Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 s 5 s 2008 El Gobierno retoma la ofensiva tras las elecciones ESPAÑA 21 Silencio y cautela en el Episcopado ante la ofensiva legal laicista de Zapatero La Iglesia no teme pero espera que no se convierta en un instrumento contra la confesión mayoritaria LAURA DANIELE MADRID. Silencio y cautela ha despertado ayer en el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española el anuncio de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la Comisión Constitucional del Congreso, de los planes del Ejecutivo de modificar la Ley de Libertad Religiosa para avanzar en la condición de laicidad que la Constitución otorga a nuestro Estado Esta reforma de la normativa, que ya planteó el PSOE en su programa electoral, fue tratado ayer por los miembros de la cúpula directiva de la Iglesia española, que encabeza el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, en su habitual reunión mensual. A la espera de que el anuncio se concrete en una propuesta definida fuentes eclesiales, aseguraron que no ha sido ninguna novedad teniendo en cuenta la ofensiva laicista que viene defendiendo el Gobierno desde la pasada legislatura dente José Luis Zapatero en este sentido no son nada tranquilizadoras, al no delimitar hasta dónde será capaz de llegar el Gobierno con su promoción activa de la aconfesionalidad del Estado. Así lo ha manifestado el director del Congreso de Católicos y Vida Pública, José Francisco Serrano, quien sostiene que el anuncio de la vicepresidenta no terminará con una nueva ley sino con los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado La sana laicidad no confina a la religión a lo privado sino que la debe reconocer como una presencia comunitaria pública aseguró. El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia también ve en esta reforma otros objetivos ocultos ya que, a diferencia de lo anunciado por la vicepresidenta, la actual ley ya contempla garantías para la libertad de conciencia e incorpora los acuerdos vigentes entre el Estado y las otras confesiones religiosas La negativa del PP a esta propuesta, también se volvió a oír ayer, al acusar a De la Vega de utilizar esta cuestión como cortina de humo para ocultar la crisis económica. En concreto, el secretario general del grupo popular, José Luis Ayllón, pidió al Gobierno que se deje una vez por todas de cerrar iglesias y se ocupe de solucionar los problemas de los españoles, sobre todo los económicos, derivados de la subida del paro, de los precios y de las hipotecas La iniciativa del Ejecutivo de Zapatero, encontró, sin embargo, buena acogida entre la comunidad judía, quien consideró necesario que las religiones minoritarias gocen de las mismas ventajas que la Iglesia católica. Asimismo, recalcaron que durante el gobierno socialista hemos tenido unos avances muy significativos que nosotros aplaudimos y agradecemos. Hay un largo camino que recorrer y creemos que, en esta legislatura, Zapatero irá hacia una equiparación de todas las religiones El PSOE se propone la promoción activa de la aconfesionalidad del Estado El programa electoral del PSOE propone dejar más clara la separación Iglesia- Estado a través de la reforma de la Ley de Libertad Religiosa. El objetivo es lograr una mayor garantía de aconfesionalidad y laicidad del Estado y evitar que la cooperación con las confesiones religiosas derive en fórmulas confesionales Para los socialistas, la contribución del Estado a la Iglesia y demás confesiones debe entenderse siempre subordinada a la soberanía de las instituciones democráticas, al imperio de la ley y a la voluntad ciudadana mayoritaria Si bien hasta el momento, Zapatero se ha mostrado contrario a denunciar los acuerdos con la Santa Sede, habrá que ver hasta dónde se propone llegar con su promoción activa de la aconfesionalidad del Estado. Instrumento contra la Iglesia Pese a que la Iglesia no teme a priori una reforma de la Ley de Libertad Religiosa, como afirmó ayer el obispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, espera que el Gobierno no la convierta en un instrumento contra los seguidores de la fe mayoritaria en España, informa Efe. Esa cuestión es la que más preocupa a algunos sectores de la Iglesia, sobre todo porque las iniciativas que defiende el programa electoral del presi- El Ministerio de Igualdad suscribe la creación de la subcomisión del aborto M. J. P- B. MADRID. La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ve con buenos ojos la creación de una subcomisión en el Congreso de los Diputados para debatir sobre una posible ampliación de la ley del aborto, según señalaron ayer fuentes de este Ministerio. La nueva ministra entiende que hay que escuchar las opiniones de los expertos en este asunto y, para ello, el Parlamento es un buen lugar donde constituir un comité de estas características, ya que es fundamental- -dijeron las mismas fuentes- -garantizar la prestación de este servicio sanitario dentro del marco de la ley vigente, así como garantizar la seguridad jurídica tanto de mujeres como del personal sanitario Ayer trascendió algunas de las prioridades que figuran en la agenda de Aído. Entre ellas, la aprobación de una nueva ley de igualdad de trato y no discriminación y reforzar la lucha contra la violencia de género. La primera consistirá en la trasposición de dos directivas europeas, que además quiere ampliar el Gobierno. Se trata de eliminar cualquier tipo de discriminación por razón de raza, orientación sexual, edad, discapacidad u orientación religiosa en el acceso al empleo, bienes y servicios. Los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas preocupa tanto a la ministra Aído que no se descarta si es necesario introducir modificaciones en la ley de violencia de género según señalaron fuentes del Ministerio de Igualdad.