Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Cataluña pide una nueva financiación s El derroche del Gobierno de Montilla DOMINGO 11 s 5 s 2008 ABC El tripartito catalán gasta al año 112 millones de euros en alquiler de oficinas La dispersión de edificios dispara el coste en mensajería y seguridad hasta 23 millones MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. La exigencia de José Montilla de incrementar la financiación catalana no ha ido acompañada de esa contención del gasto de la que hizo bandera en su día el Gobierno tripartito. Y, hoy por hoy, uno de los sacos sin fondo de la Generalitat es la gestión patrimonial, donde el volumen de oficinas en alquiler supera a las de propiedad. El caso más llamativo, que el tripartito heredó del Gobierno de CiU, es el denominado Palau de Mar sede de la Consejería de Acción Social y Ciudadanía que ocupa una superficie de 14.075 metros cuadrados junto al puerto y por la que la Generalitat pagará este año cinco millones de euros. Según la memoria de arrendamientos y compras de inmuebles incluida en los Presupuestos para 2008, a la que ha tenido acceso ABC, la Generalitat gastará este año más de 112 millones de euros en el alquiler de inmuebles y oficinas dispersas en el territorio catalán. Sólo el arrendamiento de las tres sedes de Acción Social, Política Territorial y Relaciones Institucionales supera ya los diez millones de euros. Y es que una buena parte de estas dependencias se sitúan en los distritos del Ensanche y el Casco Antiguo, es decir, en pleno corazón de Barcelona y en algunas de las arterias más exclusivas de la ciudad, como la Avenida Diagonal, el Paseo de Gracia o la Rambla de Cataluña. Asimismo, el suelo ocupado acostumbra a estar calificado como residencial o terciario, y no como equipamientos. El País Vasco y Galicia han solucionado estos problemas de dispersión con la creación de una ciudad gubernamental donde se concentran los edificios de la administración autonómica, lo cual comporta no sólo ahorro, sino una mayor eficiencia. La semana pasada, el PP propuso en el Parlamento catalán emular este modelo, pero los partidos que forman el tripartito- -PSC, ERC e ICV- -votaron en contra. Se da la circunstancia de que, en noviembre del año pasado, el ex conse- Un saco sin fondo Sólo el alquiler de las sedes de tres consejerías de la Generalitat (Política Territorial, Acción Social y Relaciones Institucionales) superan los diez millones de euros: -El departamento de Política Territorial de la Generalitat paga más de 4,3 millones de euros anuales por el alquiler del edificio de su sede central. -El departamento de Acción Social y Ciudadanía tiene presupuestado para 2008 un total de cinco millones de euros por el Palau de Mar, un macroedificio de 14.075 metros cuadrados de superficie. -El departamento de Presidencia tiene alquiladas oficinas en varios lugares de Barcelona con un coste anual de tres millones de euros. -La sede de Relaciones Institucionales en la Avenida Diagonal cuesta 1,25 millones al año. -Economía paga un millón de euros por las oficinas que ocupa una de sus direcciones generales en el número 635- 639 de la Gran Vía de Barcelona. -La Consejería de Innovación, Universidades y Empresa paga más de 2,5 millones de euros en oficinas dispersas entre la calle Tapineria, la Vía Laietana y el paseo de Gracia. -Gobernación paga 1,78 millones de euros por alquileres en diversos edificios y plazas de aparcamiento dispersos por la Ciudad Condal. -Vicepresidencia gasta 1,4 millones de euros en las oficinas de Vía Laietana. Joan Saura, Carod Rovira y José Montilla en una sesión de control en el Parlamento catalán jero de Gobernación, el republicano Joan Puigcercós, también propuso agrupar todos los departamentos de la Generalitat y las sedes de las empresas públicas en un solo edificio, a semejanza del complejo Lakua de Vitoria, donde el Gobierno vasco tiene emplazada la mayoría de sus departamentos. La concentración favorecería la reducción de costes con el consiguiente ahorro del alquiler de oficinas, de desplazamientos entre dependencias y de servicios de vigilancias sugiere la diputada Carina Mejías. Actualmente, los gastos de mensajería de la Generalitat superan los 4,3 millones de euros, según explica el Ejecutivo catalán en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el PP. Asimismo, los costes de la contratación a empresas de seguridad alcanzan anualmente los 29,1 millones de euros. Por razones obvias, Justicia es uno de los departamentos que más dinero invierte en seguridad, unos 8 millones de euros, mientras que el alquiler de sedes, juzgados y centros penitenciarios JOB VERMEULEN cuesta al año unos 53 millones de euros. Está previsto que estas cifras se reduzcan en el futuro, pues la Generalitat prevé que, a principios de 2009, se inaugure la llamada ciudad judicial donde se centralizarán los órganos judiciales de Barcelona y L Hospitalet, con el consiguiente ahorro en desplazamientos, mensajería y seguridad. Un modelo, el de ciudad judicial que de momento el Gobierno catalán no acaba de hacer extensivo a todas sus sedes administrativas. Cuando el tripartito asumió las riendas de la Generalitat, se marcó como uno de sus objetivos prioritarios una nueva política patrimonial basada en la concentración de los edificios administrativos y una reducción de los gastos. La Consejería de Economía, encargada de gestionar los inmuebles que pertenecen a la Generalitat, quiere reducir a la mitad la superficie de alquiler de forma que, en 2021, se obtendría un ahorro de 9,8 millones de euros. El modelo vasco y gallego Nueva política patrimonial Feng Shui en cinco dependencias de Interior Recientemente, el consejero de Interior y Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura, ha destinado 31 millones de euros a la reforma de la sede de Interior situada en la calle Diputación de Barcelona. Este gasto extraordinario corresponde a nuevo mobiliario y obras entre las que se incluyen espacios de jardinería bajo criterios de sostenibilidad la obtención de un certificado de edificio ambientalmente sostenible o medidas para combatir la lipoatrofia muscular. Al parecer, esta cifra no incluye la aplicación del Feng Shui técnica decorativa oriental que Saura ha aplicado en cinco dependencias de Interior, convencido de que el color y la colocación del mobiliario contribuye a aumentar la productividad y mejorar el ambiente laboral. Las oficinas y comisarías alquiladas por la Consejeria de Interior y Relaciones Institucionales supondrán este año un coste de 14 millones de euros, mientras que los gastos en seguridad ascienden a 2,1 millones de euros. Sólo en mensajería, el departamento de Saura gastó 215.732 euros el año pasado