Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 s 5 s 2008 Fórmula 1 s Gran Premio de Turquía DEPORTES 105 El psicotécnico de Kovalainen El accidente del finlandés en Montmeló fue mucho más grave de lo que aparentó, y ayer fue segundo J. CARLOS CARABIAS ESTAMBUL. Finalmente resultó que Pedro Martínez de la Rosa estuvo más cerca que nunca de volver a coger un volante, deslizarse por la pista y archivar en el disco duro las sensaciones olvidadas de piloto. El accidente de Heikki Kovalainen en Montmeló, hace dos semanas, fue mucho más temeroso de lo que aparentó. De regreso de un susto monumental, el finlandés casi captura ayer la pole en Estambul. Segundo y en primera línea junto a Felipe Massa. El recto del nórdico en la curva 9 del circuito de Cataluña derivó en un alarmante pozo negro cuando se analizaron las pruebas, al estilo CSI. La cabeza del piloto rozó la primera barrera doble de neumáticos instalada en ese punto como escapatoria por los responsables de Montmeló. Nadie quiere pensar lo que hubiera sucedido unos centímetros más allá porque el casco estaba medio empotrado en las gomas. Y algo más grave sucedió con el habitáculo de su monoplaza, el llamado cocpkit Esa estructura indestructible que ha convertido a los pilotos de Fórmula 1 en pasajeros de pequeñas fortalezas se partió por el tremendo impacto. Las piernas de Heikki Kovalainen quedaron al aire sin la protección de ese seguro de vida. Por escaso margen, las voces autorizadas del paddock hablan de una suerte increíble del finlandés en lo que a su pellejo se refiere. Él levantó el pulgar cuando las asistencias lo rescataron del coche y lo llevaron en una camilla al centro médico del circuito. Ese fue el momento que captó la realización televisiva que emite la FOM, el negocio de Bernie Ecclestone. Pero en el garaje de Renault, por ejemplo, el momento fue sobrecogedor. Las gentes de la Fórmula 1, mecánicos, ingenieros y demás personal que lleva toda la vida entre monoplazas, no ocultaron su enorme preocupación por el incidente. Cuando Kovalainen hizo la señal de no preocuparse el box respiró. Hasta entonces, su sufrimiento en el bólido apenas se vio por la tele. El finlandés fue trasladado al Hospital General de Barcelona, donde permaneció en observación hasta que fue dado de alta durante la tarde siguiente a la carrera y el accidente. Por un lado iban los comunicados oficiales, la sonrisa del piloto, y por otra la realidad. Aki Insta, el médico de McLaren que ha trabajado con el equipo finlandés de esquí, dijo que teniendo en cuenta el accidente en el que se ha visto envuelto, está bastante bien La rehabilitación de Kovalainen en un centro especializado de Helsinki surtió efecto, aunque sólo en el tramo final. La impresión común por el paddock es que no hubiera podido correr en Turquía con un par de días menos de recuperación. Llegó a Estambul y la primera visual de rivales, amigos y curiosos fue inspeccionar sus ojos. No había rastro rojo de secuelas. El código que manejan los pilotos para conocer el estado de un colega después de un accidente. Kovalainen pasó un examen médico de la FIA, al estilo de los test psicotécnicos. Secuencias lógicas, tareas monótonas que miden la capacidad de reacción y así. Superó la prueba y recibió el OK. Pedro Martínez de la Rosa se quedó otra vez con la miel en los labios. Kovalainen quería correr, como todos. Como Montoya, cuando dos años atrás hizo lo posible y lo imposible para ocultar su dolencia en el brazo, producto de un partido de tenis, sesión de motos o lo que fuera. Kovalainen fue ayer segundo. ¿Un milagro? Para nada- -respondió él- Tampoco es que haya vuelto más fuerte... Me hice muchos chequeos médicos, estuve bien asesorado en Barcelona y en Finlandia y, después de todo, he realizado la mejor clasificación de mi vida PARRILLA DE SALIDA 1 2 H. Kovalainen (FIN McLaren) 1: 27.808 F. Massa (BRA Ferrari) 1: 27.617 3 4 Raikkonen (FIN Ferrari) 1: 27.936 L. Hamilton (GBR McLaren) 1: 27.923 5 6 M. Webber (AUS RBR Renault) 1: 28.417 R. Kubica (POL BMW Sauber) 1: 28.390 7 8 J. Trulli (ITA Toyota) 1: 28.836 F. Alonso (ESP Renault) 1: 28.422 9 10 D. Coulthard (GBR RBR Renault) 1: 29.959 N. Heidfeld (ALE BMW Sauber) 1: 28.822 Primer corte 11 12 R. Barrichello (BRA Honda) 1: 27.219 N. Rosberg (ALE Williams) 1: 27.012 13 14 S. Vettel (ALE Toro Rosso) 1: 27.412 J. Button (GBR Honda) 1: 27.298 Kovalainen saluda, junto a Massa, tras su segunda plaza de ayer AP 15 16 se habla de complot del hermano mayor, Honda. Super Aguri, con muchos menos recursos y mejores actuaciones, le dejó en ridículo casi toda la temporada pasada. Pero la realidad es que el año que viene el reglamento obliga a cada escudería a diseñar y construir su monoplaza y esto colocaba al pequeño equipo japonés ante un futuro muy gris. Toro Rosso va por el mismo camino. Hoy por hoy utiliza el chasis diseñado y construido por su padre deportivo, Red Bull, y el reglamento deja bien claro que en el año 2009 esto no será posible. Es curioso, pero esta nueva norma fue impulsada por los equipos medianos que no tienen la infraestructura capaz de abastecer con chasis a dos escuderías. Y aun así, siguen construyendo su coche. Las escuderías pequeñas son la joya del paddock allí donde se forma a pilotos como Fernando Alonso (Minardi) o Michael Schumacher (Jordan) También proporcionan una oportunidad ideal para jóvenes mecánicos e ingenieros. Mientras los grandes disponen de hasta mil personas en plantilla, Super Aguri no tenía más de doscientas en total. Y aunque los monoplazas no rueden tan rápido como los Ferrari, la cantidad de trabajo que hay detrás es muchísimo mayor en un equipo pequeño. Mientras los grandes llevan cinco ingenieros de telecomunicaciones al circuito, los pequeños llevan uno y éste se encarga de las radios, la comunicación con el coche, el intercom, etc... Por mucho que Max Mosley se proponga recortar los gastos de un equipo de Fórmula 1, los gigantes siempre pedirán un presupuesto mayor a sus patrocinadores cada año y encontrarán áreas de desarrollo, callejuelas ocultas en el reglamento por las cuales evolucionarán el monoplaza. Pero cada vez es más caro. Esto está convirtiendo a la Fórmula 1 en un deporte cada vez más exclusivo, ya que los grandes siguen ganando tiempo por vuelta aunque a un coste cada vez más elevado. Iñaki Rueda Ingeniero de control de F- 1 K. Nakajima (JPN Williams) 1: 27.547 Timo Glock (ALE Toyota) 1: 27.806 Segundo corte 17 18 S. Bourdais (FRA Toro Rosso) 1: 27.621 N. Piquet (BRA Renault) 1: 27.568 DETRÁS DE TORO ROSSO, SUPER AGURI uper Aguri ha desaparecido del paddock de la misma forma que ya lo hicieron otros equipos, como Arrows o Prost. En el circo de la Fórmula 1 19 20 G. Fisichella (ITA Force India) 1: 27.807 Adrian Sutil (ALE Force India) 1: 28.325 S