Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CIENCIAyFUTUROsSALUD www. abc. es salud SÁBADO 10- -5- -2008 ABC Viaje al interior del colon, sin sufrir La colonoscopia tradicional ya tiene un competidor fiable: la cápsula endoscópica. Basta con tragarse una minicámara del tamaño de una pastilla para vigilar el colon. Sin apuros ni molestias N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Nacieron para ser una herramienta de espionaje, un juguete digno de James Bond. Pero hoy las cápsulas endoscópicas se han colado en los hospitales y se han convertido en una pieza indispensable de las consultas de digestivo. Las primeras se diseñaron para recorrer el intestino delgado, después para explorar el esófago. La última generación es capaz de fotografiar con detalle el interior del colon en busca de lesiones sospechosas. Los primeros prototipos de cápsula de colon se lanzaron en 2006 y es ahora cuando, poco a poco, algunos hospitales españoles empiezan a ofrecerla entre sus prestaciones. Hospitales como el Madrid Norte Sanchinarro, el Virgen Macarena de Sevilla o la Clínica Universitaria de Navarra están entre ellos. Las imágenes que capta son tan fiables que los primeros estudios a gran escala ya la apoyan como una prueba de elección para prevenir el cáncer colorrectal, como lo es la mamografía en el cáncer de mama. Encontrar una prueba fiable, segura y poco molesta era la asignatura pendiente de la prevención del cáncer de colorrectal. El segundo tumor más frecuente en España cuenta con dos aliados que le permiten ser uno de los cánceres con mayor mortalidad: el rubor que sienten sus víctimas a la hora de hablar de problemas intestinales con sus médicos y el rechazo a la colonoscopia tradicional, una técnica fiable que necesita introducir un largo tubo con cámara por el recto. Sólo un tercio de las personas a las que se recomienda una colonoscopia estándar obedecen a sus médicos. En la colonoscopia clásica, la sedación ayuda a los pacientes a combatir el dolor. Aunque no se libran de la molesta insuflación, que consiste en introducir aire dentro del intestino, ni de la vergüenza de pasar por la prueba. Dos cuestiones que no ayudan al consejo médico de hacerse una exploración del colon a partir de los 50 y repetirla cada cinco años; sólo como medida de prevención para luchar contra un cáncer que, a tiempo, se ataja con garantías. Como alternativa a una prueba tan cruenta, los radiólogos propusieron hace una década la llamada colonoscopia virtual. En realidad, se trata de ver el interior del colon con la ayuda de un TAC o escáner. El TAC muestra imágenes tridimensionales de las paredes de los intestinos que son interpretadas por un programa informático. Durante años se dudó de su eficacia hasta que se publicó un estudio con más de 6.000 pacientes donde se confirmó que la técnica virtual podía ser tan eficaz como la clásica. La colonoscopia virtual no toca al paciente. Es más cómoda, más rápida y también más segura que la tradicional porque no hay riesgo de perforar las delicadas paredes de la mucosa intestinal. Sin embargo, el escáner no acaba de imponerse. En parte, porque emite un nivel de radiación considerable y también por las reticencias de algunos especialistas que prefieren ver la imagen real de una posible lesión, no una recreación del intestino. A la única alternativa amable a la colonoscopia le ha salido un nuevo competidor, la cápsula endoscópica. Frente a los tubos y el aire de la técnica clásica, o la radiación de la virtual, con la cápsula basta con hacer un gesto tan sencillo como tragarse una especie de comprimido del tamaño de un complejo vitamínico. La cápsula lleva integradas dos videocámaras en miniatura con iluminación, de 11 por 26 mm. capaces de captar cuatro imágenes LA CÁMARA QUE SE TRAGA Portacámara Campo visual 140o Protector La cápsula endoscópica de colon se suma al TAC como alternativa amable a la colonoscopia tradicional. Empieza a funcionar a la hora y media de haberla ingerido para que la batería aguante todo el recorrido del aparato digestivo hasta llegar al colon en busca de lesiones sospechosas. La cápsula que explora el colon es unos milímetros más grande que la utilizada para ver el intestino delgado Luces Lente Sensor Baterías Batería Transmisor 2 Control automático Hasta 10 horas 4 por segundo Cámaras: Luces: Autonomía: Captura de imágenes: Funcionamiento de las cámaras endoscópicas 1- Ingestión de la cápsula como una pastilla normal, en ayunas y con ayuda de un vaso de agua 2- La cápsula ilumina el interior del tubo digestivo y toma fotografías con la cámara Esófago Hígado Estomago Receptores Frente a la colonoscopia virtual 3- El holter almacena la Intestino delgado Holter Apéndice Recto Ano información que le van enviando por radiofrecuencia ABC CG. Simón Fuente: Clínica Universitaria 4- Se trata de un proceso ambulatorio durante el cual el paciente puede continuar con su actividad normal. Al terminar se desecha con las heces Asignatura pendiente La cámara que explora el esófago captura unas 2.600 imágenes, la del intestino delgado cerca de 50.000 y la del colon unas 140.000 5- Esa misma tarde o al día siguiente se descargan las imagenes recogidas en el holter a un ordenador para su revisión. 1,1 cm 3,1 c m