Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11- -5- -2008 Ante el Congreso del PP s Entrevista ESPAÑA 19 La economía no es la tumba del Gobierno, sino el problema de los ciudadanos C. H. J. L. J. VALENCIA. Una de las principales incógnitas que plantea el PP es el tono que escogerá para hacer oposición. Pero González Pons entiende que la pelota está en el tejado del Gobierno o, mejor dicho, echa mano de un símil tenístico al señalar que la oposición es quien juega al resto y depende de cómo sea el servicio, tal será la respuesta de quien contesta al saque Cuando el que sirve saca fuerte, la respuesta es fuerte- -continúa- cuando el que sirve saca liftado, la respuesta suele ser mucho más complicada Al hilo de esta reflexión indica que en la pasada legislatura se produjo lo que sería una paradoja en cualquier democracia Y esa paradoja hizo que el culpable de todas las cosas que no salían bien era de la oposición, del tono de la oposición, de modo que el Gobierno no tenía culpa de las cosas que no funcionaban En este sentido, y contra las acusaciones de crispación, defiende que el Gobierno tuvo la oposición que merecía el tono de su discurso, y si en esta legislatura el Gobierno mantiene el mismo tono, se encontrará con la misma oposición. Si el Gobierno cambia el tono se encontrará con una oposición diferente. Es el Gobierno el que define el tipo de oposición que merece, no la oposición quien decide cómo se opone al Gobierno El diputado llamado a ocupar un puesto en el organigrama de Génova pide que no cambiemos los papeles en democracia. Los méritos y las culpas de los éxitos y de los fracasos son del Gobierno. A la oposición le corresponde fiscalizar y proponer, pero en ningún caso tiene que asumir ni éxitos ni fracasos Se le interroga si la situación económica será la tumba del PP. La economía no es la tumba del Gobierno, sino el problema de los ciudadanos. Yo a Zapatero le veo sonreír sentencia sombrío. Entiende que el jefe del Ejecutivo tiene que negociar y pactar con el PP el modelo territorial y el sistema de financiación para que todas las autonomías sean iguales aunque acusa a Moncloa de estar intentando saltarse al PP y negociar directamente con las Comunidades. Se equivocará, porque España no es el patio de su vivienda ni el espacio de tierra que rodea la Moncloa. España es el trozo de tierra que justifica que exista la Moncloa, y por eso no puede saltarse a España para gobernar directamente por, para o contra las Comunidades El modelo de financiación es uno de los temas a debatir y pactar esta legislatura, pero no es tanto la financiación como el modelo territorial de Estado, que en la pasada legislatura quedó cuestionado y en una situación de franca debilidad E incluye el agua en la ausencia de política de Estado de Zapatero. Cree que el trasvase del Ebro a Barcelona es grave y que trasciende la política hídrica, porque deja de manifiesto que no hay una política de Estado Sólo cuando todos somos idénticamente libres e iguales, somos una nación señala y alerta de que, precisamente, la pretensión de los nacionalistas es romper con el principio de igualdad para acabar, de paso, con el concepto de nación española. A su juicio, lo mismo ocurre con la inmigración: De los papeles para todos pasamos al paro para todos Zapatero- -añade- -no se tomó en serio los problemas que podía acarrear la inmigración masiva incontrolada, y ahora vamos a pagar entre todos, españoles e inmigrantes, su facundia congénita Y de apestado califica por otro lado al defenestrado ex ministro de Asuntos Sociales Jesús Caldera, cuyo cese certifica el fracaso de las políticas sociales Así, sostiene que si este capítulo hubiera ido bien, Caldera sería ahora vicepresidente del Gobierno En definitiva, denuncia, la cara social la ha puesto el PP y la carota social el PSOE Sin política de Estado -Los procesos previos a un congreso siempre son tensos, afloran muchos sentimientos, se desatan muchos nervios, se abren expectativas y se producen frustraciones. Lo que pasa es que en partidos fuertes estos procesos se pasan con disimulo; en partidos débiles se viven a la vista de todos. Somos un partido que no se encuentra en un momento de opulencia, aun teniendo unos re- -Se pidió renovación en el Partido Popular, y ahora que llega se monta el gran lío. ¿En qué quedamos? mos, el desgarro interior que sentimos, es grande. Sólo le pido a mis compañeros que el día que pase el congreso nos pongamos todos a remar en la misma dirección. De nuestra derrota electoral, la peor parte no nos la llevamos nosotros, se la lleva el pueblo español, que va a tener a Zapatero cuatro años más de presidente. Tenemos que ponernos a trabajar cuanto antes a hacer el papel que nos ha correspondido, que es el de oposición. sultados espectaculares. No nos sucede nada que no le ocurriría a otro partido en las actuales circunstancias; por eso no tenemos que hacer de nuestra situación algo excepcional. Lo importante es que se sepa mantener el tono y la esencia del partido que refundó José María Aznar, que seamos herederos de su legado, y con ese bagaje construyamos la época posterior a la de Aznar. Eso significa mezclar renovación con mantenimiento e innovación con conservación. Nos debemos unir las distintas generaciones para hacer un PP intergeneracional. Rajoy representa la esencia del aznarismo y, junto a él, deben agruparse personas que representen la renovación del aznarismo. Les ruego a mis compañeros que hagan de la unidad, de la fidelidad y de la independencia del PP, su razón de actuar. No debemos colaborar a que el PP se rompa o se debilite. El PP es tan importante para España que nuestra responsabilidad es que salga más unido y más fuerte. No hagamos nada que haga que Mariano Rajoy, que llega al congreso como presidente del PP, salga como medio- presidente, porque así será un Rajoy al que Zapatero barrerá cada miércoles en la sesión de control. -Al Partido Popular le dieron muy buenos resultados cuando las hacía el PSOE. Ese debate lo tuvimos cuando José María Aznar era presidente del PP y consideramos que no formaba parte de nuestro tipo de partido. Me parecería mal que lo que no nos gustaba cuando Aznar era presidente, ahora sí nos guste cuando el presidente se llama Mariano Rajoy. Lo que hace el debate sobre las primarias es cuestionar la legitimidad del XVI congreso. Este congreso es tan legítimo como cualquiera de los que dieron lugar a los actuales presidentes autonómicos del PP o a los anteriores presidentes nacionales. Primarias las quiero en el PSOE. ¿Debilita el debate de las primarias? Zapatero tuvo la oposición que se merecía. Si mantiene el mismo tono, tendrá la misma oposición Acusa a ZP de negociar directamente la financiación con las CCAA: Se equivoca: España no es el patio de su casa ni el espacio que rodea la Moncloa