Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 9 s 5 s 2008 ABC Kim Catrall (de espaldas) Kristin Davis, Sarah Jessica Parker y Cynthia Nixon, con el director de la película, Michael Patrick King ABC Sexo en Nueva York una Cenicienta de ida y vuelta Este mes se estrena (en junio en España) una de las películas más esperadas del año, la adaptación de la serie de televisión Sexo en Nueva York sobre las andanzas de cuatro amigas en la Gran Manzana ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Érase una vez una chica de Texas que se fue a vivir a Nueva York. Vamos a llamarla Betsy. En agosto de 2002 Betsy vivía justo al lado del agujero dejado por las Torres Gemelas. En consideración a la posible existencia de partículas tóxicas se beneficiaba de una rebaja del alquiler durante dos años, me explicó contentísima. Eso le permitía vivir sola en pleno downtown de Manhattan, en un estudio minúsculo pero con vistas. Ávida de hablar del 11- S y de su impacto en los neoyorquinos, propuse a Betsy salir a cenar un domingo. Imposible, declaró: era el día que quedaba con su prima y sus dos mejores amigas para ver todas juntas el episodio semanal de Sex and the City Sexo en Nueva York Cuando le dije que yo no había visto nunca la serie casi se cae de espaldas. ¿Cómo era posible que yo, una periodista europea, a sus ojos un ser refinadísimo, desconociera la Biblia de la mujer ideal? Tras una catequesis acelerada fui admitida en el templo, que era como un juego de espejos: cuatro chicas pizpiretas de Nueva York en la pantalla, y delante de ella cuatro chicas pizpiretas más con la boca abierta. Betsy me explicó con emoción que a esa misma hora muchísimas otras chicas de Nueva York y de toda América estaban comulgando con lo mismo. Y otro tanto hacían un buen puñado de gays. Eran los grandes tiempos del nacionalismo neoyorqui- no, después del 11- S y antes de la guerra de Irak. En el mundo de Sex and the City todo el mundo da gracias al cielo por vivir en Nueva York, la última gran ciudad libre, donde nadie es demasiado pobre como para poder vestir como Carrie y sus amigas, frecuentar los locales que ellas frecuentan, beber un Cosmopolitan tras otro (a veinte dólares cada uno) y vivir en el Upper East Side. Sarah Jessica Parker, actriz protagonista y productora ejecutiva de la película que se estrena en Estados Unidos este mes y en España en junio (también fue productora de la serie desde la tercera temporada) se resiste a admitir que ese mundo no es real. Lo que hace es situarlo en el pasado: afirma que vivir en Manhattan era más ¿Es real ese mundo?