Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA La reforma del sistema de financiación s Cataluña LUNES 12 s 5 s 2008 ABC Edurne Uriarte VUELVE EL GENUINO ZP o es que se hubiera ido. Lo que ocurre es que estaba más callado. Más o menos desde dos o tres meses antes de las elecciones. Y en los temas más espinosos, ETA, los pactos con los nacionalistas y los coqueteos con todos los dictadores antiamericanos. Es decir, en los temas que dejan al descubierto el Zapatero más peligroso, el que puede ahuyentar a los votantes más centristas. Que es el Zapatero genuino. El que acaba de lanzar otro mensaje de diálogo con Fidel Castro y el que se dispone a negociar nuevamente con el nacionalismo vasco la hoja de ruta pactada con ETA en Loyola. El ogro preferido de la izquierda, sobre todo ahora que Ángel Acebes anuncia su retirada de la Secretaría General, es Jaime Mayor Oreja. Más que nada porque Mayor tiene la fastidiosa costumbre de llamar a las cosas por su nombre. Lo que inquieta sobre todo a los propios socialistas, bien conscientes del amplísimo y flexible margen en el que se mueven los principios de su líder. Jaime Mayor llama negociación al diálogo de Zapatero e imposición de los asesinos a su paz. Y advierte desde el inicio de la negociación que la hoja de ruta de Zapatero es pactar con los nacionalistas y con ETA el modelo de España exigido por unos y otros. Que es exactamente lo que presentó ayer en Bilbao. Disposición al diálogo (que no negociación, por supuesto) con Ibarretxe sobre sus propuestas, que son las mismas que las de ETA en Loyola. Si ya dijo a ETA que respetaría la decisión del pueblo vasco, no iba a negárselo a Ibarretxe. Legalmente, claro está. Nada de aventuras fuera de la ley. Primero se legaliza Loyola en el Parlamento vasco con la colaboración del PSE. Y después se relegaliza en el Parlamento español con el voto de los socialistas. Y lo que fueron los objetivos de ETA, o la aventura ilegal de los nacionalistas, o el modelo de los nacionalistas vascos y catalanes, son legitimados por las instituciones centrales del Estado. Con recortes, con matices, ciertamente. Pero recortes sobre Loyola, no sobre las propuestas de los ciudadanos no nacionalistas. De eso, ni negocia, ni siquiera dialoga Zapatero. N José Montilla y Emilio Pérez Touriño participaron en la fiesta de la Rosa celebrada ayer en Baracaldo (Vizcaya) EFE Frente común a la catalana CiU y ERC reclaman a Montilla un frente común forjado en Cataluña y Mas emplaza al PSC a romper con el PSOE si la reforma fracasa s Empresarios y sindicatos catalanes coinciden en pedir también la entrada en vigor del nuevo modelo IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El presidente de la Generalitat, José Montilla, vio ayer renovado el respaldo de los partidos catalanes (de corte nacionalista y catalanista) en la batalla por la financiación autonómica mientras se enfrentaba a los recelos que su ofensiva ha despertado en el PSOE. Un apoyo que se hizo extensivo al sector económico catalán, encabezado por el presidente del Círculo de Economía y consejero delegado de Abertis Salvador Alemany, quien reclamó que se cumpla el pacto adquirido con el Estatuto. Eso sí, tanto CiU como ERC coincidieron en las condiciones de ese respaldo: la creación de un frente común catalán en defensa del modelo consignado en el Estatuto catalán. El objetivo no es otro que evitar que la nueva financiación catalana se decida en el Comité Federal del PSOE, tal y como no se cansan de repetir los nacionalistas de uno y otro partido. Un objetivo que el propio PSC comparte, ya que los socialistas catalanes están convencidos de que necesitan llegar a Madrid de la mano de CiU para compensar los recelos que provocan sus socios de gobierno- -ERC e ICV- -y tener alguna opción de ser escuchados en la Moncloa. De ahí el empeño del conseller de Economía, Antoni Castells, por cortejar a Artur Mas en las últimas semanas. El líder de CiU, consciente de ese interés, elevó ayer el listón de su apoyo a Montilla y reclamó al presidente de la Generalitat que rompa con el PSOE si el Gobierno no cumple las expectativas en materia de financiación. Mas instó al tripartito a acordar con CiU en Cataluña una posición conjunta sobre la financiación que respete al cien por cien el modelo que incorpora el nuevo Estatuto catalán y a negociar con firmeza, hasta las últimas consecuencias con el Gobierno. Un bloqueo de la financiación catalana y, por ello, un incumplimiento flagrante del Estatuto imposibilitaría además que CiU se plantease colaborar con el Gobierno de Zapatero y, según Mas, el PSC debería asumir un compromiso en este mismo sentido LAS FRASES ARTUR MAS Presidente de CiU La única reacción posible ante el fracaso de la financiación sería que el PSC partiese peras con el PSOE JOAN PUIGCERCÓS Secretario general de ERC Mas eleva el listón La unidad catalana es vital, no podemos caer en viejos errores como cuando CiU se fue a negociar a Madrid SALVADOR ALEMANY Pres. del Círculo de Economía ser capaces de hacer una propuesta catalana reivindicó el dirigente republicano que felicitó a Montilla por su firmeza y al número dos de CDC, Felip Puig, por decir que esta vez no irán a pactar a Madrid La unidad catalana es vital para conseguir el modelo del Estatuto concluyó Puigcercós, que consideró demasiado tibia, por contra, la postura de la ministra de Defensa y dirigente del PSC Carme Chacón. La nota disonante la puso el portavoz del PSC, Miquel Iceta, quien respondió a los envites de CiU lamentado que a Mas se le nota demasiado que quiere que Montilla fracase cuando le reclama que rompa lazos con el PSOE. En cuanto al sector económico, empresarios y sindicatos catalanes reclamaron el cumplimiento del Estatuto en materia de financiación, tanto en contenidos como en calendario. Además de Alemany, el presidente de la patronal Pimec, Josep González, elogió el modelo pactado por Castells y el ministro de Economía, Pedro Solbes, pero criticó que los responsables políticos no se acaban de aclarar sobre si es factible y sobre cuándo se hará El presidente de Cecot, Antoni Abad, abogó por que se respete la fecha límite del 9 de agosto y recordó que su objetivo es el concierto económico, como en Navarra Los políticos no se aclaran Es una cuestión compleja, pero si hay un pacto se tiene que cumplir Por su parte, el republicano Joan Puigcercós recordó el fracaso de la unidad catalana en la reforma del Estatuto cuando el PSC anunció enmiendas al día siguiente de aprobarlo en el Parlamento autonómico y, meses después, Mas cerró un acuerdo bilateral con Zapatero. Ahora debemos