la horchata, refresco valenciano por antonomasia desde hace cuatro siglos. Aquel sacerdote amigo le había contado cómo crecían España enviará 25 millones de euros para paliar la falta de alimentos ante la subida del precio de los cereales y del petróleo las chufas en África. Mientras, la expansión urbanística en Valencia estaba reduciendo la capacidad de producción de unas huertas condenadas a muerte por el asfalto. En el continente negro, Carrión descubrió unas tierras tan fértiles como desaprovechadas. Desde el primer momento visualizó el negocio, aunque era consciente de la dificultad de trabajar en países donde todavía persisten la ley de la selva, unas tradiciones seculares incompatibles con las civilizaciones desarrolladas y unas infraestructuras que brillan por su ausencia. Así comenzó la aventura de Tigernuts Traders, cuya sede central se encuentra en La Eliana (Valencia) a escasa distancia de la fábrica de IBM. Carrión cambió los chips por la chufa y hoy, a sus cincuenta y cinco años, posee un pequeño imperio extendido por Burkina Faso, Malí y Níger- -donde ayer coincidió con su paisana María Teresa Fernández de la Vega- desde el que exporta cada año tres millones de kilos de chufas. pese a no ser un problema menor, no es el tema que más preocupa a los ciudadanos de Níger, que sobreviven en su mayoría con menos de un euro y medio al día y tienen una esperanza de vida de apenas 45 años debido a la malnutrición y la falta de condiciones sanitarias que prevengan enfermedades como el cólera y la meningitis. La falta de trabajo y de recursos es lo que hace aquí la vida más difícil, no mi condición de mujer afirmaba una viuda, madre de siete niños, que vive de plantar la chufa y venderla a esta empresa española para su posterior importación a nuestro país. El Gobierno no es ajeno a ello y, por esta razón, la vicepresidenta aprovechó la jornada de ayer para mantener una reunión multilateral con los seis países más pobres de África- -Níger, Burkina Faso, Sierra Leona, Guinea Bissau, Malí y Benin- Durante el encuentro, Fernández de la Vega comprometió 60 millones de euros para apoyar a estas naciones en la lucha contra la crisis alimentaria y el cambio climático. La primera partida que enviará España será de unos 25 millones de euros para paliar la situación de falta de alimentos.