Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN SÁBADO 10 s 5 s 2008 ABC POSTALES ¿DOGMA DE FE O DOGMA DE ESTADO? una asignatura para la Ciudadanía, calcadita de E acusarán de ser demasiado suspiaquella Formación del Espíritu Nacional, que han caz si digo que la reforma de la ley de sido los grandes éxitos de la primera legislatura de la Libertad Religiosa me huele a estraZapatero. Pues el resto fueron todos fracasos. tagema del Gobierno Zapatero para desviar la atenAhora quieren reformar la ley de la Libertad Reción de los grandes problemas en que nos han metiligiosa, algo totalmente superfluo, ya que do sus errores e imprevisión? Espero que en lo único que estamos de acuerdo con la vino, tras haberle visto maniobrar durante cepresidenta es que en España existe plena cuatro años entre la mentira y la estulticia. libertad para profesar y practicar cual ¿Es tan urgente revisar la ley de la Liberquier religión. Pero este gobierno de tramtad Religiosa? ¿Es más urgente que abordar posos sabe que en nuestro país el anticlerila crisis económica, el desajuste territorial, calismo vende y nos olemos que, en otra de el caos de la Justicia, las disputas sobre el sus huidas hacia delante, va a montarse en agua y otros problemas por el estilo, que emJOSÉ MARÍA él para salir del apuro en que se ha y nos ha piezan a agobiar a los españoles? Contesten CARRASCAL metido. Para ello cuenta con la ingenuidad ustedes mismos, pero desde mi modesto del PP, sabiendo que acudirá al trapo como punto de vista, pienso que no. Como no urel toro a la muleta. Con lo que divertirá de momengía la alegre e irresponsable reforma de los estatuto al respetable, para buscarse luego otra artimatos de autonomía, para convertirlos en estatutos de ña. Aunque esta vez no le resultará tan fácil, pues soberanía, o aprobar una Ley de la Memoria Históno podrá contar con dos de los socios que venían rica, para volver a librar la guerra civil, o crear ¿M apoyándole: CiU y PNV, más clericales que el PP. Atención, pues, a esta ley que, contradiciendo su nombre, puede resultar un burladero del más rancio anticlericalismo, al tiempo que se pasa factura a la jerarquía religiosa por su actitud en la legislatura anterior y se la mantiene a raya en ésta. La prueba de su autenticidad es muy simple: ha de respetar los derechos tanto de los católicos como de los no católicos. Alegarán que son cada vez menos los que van a misa regularmente. Pero las bodas, bautizos y primeras comuniones son más frecuentes y celebradas que nunca, lo que dice algo. Tan peligroso como la religiosidad por decreto es el laicismo por decreto, al convertirse en religión de Estado. En este terreno tan personal e importante, la única norma que debe regir es aquella tan vieja, tan liberal y tan sabía de no pienso como usted, pero estoy dispuesto a morir para que usted siga manteniendo lo que piensa Algo que ha olvidado, si lo supo alguna vez, el gobierno Zapatero, especialista en discriminar a cuantos no piensan como él, sin importarle que sean muchos o pocos, pobres o ricos, víctimas o verdugos, españoles o extranjeros. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Libertad religiosa y libertad de conciencia Atendiendo a la pluralidad religiosa y a la libertad de conciencia, el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero nos informa de que se va a revisar la Ley Orgánica de Libertad Religiosa para avanzar en la laicidad del Estado. Se recurre, para ello, a la libertad de conciencia reconociéndola como derecho fundamental. Bien, pero, ¿realmente creen que es necesaria esta modificación o la pretenden por ser imprescindible para su giro político e ideológico- religioso, necesario para alcanzar el tan deseado y añorado cambio de régimen, en modo alguno deseado por el pueblo español? Quizá lo hagan para distraer a las masas de la recesión económica, el paro galopante y seguir alimentando el voto radical de la izquierda... Hoy, con libertad y pluralismo cualquier ciudadano español puede profesar su religión (católica, ortodoxa, protestante, musulmana... incluida la de la logia masónica) o puede no profesar. Nuestra libertad religiosa no necesita ninguna revisión de la ley; más bien el Estado debiera ocuparse de garantizar y proteger la libertad de conciencia, por ejemplo, reconociendo el derecho a la objeción contra Educación para la Ciudadanía. Porque ésta emana de la libertad de conciencia que ahora proclama el Gobierno. Desde la aprobación, sin consenso, de la LOE (con tres millones de firmas en contra) y la imposición posterior de la asignatura de Educación (contra) la Ciudadanía, están surgiendo miles de objeciones (30.000 en sólo dos años; contra la mili, 70.000 en diez años) El Gobierno, lejos de reconocer esta libertad de conciencia, responde con duros y frontales ataques cargados de talante y sonrisa. No olvidemos que la imposición de esta asignatura, por parte del Gobierno socialista, afecta a la moral, a la ética y a la concepción de la persona y la sociedad, y el Estado no puede inmiscuirse en la educación y formación moral de nuestros hijos. Es responsabilidad exclusiva de los padres. Por eso, respondemos con la objeción de conciencia, cuyo objetivo es que esta asignatura no se imparta o, cuando menos, sea optativa y no calificable, igual que- -por cierto- -ocurre con Religión. Con la palabra ciudadanía confunden a la sociedad. El civismo y la convivencia se aprenden en la familia y en el propio colegio, pero en todas y cada una de las asignaturas, ya que, simplemente, consiste en enseñar y transmitir a nuestros hijos valores naturales de respeto, convivencia, solidaridad, amistad, amor, relaciones humanas, buenas maneras... Si de esto se tratara, sería plausible. No nos engañen. La demagogia, la ambigüedad, la falsedad y la confusión quizá tengan cabida en el trato político con la oposición, pero no cabe- -ni lo admitimos- -en temas morales, éticos, de conciencia, de ideas. Éstos, únicamente, deben ser reconocidos, amparados, garantizados y protegidos por el Estado. Señores socialistas, la objeción de conciencia proviene de la libertad de conciencia, la que- -dicen- -quieren garantizar. Nieves Ciprés, ex concejal de Educación del Ayuntamiento de Pamplona Ramón Pérez de Ayala decía que hacer política en España es como sembrar trigo en un pedregal. Si don Ramón volviera a nacer vería que los sembradores de hoy carecen de las más elementales sensibilidades para la política, quizá propiciada por un pueblo que adora la mentira y el hedonismo. El señor Rodríguez, no me atrevo a decir Zapatero porque respeto mucho a las personas que llevan este apellido en Valladolid, de donde él procede, con su falacia proverbial y su sonrisa cautivadora, se permite lanzar toda clase de mentiras y faroles a un pueblo colbertiano que ha aceptado el lassez faire et laisez passer de nuestro vecino. Que este Gobierno, el menos patriótico desde los Reyes Católicos- -incluso Amadeo de Saboya tenía más que el señor Rodríguez- se permite llamarnos antipatriotas a los que ven la realidad. Por otra parte, tenemos a una oposición de candidez eclesial, que niega afirmando, que se rebela obedeciendo. Es imposible pensar que este pueblo fue aquél que inició la caída de Napoleón, ahora que estamos en estos fastos. Es imposible que un pueblo que conquistó un mundo ahora sea comido y atemorizado por unos nacionalismos barrigudos, sedientos de poder. Es imposible pensar que un pueblo que realizó la Los pueblos grandes sienten el pulso de la unión gran gesta de la Reconquista sea avergonzado por banderías y grupos de diversa calaña que presumen de progres. Quizá deberíamos renovar aquel Dos de Mayo, acrecentar el amor a lo nuestro, estimular el sacrificio y el esfuerzo, pensar que nuestra lengua es una lengua del mundo, que todos somos españoles con un mismo sentimiento común, que compartimos otras lenguas, pero que no impiden nuestro caminar por el mundo. Los pueblos son grandes cuando sienten la pasión y el pulso de la unión. José Luis P. Tristán Madrid Poner la X en la Declaración de la Renta Me parece lamentable que los borradores para la Declaración de la Renta vengan ya con la X marcada en pro de los intereses del Gobierno y se deban modificar para favorecer a la Iglesia. Muchos olvidamos que gracias a ella diez millones y medio de personas pueden acudir cada domingo a misa, o que Cáritas destinó durante 2006 un total de 184 millones de euros para realizar treinta programas de labor social. También olvidamos que esta institución nos permite el bien morir, recibir la primera comunión, los enlaces matrimoniales o la custodia del mayor patrimonio histórico- artístico de España. A la Iglesia le debemos mucho porque la Iglesia fue creada por Jesucristo para servir. Todos deberíamos acudir a ella para alimentarnos espiritualmente, porque, al final, ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma? Lisa Justiniano Madrid