Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 s 5 s 2008 INTERNACIONAL 41 El referéndum propuesto por Evo Morales tiene vacíos legales La próxima consulta popular, apoyada por el Gobierno y la oposición, ni siquiera está prevista por la Constitución IGNACIO ARANA ARAYA MADRID. Aunque la ley que convoca a realizar un referéndum revocatorio para dirimir la continuidad de las principales autoridades elegidas en Bolivia fue aprobada el jueves por el oficialismo y la oposición, la norma podría generar una nueva fuente de conflictos, ya que padece ambigüedades y un dudoso sustento legal. El Senado de mayoría opositora sorprendió al aprobar el proyecto gubernamental de someter a un referéndum revocatorio al presidente Evo Morales, al vicepresidente Álvaro García y a los nueve prefectos (gobernadores) del país. El proyecto había sido aprobado hace varios meses por la Cámara de Diputados, dominada por el oficialismo, pero descansaba en el Senado y no se preveía su aprobación, ya que la oposición alegaba que la iniciativa contenía vicios inaceptables. El referéndum revocatorio debe realizarse dentro de 90 días y podría poner fin al mandato de las principales autoridades electas si una cantidad porcentual y numérica de votos superior a los que recibieron los representantes cuando fueron elegidos decide que no deben seguir en sus puestos. Sin embargo, analistas bolivianos destacan que el proyecto es ambiguo y que podría agravar aún más la conflictividad que vive el país. Según el abogado constitucionalista Carlos Alarcón, citado por el diario paceño La Razón la ausencia de la figura del revocatorio en la Constitución podría generar acusaciones de inconstitucionalidad por parte de las autoridades que pierdan sus cargos. El politólogo Jorge Lazarte, por su parte, destacó la falta de precisión sobre los votos necesarios para revocar un mandato. En el caso de Morales, por ejemplo, no se sabe si para que pierda la presidencia se requiere que los votos en su contra superen el porcentaje que recibió cuando fue electo presidente (53,74 la cantidad numérica (1.554.374 votos) o ambos. Pero ése no es el único tema polémico. Lo justo sería que el 50 por ciento más uno de los votos pudiera revocar a Morales, el mismo porcentaje que fue necesario para elegirlo dice a ABC el asambleísta opositor de la Constituyente, David Torrico. Efectivamente, si Morales recibe un voto en contra por parte del 52 por ciento de los electores, podría mantener el cargo pese a no contar con un apoyo mayoritario. Incluso el viceministro de Justicia, Wilfredo Chávez, destacó lo irracional de que en el departamento de Chuquisaca se pueda revocar el mandato del prefecto, cuando la elección de esa autoridad se encuentra en curso. A las críticas se suma el que no hay quién dirima la legalidad del referéndum revocatorio, ya que el Tribunal Constitucional no está en funciones, según La Razón En enero la oposición ya había notado los vacíos y propuso un proyecto alternativo, pero ahora decidió obviar sus anteriores resquemores para frenar otro proceso electoral. El principal partido opositor, Poder Democrático y Social (Podemos) aseguró que con la aprobación del referéndum revocatorio se busca frenar el referéndum convocado por el go- Partidarios de Evo Morales, el viernes en Oruro bierno para aprobar su polémico proyecto de Constitución, ya que de acuerdo a la ley, sólo se puede realizar una consulta popular por circunscripción nacional en un año. Pese a los vacíos contenidos en la ley que convoca el referéndum revocatorio, ambas partes confían en ganar. El viernes, Morales dijo que los opositores están arrepentidos de haber aprobado la norma, porque saben que van a perder REUTERS Para este año se han anunciado trece referendos en Bolivia, uno de carácter nacional y los otros departamentales. Sin embargo, no está claro si los resultados de esos procesos electorales serán vinculantes Bravatas Sin embargo, el presidente de Podemos, Óscar Ortiz, dijo confiar en que el mandato de Morales será revocado. Para otros, la panacea de las consultas populares no es el mejor camino, Los referendos no resuelven el problema de fondo, porque no alteran la relación de fuerzas. Lo que hace falta es que haya una negociación profunda comenta a ABC el analista Roger Cortés. Se prevé que este año se realicen 13 referendos, uno nacional y el resto departamentales.