Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8- -5- -2008 Hallan genes propios de mamíferos, aves y reptiles en el genoma del ornitorrinco 85 La mayoría de los españoles prefieren personarse en las oficinas a realizar las gestiones on line El Gobierno reserva once zonas como posibles almacenes de carbono Estas áreas, cinco de ellas marinas, se sitúan en nueve comunidades autónomas A. ACOSTA MADRID. Aunque no se espera que la captura y almacenamiento de carbono sea una realidad comercial hasta pasado el año 2020, el Gobierno ya ha dado los primeros pasos para que algún día nuestro subsuelo terrestre y marino pueda esconder parte del dióxido de carbono que emitimos a la atmósfera. Así, desde el pasado 8 de febrero y hasta el 3 de abril, el BOE ha publicado once resoluciones, de la Dirección General de Política Energética y Minas, de reserva de zona a favor del Estado susceptibles de ser un efectivo almacenamiento de dióxido de carbono Se trata de zonas que en principio son idóneas geológicamente hablando, si bien se deberán hacer estudios de viabilidad y los correspondientes estudios de impacto ambiental cuando se presenten proyectos para esas zonas, algo que no ocurrirá hasta que la Unión Europea apruebe la regulación de esta tecnología, previsiblemente en 2009. Las zonas que reúnen condiciones favorables para servir como almacenes de carbono se sitúan en Asturias (2) Aragón (2) Cantabria, País Vasco, Castilla- La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana, según las resoluciones publicadas en el BOE. De éstas, cinco son áreas marinas- -dos en Asturias, frente a Buelna y Llanes; una en Cantabria, frente a Suances; una en la bahía de Huelva, y otra más en Vizcaya, frente a Mundaka- Desde Greenpeace, la responsable de la campaña de cambio climático, Raquel Montón, quien ha estudiado las zonas propuestas, asegura que se trata de áreas de entre 500 y 900 kilómetros cuadrados (esta superficie tiene la zona reservada en la bahía de Huelva, por ejemplo) y que en algunos casos están muy próximas a espacios de alto valor ecológico, como las lagunas de Ruidera, en Ciudad Real, o el parque nacional de Doñana, para la zona reservada frente a la costa de Huelva. No es el único peligro que desde esta organización ecolo- go, ha crecido siete puntos respecto a 2005 (del 16 al 23 por ciento) Los productos y servicios relacionados con viajes se sitúan en cabeza de las compras virtuales gracias a la venta de billetes de transporte y a las reservas de alojamientos. Les siguen las adquisiciones de entradas para espectáculos y las de material y equipamiento informático. Algo menos de la mitad de los usuarios de internet aún no conocen los trámites facilitados por las administraciones electrónicas, ya sea del ayuntamiento, la comunidad autónoma o la administración central. Sólo un tercio de los internautas han conectado al menos una vez con alguna de ellas, y sólo un 20 por ciento han cerrado algún trámite. ZONAS SUSCEPTIBLES DE ALMACENAR CARBONO Frente a Llanes (Asturias) Frente a Buelna (Asturias) Frente a Suances (Cantabria) Frente a Mundaka (Vizcaya) Guardo (Palencia) Colmenar Viejo (Madrid) Emplazamiento marítimo La Tumba, (Zaragoza) Eliuve, (Teruel) Tomelloso (Ciudad Real) La Murada, (Alicante) Opciones de secuestro geológico Bahía de Huelva (Huelva) 3 4 3 4 Seguridad y comodidad La mayoría de los españoles todavía prefieren personarse en las oficinas que realizar gestiones on line (34) Esto no ha variado desde el primer estudio sobre internet de la Fundación BBVA. ¿Las razones? Pues que les da más seguridad porque salen de la oficina con el documento que confirma la operación. Y también por el trato y el asesoramiento que reciben. La libertad de horario y el ahorro de tiempo son los principales tirones para los que sí visitan las oficinas virtuales. La misma ventaja de flexibilidad horaria es percibida como principal punto a favor para los usuarios de banca por internet. Éstos son la cuarta parte de los internautas (el crecimiento es de cuatro puntos respecto a 2005) Las reticencias a este canal vienen por la preocupación al robo de información bancaria y, una vez más, por la seguridad que da tener el resguardo o documento que confirma el trámite. Las gestiones más utilizadas son la consulta de saldo y movimientos de la cuenta (94 por ciento) la realización de transferencias (63) el pago de impuestos y facturas (46) la recarga de móviles (17) la adquisición o venta de activos financieros (11) y la contratación de préstamos (6) 0 m. 1.000 m. 1 2 2 4 CO 2 Almacenado CO 2 Inyectado 2.000 m. Petróleo o gas producido profundas (marítimas y terrestres) inexplotadas recuperación mejorada de petróleo y gas, y de metano en capas de carbón ABC C A. 1 Yacimientos de petróleo y gas agotados 2 Formaciones salinas 3 Capas de carbón 4 También se puede utilizar para la Entre 500 y 900 km 2 Secuestro de CO 2 El dióxido de carbono puede almacenarse en yacimientos ya agotados de petróleo y gas- -formaciones geológicas gigantes y selladas pues han contenido esos fluidos durante millones de años- en capas de carbón inexplotables y en formaciones salinas profundas. En formaciones salinas, España tiene mayor capacidad de almacenamiento, pues están en todas las cuencas sedimentarias terrestres y marítimas. Más información en: http: www. fbbva. es gista ven al uso de esta tecnología. Según denuncian en el informe Falsas esperanzas: por qué la captura y almacenamiento de carbono no salvará el clima se trata de una tecnología cara y que entraña peligros para los ecosistemas y los seres humanos, ya que el riesgo de fugas, en el mejor de los casos, sería del 1 por ciento. En este sentido, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) trabaja desde hace dos años en el proyecto europeo Geocapacity sobre almacenamiento de CO 2. Y desde allí matizan que se trata de buscar simplemente formaciones y estructuras iguales a las que la naturaleza ha desarrollado y que durante millones de años han mantenido secuestrado el petróleo o el gas o, en el caso de nuestro país, estructuras llenas de agua salina- -no apta para la agricultura ni para el consumo humano- que no se ha escapado en todo este tiempo. Las estimaciones del IGME sobre el mapa español de secuestro de CO 2 apuntan que la España peninsular podría almacenar al menos entre 45- 50 gigatoneladas de CO 2, sin contar la plataforma continental. Más información sobre esta tecnología: http: www. ipcc. ch