Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 s 5 s 2008 INTERNACIONAL 35 Olmert anuncia que dimitirá si es acusado de aceptar sobornos Admite que recibió donaciones, pero que no tocó un céntimo para uso personal LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Ni en su peor pesadilla podría haber imaginado el primer ministro de Israel que su discurso en el Día del 60 Aniversario de la Independencia sería para defenderse, abochornado y tenso, de una acusación de soborno. Y menos para anunciar que renunciará si llegan a formalizarse cargos contra él, un supuesto que abriría la puerta a su sustitución, -la ministra de Exteriores, Tzipi Livni, ganaba en todas las quinielas- o a unas elecciones anticipadas. Concluidos los fastos de la gran jornada del cumpleaños, a punto de recibir en Jerusalén a George Bush, Ehud Olmert comparecía para reconocer lo que la prensa venía insinuando días atrás, a pesar de la orden de secreto impuesta por la Justicia: que recibió dinero de un empresario americano. Pero sobre todo, el jefe del Gobierno judío se esforzaba por convencer de que tomó las cantidades, -estimadas en cientos de miles de dólares- en calidad de donaciones limpias y legales para sus campañas políticas a la Alcaldía de la Ciudad Santa en 1999 y 2002, y que ni un solo céntimo fue a parar a su uso personal. Ciudadanos de Israel, os miro a los ojos y os digo sin dudar que nunca he aceptado un soborno, ni me he metido en el bolsillo dinero ilegal. Aunque la ley no me lo exige, dimitiré de mi cargo si el Fiscal General decide procesarme Eran las palabras que el primer ministro pronunciaba en rueda de prensa horas después de que la Corte de Tel Aviv resolviera AP Capturado el líder de Al Qaida en Irak El líder de Al Qaida en Irak, Abu Hamza al Muhajir, considerado como el sucesor de Al Zarqawi, fue arrestado ayer en Mosul, en el norte de Irak, en una misión conjunta entre las fuerzas locales y estadounidenses. En la imagen, un militar estadounidense mostraba la foto de Al Muhajir en 2006 durante una rueda de prensa levantar parcialmente el mandato de silencio sobre el interrogatorio al que fue sometido el pasado viernes. Quebrado el martes por el New York Post, que ya adelantó el nombre del presunto benefactor, Morris Talansky, un acaudalado empresario de Long Island, cuyo nombre supuestamente aparece repetidas veces con el seudónimo de the laundry man (el hombre de la lavandería) en los libros de negocios financieros que cuidadosamente llevaba su jefa de gabinete durante 25 años de Ehud Olmert, Shula Zaken. Ella permanece bajo arresto domiciliario tras negarse a declarar ante la Policía cuatro veces, la última el día 6. Si recibió sobornos de Talansky, nada ha trascendido acerca de en qué pudo favore- cer a tan generoso amigo. El diario israelí Haaretz, deseoso de desvelar los detalles, indicaba anoche que las sumas de dinero siguieron llegando cuando Olmert era ministro de Industria y que se investiga si el sospechoso recibió otros fondos Y que no supo explicar dónde fueron a parar los generosos dólares de Talansky cuando le preguntó la Policía.