Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10- -5- -2008 MADRID 55 Hay tanto robo porque se compra en los puestos de la calle dice la dueña de la última tienda atracada El martes fue asaltado un local de Gucci el miércoles se intentó en Salvatore Ferragano todos exclusivos ron la puerta de acceso. Todo ello, en pocos minutos. Sabían a lo que iban. Habían preparado a conciencia su fechoría. Entraron en esta perfumería con un contenedor de basura y varias bolsas. Tardaron muy poco en vaciar las estanterías. El botín, a base de perfumes de marca, caros, y de cremas también de calidad, oscila entre los 12.000 y los 15.000 euros, según los primeros cálculos de los propietarios del comercio atracado. Mara Arranz, dueña de la perfumería Madrid- París y presidenta de la Asociación de Perfumistas y Drogueros de la Comunidad de Madrid, comentó a ABC que ya sufrieron otro robo el pasado mes de septiembre. Llevamos siete u ocho en los últimos diez años. Ya no sabe uno si tirar la toalla o seguir adelante porque esto es un sinvivir Te asustas cada vez que suena el teléfono por la noche y piensas: Ya está. Otra vez ha pasado algo Así no se puede estar Arranz se lamenta de que, además del incremento de la delincuencia en todo Madrid y, en especial, en la Milla de Oro se roba tanto no ya sólo por la impunidad que arropa a los delincuentes, sino porque la gente compra, en la calle, los artículos robados. Si te ofrecen, en un tenderete en el suelo, un perfume de marca, auténtico, a veinte euros, hay que saber que es robado y avisar a la Policía. No comprar. A veces entiendo al consumidor. Es fácil Compramos lo robado caer en la tentación pero no hay que olvidar que compramos algo robado La Milla de Oro madrileña lleva tres días de órdago. La madrugada del martes al miércoles, un grupo de delincuentes empotró un coche BMW robado en la tienda de la firma Gucci situada en el número 49 de la calle de Serrano. Se llevaron 14 relojes y varios bolsos de diseño exclusivo. Veinticuatro horas después, es decir, en la noche del miércoles al jueves, el objetivo fue la tienda de Salvatore Ferragano que ocupa el número 36 también de la calle de Serrano. Ocurrió hacia las cinco de esta madrugada y, por fortuna, todo quedó en un intento porque los cacos se percataron de que iban a emplear más tiempo del previsto en el atraco. Desistieron aunque sí dejaron su huella a base de destrozar parte del escaparate. La alarma ha vuelto a cundir en la zona a raíz de esta oleada de robos. Los comerciantes están que trinan y se sienten, de nuevo, totalmente desprotegidos. Armando Rodríguez, responsable del gremio de joyeros y miembro de la Confederación de Comercio Especializado (Cocem) ha vuelto a recordar la inseguridad en la zona, que no es nueva porque se viene produciendo desde hace tiempo. Ya lo he dicho muchas veces: no es cuestión de poner más policías, que también, sino de endurecer las penas para castigar a los delincuentes La Delegación del Gobierno en Madrid anunció ayer mismo que reforzará la vigilancia policial en la Milla de Oro Para ello, ha dado instrucciones a la Jefatura Superior de Policía a fin de que aumente el número de patrullas e intensifique la vigilancia en todos los turnos. La Policía centra sus investigaciones en todos los detalles de estos últimos atracos para concluir, si fuera el caso, si los delincuentes pertenecen a una misma banda organizada o si se trata de varias que están castigando la misma zona. Un muerto y dos heridos en un tiroteo por drogas en Hortaleza Del piso cayeron miles de recortes de billetes falsos de 500 euros CARLOTA FOMINAYA MADRID. Todo apunta a que el tiroteo ocurrido ayer en el piso noveno de la calle de Torregrosa, en el distrito de Hortaleza, y que dejó un muerto y dos heridos de distinta consideración, responde a un ajuste de cuentas realizado durante una compra- venta de droga. Tras los disparos, miles de papeles de periódico y de revistas recortados como billetes de 500 euros caían desde el noveno piso donde yacían las tres personas, de nacionalidad dominicana. El fallecido es Carlos P. M. de 40 años, que se encontraba en permiso penitenciario en el momento en que ocurrió el tiroteo. Las otras dos víctimas son Norberto N. B. de 33, que al cierre de esta edición se encontraba grave, con herida de bala en el tórax, y el tercero, Silfrido C. de 38, que tan sólo presenta levantamiento de cuero cabelludo. Los dos primeros tenían antecedentes por tráfico de drogas, según fuentes del caso. Todo comenzó minutos antes de las tres de la tarde, cuando una persona gritaba desde una terraza: ¡Hay tiros! ¡Hay gente herida de bala! Los nervios se apoderaron de los viandantes y de todo el vecindario. Llamaron al 112 y éste remitió el aviso al 091. Los autores de los hechos ya habían huido. Hacia las 15.30, varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local, además de los Bomberos y del Summa accedían al inmueble y, según una mujer del bloque contiguo, que en ese momento llegaba a visitar a su hija, tiraban la puerta blindada abajo con una maza enorme y procedían a evacuar a los heridos y a recoger las pruebas del delito. El panorama con el que se encontraron era desolador. Tras Endurecer la ley Mayor vigilancia Vecinos conflictivos Una mujer que estaba en el piso es llevada a declarar el quicio de la puerta, suciedad, muebles destrozados, recortes de papel tirados por doquier, y restos de sangre por todos lados Eran personas conflictivas. Tan sólo llevaban cerca de cuatro meses viviendo en la casa en régimen de alquiler, pero los vecinos ya se habían quejado numerosas veces al presidente de la comunidad de DANIEL G. LÓPEZ su mal comportamiento. De la casa entraba y salía mucha gente de cachondeo. Dormir, lo que se dice dormir, dormíamos poco dice la vecina del piso de arriba. A eso de las seis de la tarde, salía la Policía del portal con una mujer dominicana que al parecer se encontraba también en el piso. En la casa vivían unas diez personas.