Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10- -5- -2008 La juez desoye los ruegos y adjudica el colegio Santa Gema a una inmobiliaria 49 La trama de corrupción pone contra las cuerdas al tripartito El alcalde no aclara su responsabilidad s El Ejecutivo regional le acusa de escurrir el bulto y exige responsabilidades M. OLIVER MADRID. El futuro político del alcalde de Coslada sigue sin definirse. Dos días después de que la trama de corrupción policial le estallara en las manos, Ángel Viveros (PSOE) continúa eludiendo su responsabilidad como máximo responsable de la Policía Local del municipio. El regidor socialista emitió ayer un comunicado intentando aclarar la postura del Consistorio respecto al caso. En el escrito, sin embargo, no hace ninguna mención a su decisión de permanecer o no en el cargo. En el comunicado, de cuatro puntos, Viveros se pone a disposición de las autoridades policiales y judiciales; defiende y resalta la dignidad de los agentes de la Policía Local de Coslada; asegura que ejercerá todas las acciones para preservar los derechos de sus vecinos; y asegura que adoptará las medidas necesarias de carácter disciplinario que dicten las resoluciones judiciales. La actuación del Consistorio en este caso ha empezado ya a resquebrajar la unidad del tripartito. Varios miembros de la Corporación municipal empezaron ayer a desmarcarse de la actuación de Viveros y reconocieron que el regidor y su equipo conocían desde hace tiempo las actuaciones del jefe de la Policía Local, Ginés Jiménez. Los dos vicepresidentes de la Comunidad no dudaron ayer en exigir responsabilidades al alcalde de Coslada. Ignacio González declaró que Viveros debe asumir directamente la responsabilidad y facilitar la instrucción del caso, como jefe superior de la policía En la misma línea se expresó Alfredo Prada, vicepresidente segundo y consejero de Justicia. El alcalde de Coslada- -dijo- -ha intentando echar balones fuera, pero yo creo que debería ir pensando en asumir la responsabilidad política. Es un escándalo que un sistema democrático no puede permitir y en el que la ley tiene que actuar con toda la dureza El consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, acusó al alcalde socialista de escurrir el bulto y mostró su perplejidad por las declaraciones del regidor en las que culpa a los vecinos de Coslada de que no se haya descubierto antes porque lo sabían pero no aportaban pruebas Granados, por otra parte, se mostró dispuesto a ayudar al Consistorio cosleño con el envío de nuevos policías locales de otros municipios para garantizar la seguridad de la localidad El Consistorio se persona como acusación El Ayuntamiento de Coslada solicitó ayer por la tarde su personación como acusación particular ante el Juzgado de Instrucción Número 21 de Madrid en la denominada Operación Bloque contra la presunta corrupción policial en la localidad. Quien seguirá los mismos pasos del Consistorio será la Comunidad de Madrid. Fuentes regionales aseguraron que su personación en el caso se realizará a principios de la semana que viene. Entre los motivos que esgrime el Gobierno autonómico para personarse es conocer si la presunta trama de corrupción policial pudo utilizar medios de la Comunidad de Madrid- -vehículos y ordenadores propiedad de las Bescam- -para llevar a cabo las extorsiones. Nexo con la operación Santiago Antonio Murillo, actual concejal de Seguridad (PIC) y el alcalde cosladeño, el socialista Ángel Viveros (a la derecha) ABC Hubo que repetir las últimas elecciones sindicales en la comisaría de Coslada Las continuas reclamaciones, quejas y denuncias por parte del CSI- CSIF desembocaron en un contencioso a raíz de las elecciones sindicales celebradas en la primavera del año pasado. El CSI- CSIF, conocedor de todo lo que se estaba cociendo en el entorno policial, llevó por lema: Barrerá la basura acompañando dos elocuentes fotografías en las que se veía una escoba quitando desperdicios ante un coche policial y otra similar, pero ante las puertas de las dependencias de la Policía Local. De la noche a la mañana, el sindicato, antes de las elecciones, vio cómo sospechosamente algunos de los miembros de sus listas renunciaban a presentarse. El sindicato consiguió un laudo judicial en el que se le daba la razón. Por lo tanto, aunque medio año después, hubo que repetir las elecciones. Desmarcarse de Viveros Desde el PP, además, se ha señalado una posible conexión entre la red de corrupción policial con el caso de un agente de la zona, detenido por un presunto delito de corrupción de menores en la Operación Santiago. Según el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, el alcalde podría haber intentado ocultar el caso ya que el implicado era militante socialista. El secretario general del PSOE madrileño, Tomás Gómez, elogió sin embargo el papel de Ángel Viveros y del anterior regidor socialista en la localidad, Juan Manuel Granados. Gómez recordó que Granados destituyó a Ginés Jiménez, y que éste fue expedientado, juzgado y absuelto, porque el juez no contempló indicios de delito y repuso al oficial en su sitio