Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional DOMINGO 11- -5- -2008 ABC Los votantes se registran en un colegio electoral de Rangún para el referéndum REUTERS La Junta birmana celebra una farsa de referéndum en plena crisis por el ciclón Los generales se reservan el 25 por ciento del Parlamento PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL MAWBE (BIRMANIA) Ven a votar por un país mejor. Si amas a Birmania, ven a votar por un futuro más rico y feliz Como si fuera una de las canciones para donaciones que suenan en los templos budistas de esta pobre y aislada nación del Sureste Asiático, un tema pop con ritmo discotequero llamaba ayer al voto a través de los altavoces instalados en el colegio electoral de Mawbe. A 50 kilómetros de Yangón (Rangún) esta localidad se libró por los pelos del ciclón Nargis que asoló el sur de Birmania el pasado fin de semana, por lo que sus habitantes tenían que participar ayer en el referéndum para aprobar la Constitución redactada por la Junta militar. Por primera vez desde 1990, estaban llamados a las urnas 24 de los 57 millones de birmanos, excepto los 400.000 monjes budistas del país, vetados de la política después de que en septiembre del año pasado protagonizaran la Revuelta Azafrán y los residentes de las zonas afectadas por el ciclón, que tendrán que votar el día 24. Pero, para que no ocurriera lo mismo que hace 18 años, cuando el Ejército invalidó la victoria electoral de la líder opositora Aung San Suu Kyi, esta consulta popular no ha sido más que una farsa para perpetuar a la Junta militar en el poder. El Gobierno del general Than Shwe, que dirige con mano de hierro el país desde 1988, ha vendido dicha votación como su hoja de ruta a la democracia y ha prometido elecciones libres en 2010, pero la oposición ha criticado las escasas garantías de este referéndum. La nueva Carta Magna reserva un 25 por ciento de los escaños del Parlamento a los militares, que estarán legitimados para hacerse con el poder en caso de emergencia. Además, la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, confinada bajo arresto domiciliario durante 12 de los últimos 18 años, no podrá ocupar ningún cargo público. Aunque la mayoría de los birmanos detestan a la Junta militar, que los ha hundido en la miseria y ha anulado sus libertades, pocos se atrevieron a decir No al referéndum cogiendo la papeleta marcada con una X. Desde hace varios días, el Gobierno ha hecho campaña a favor del Sí e incluso ha prestado más atención al referéndum que a los devastadores efectos del Nargis que se ha cobrado más de 60.000 muertos y desaparecidos y ha dejado a entre 1,5 y 2 millones de personas sin hogar. Eso significa que los birmanos ya sabían qué hacer para no señalarse con la misma X de las papeletas, un símbolo de rebelión que está empezando a ser pintada con spray en muchas paredes de Rangún. Sin embargo, en el referéndum de ayer no resultó tan fácil oponerse a la Junta militar porque, en el colegio de Mawbe al que acudió ABC, no había cabinas con cortinillas para garantizar el voto secreto de los electores. Hay dos mesas con papeletas, las del Sí y las del No y tienes que coger una de ellas a la vista de todo el mundo, por lo que no hay oportunidad de rechazar la Constitución explicó una anciana que prefirió no dar su nombre por miedo a represalias. Curiosamente, varias fotos distribuidas por las agencias internacionales, pero realizadas por la agencia china Xinhua, mostraban a los votantes junto a cabinas con cortinas, lo que suena a ejercicio propagandístico más que a muestra de la realidad. Me han dicho que, si elijo el No voy a tener problemas espetó otro hombre que, nervioso y agachando la cabeza, salió corriendo para que la Policía no lo viera hablando con un extranjero cerca del colegio electoral. Vamos, vamos, todos a votar antes de que cierren las urnas a las cuatro de la tarde resonaba mientras tanto en el altavoz. Vete al infierno replicaban unos osados jóvenes en una choza contigua donde se sirven tés y cafés y cuya propietaria, para no escuchar los cantarines llamamientos al voto, Mentiras y engaños Miedo a votar Las papeletas de los colegios electorales estaban a la vista de todo el mundo, con lo que nadie se atrevía a optar por el no Los 400.000 monjes birmanos no pudieron votar por su protagonismo en la Revuelta Azafrán