Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 s 5 s 2008 OPINIÓN 11 REMEDIOS SÁDICOS CONTRA EL PARO que te nombren capataz de una fábrica de churros del pen 37.542! No es el gordo de Navidad, sino la cifra de samiento progre: miras los problemas delos hombres encanuevos parados del mes de abril, síntoma inequívoramado en una nube; y, vistos sádicamente desde una nuco- -como dice Solbes, convertido en ministro del be, los pobrecitos masocas que primero te votaron y ahora Eufemismo y la Logomaquia- -de que la desaceleración están en el puto paro deben deparecer poco más que hormieconómica se está acelerando algo Zapatero ha llamado gas. Pero los efectos del cambio climático en la economía antipatriotas a quienes exhiben las cifras del paro como no tienen por qué ser siempre preocupantes: por ejemplo, si fuesen fetiches El fetichismo es una perversión sexual si en España tuviéramos un ciclón el mes como el que acapropia de gente de derechas, que siempre ha tenido fijación ba de diezmar a la población birmana, el problema por los abrigos de visón y las bragas de encaje; la del paro sesolucionaría por la vía rápida. El gobiergente de izquierdas como Zapatero prefiere, en no de Zapatero, con gran clarividencia, ha empezacambio, cultivar otras perversiones más cañeras, do a arbitrar medidas a largo plazo contra el paro; como por ejemploel sadismo. Claroquepara practiy, a falta de ciclones que diezmen la población precar el sadismo y que dé gustirrinín necesitas un sente, se ha propuesto diezmar la población futumasoca que disfrute como un enano mientras le ra. La ampliación de la ley del aborto, que en estos das caña; y la izquierda española, esa gran máquidías se aliña en la Comisión de Igualdad del Conna de hacer parados, tiene en la clase trabajadora greso (lo cual nos garantiza que podrán ser abortaal masoca más sufrido y consentidor que vieron los JUAN MANUEL dos por igual niños y niñas, con escrupulosos critesiglos. El trabajador español es ese tío que sabe que, DE PRADA rios paritarios) va a propiciar de aquí a veinte si gobierna la izquierda, se va a ir al puto paro; peaños unos reajustes fetén en el mercado de trabajo, mucho ro, así y todo, la vota, porque prefiere verse en el paro antes más eficaces que los que ocasionaría un ciclón como el que que oprimido por el fascismo, que es lo que trae la derecha acaban de padecer los birmanos. Y con una ventaja añadidebajo del brazo, según se explica en las clases de Educada: a los muertos en catástrofe natural hay que organizarción para la Ciudadanía. les un funeral de Estado, requisito que no pega ni con cola ¿Y qué va a hacer Zapatero para rebajar el número de escon las exigencias del Estado laico; en cambio, das mataripañoles que primero le votaron y ahora están en el puto pale a cien o doscientos mil fetos y no tienes que organizarles ro? Pues, salvo diálogo social (esto es, cháchara de sobrefuneral, porque son restos biosanitarios, ni tampoco tiemesa) nada de nada; a fin de cuentas, al masoca le gusta nes que preocuparte de bautizarlos. Con lo cual se matan que dure su tormento. Claro que hasta al masoca más comdos pájaros de un tiro: te liberas de un excedente de poblaplaciente hay que mantenerlo entretenido, y Zapatero reción y, de paso, acabas con esos ritos católicos tan antañopartirá entre los parados la limosnilla de los 400 euros que nes e impropios del Estado laico que todos nos vamos a coprometió, para que se la gasten en pipas de girasol, que mer con patatas, según nos acaba de anunciar la vicepresipronto serán más caras que las pepitas de oro, a juzgar por denta De la Vega. los precios que ha alcanzado el aceite. Comer pipas de giraY así, erradicado el problema del paro por la vía quirúrsol es una actividad muy terapéutica para el parado, que gica, los fetichistas de la derecha se quedarán sin su fetiasí puede pasar sus lunes al sol entretenido; y, salvo que che. Los sádicos de la izquierda, en cambio, podrán pavosean pepitas de girasol ucraniano, su digestión no provoca nearse, cual Mengelitos progres, entre su colección de fetos demasiados retortijones. conservados en formol y decirnos, con muy filantrópica so ¡37.542! Caldera, prohombre de la izquierda pensante, carronería: ¿Lo veis? Si los hubiésemos dejado nacer, haha afirmado sin empacho que la cifra del paro no le parece brían sido carne de paro, como los masocas de sus padres preocupante, que mucho más preocupantes son los efectos www. juanmanueldeprada. com del cambio climático en la economía. Esto es lo que tiene EL ÁNGULO OSCURO UNA RAYA EN EL AGUA EL BRAZO ¡3 SUCIO DE LA LEY L cine negro nos enseñó dos variantes clásicas del policía corrupto: el que se deja sobornar por la mafia, trincando sobresueldos a cambio de hacer la vista gorda ante los tejemanejes del gangsterío, y el que suplanta a la mafia misma, constituyéndose por su cuenta en extorsionador de los comerciantes y vecinos del barrio. Esta versión de venalidad, la más antipática, es la que parece haberse encarnado en la sórdida trama de la Policía local de Coslada, donde una tropa de guindillas deshonestos había tejido una red de expolio y chantaje a medio IGNACIO camino entre los siniesCAMACHO tros matones de Scorsese y el cutre choriceo de Santiago Segura. El toque de rigurosa contemporaneidad sociológica lo aporta a este trasunto de Malas calles la evidencia de que la urdimbre municipal y espesa de estos polizontes de doble fondo se desarrollaba en las narices de una recua de politicastros que nada veían ni oían ni, por lo visto, eran capaces de oler el hedor que desprendía su tropilla uniformada. La nota clave del apestoso asunto está en un partidito bisagra que, bajo siglas localistas, lleva años gobernando la misma parcela con socios de conveniencia, ora de derechas, ora de izquierdas. Un fenómeno típico de la municipalidad española, emergido del mercado negro de una ley electoral por cuyas rendijas se cuela toda clase de oportunismos. El partidillo en cuestión había aposentado sus reales en la concejalía de Seguridad y Urbanismo, curioso tándem competencial, condición sine qua non, como en tantos otros lugares, para entregar la Alcaldía a quien quisiese alquilarla. Naturalmente, el responsable político estaba in albis puribus de lo que a su alrededor conocía todo el mundo, esto es, el atropello masivo que los guardias venales practicaban con el vecindario, porque como es bien sabido lo que ha de hacer un concejal es ocuparse del buen funcionamiento de la caja. Como ha tenido de socios al PP y al PSOE, no es improbable que se vaya de rositas ante la incomodidad general que puede suscitar en ambos flancos cualquier empeño de remover el estercolero. Así, enterrados en mierda opaca y podredumbre, yacen numerosos escándalos locales en todo el territorio español, con frecuencia vinculados a este mercantilismo político que permite a partidos con un exiguo puñado de votos apoderarse mediante un pacto del negociado que reparte licencias, maneja expedientes y otorga recalificaciones. Cuando se descubre algún pastel putrefacto nadie quiere darse por enterado, por la cuenta que le trae. Coslada no es en este sentido muy distinta de la Costa del Sol, Canarias o Baleares, aunque su identidad de dormitorio metropolitano carezca del glamour turístico y en vez de bien trajeados comisionistas de cuello blanco sean turbios agentes de gorra azul quienes perpetren el saqueo y el chantaje. Todo ello bajo la mirada distraída de políticos clientelistas que pretenden hacernos creer que andan en babia de lo que con demasiada frecuencia ocurre bajo su laxa custodia. En el cine, por lo menos, solían acabar pegándose un tiro. E