Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11- -5- -2008 MADRID 67 Los comerciantes blindan sus negocios pero aseguran que es urgente y necesario imponer mano dura a los delincuentes aquí no pasa nada. Se les detiene y vuelven a la calle de inmediato. Es incomprensible y, además, te deja con un malestar espantoso Hilario Alfaro cuenta que, hace un par de años, su tienda de Nuñez de Balboa se la vaciaron dos veces en una semana. Vaciada, literalmente. Tuve que poner un cierre de joyería. ¡De joyería para una tienda de textil! ¡Qué les parece! O eso, o me exponía a más robos. Todavía no las tengo todas conmigo pero, por lo menos, se lo pongo un poco más difícil a los cacos agrega. Este comerciante advierte de la mala imagen que se esJavier Delgado, responsable de esta tienda, insiste en la impunidad que arropa a los delincuentes. Se ve claramente, a través de nuestra cámaras, cómo se empotra el coche. Nosotros sólo podemos blindarnos pero ni eso nos protege. Ahora vamos a poner un muro detrás del escaparate. Romperemos el concepto de tienda que tenemos, abierto y diáfano, pero no hay más remedio si queremos asegurar el interior. Lo que pasa en Madrid no ocurre en París, Londres o Nueva York. ¡Menos mal que nuestra firma tiene un seguro internacional! Eso es lo que nos está salvando De momento. Es vergonzoso que 30 delincuentes acumulen unos 3.000 delitos se queja el propietario de una tienda de ropa En los últimos años ha aumentado el nivel de ensañamiento y destrozo contra los locales Los dueños de los comercios temen que las compañías aseguradoras terminen dándoles la espalda tá dando de cara al turismo a cuenta del aumento de este tipo de delitos. El distrito de Salamanca y, en concreto, la Milla de Oro son escaparates del Madrid comercial. Reconocemos toda la labor que realizan las Policías nacional y municipal pero lo fundamental es la vo- luntad política y legislativa para acabar con esta plaga En la tienda de Salvatore Ferragamo que ocupa el número 36 de Serrano todavía no se han recuperado del susto. Acaban de poner cristales y lunas nuevas. Anchas y resistentes, en teoría. Seis metros has- ta el techo. A ver lo que les duran. Este comercio fue visitado la noche del miércoles al jueves por los ladrones. Todo se quedó en un intento pero destrozaron el escaparate. En el zócalo de entrada quedan las huellas y los rozones del coche que empotraron, sin éxito, en el local.