Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 JUEVES deESCENA JUEVES 8 s 5 s 2008 ABC Los títeres invaden las calles de Segovia en el festival Titirimundi ISABEL JIMENO SEGOVIA. Vampyr un espectacular montaje con marionetas de tamaño humano de la compañía de los Países Bajos Stuffed Puppet, marca esta tarde en el teatro Juan Bravo el arranque oficial de Titirimundi 2008. Por delante, ocho días en los que la ilusión, la imaginación, el humor, la sonrisa, la carcajada y la magia llenarán las calles de Segovia. El Festival Internacional de Títeres llega de nuevo a la ciudad del Acueducto, en la que nació hace veintidós años y en la que se ha consolidado como el más importante del mundo de su categoría. Hasta el 15 de mayo, las calles de Segovia volverán a llenarse con los espectáculos de títeres en ese crisol de culturas en el que durante unos días se convierte la ciudad con compañías procedentes de lugares tan diversos como la República Checa, India, Mali, Rusia, Portugal, Finlandia, Turquía, Hungría o Francia. En total, dieciséis países participan en esta nueva edición de Titirimundi, que aspira a alcanzar los 100.000 espectadores. Patios, calles, plazas, teatros o museos se llenarán de nuevo de público para disfrutar de un programa que incluye la participación de 46 compañías y 354 funciones sólo en la capital, la mayoría de ellas de carácter gratuito o con un precio simbólico, una de las señas de identidad de este festival: estar y llenar la calle. Y es que el espíritu de Titirimundi sigue siendo convertir a Segovia durante unos días en la capital del títere, que tela, hilos, madera, papel y metal capten la atención y compartan protagonismo con los monumentos de una Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Propuestas clásicas como el mítico Barti o el Circo en los hilos éxitos consagrados como el cautivador Circo de las pulgas y los montajes más vanguardistas tienen cabida en Titirimundi, con espectáculos especialmente pensados para niños. Con un presupuesto total de 460.000 euros, el éxito cosechado durante más de dos décadas por Titirimundi ha motivado que siga expandiéndose por otras sedes. La provincia de Segovia, el resto de Castilla y León y la Comunidad de Madrid vuelven a ser un año más escenario de algunas de las 502 funciones que engloba el programa completo del Festival Internacional de Títeres. Una imagen de uno de los ensayos de La cena el nuevo espectáculo de Els Joglars ABC Boadella no cenará en Cataluña Mañana se estrena en Sevilla La cena el nuevo espectáculo de Els Joglars, una mordaz crítica sobre el cambio climático que no se representará en salas catalanas ANDRÉS GONZÁLEZ- BARBA SEVILLA. Hace unos años, Els Joglars estrenaron en el Teatro Lope de Vega su obra El retablo de las maravillas Mañana, el coliseo sevillano acogerá otro estreno absoluto de esta compañía: La cena un espectáculo que, por primera vez en la historia de la compañía, no se representará en Cataluña. El trasfondo de la obra es la obsesión que existe hoy en día en la sociedad por el cambio climático y sus negativas consecuencias. Sobre este asunto ironiza Albert Boadella presentando una historia en la que España organiza una cumbre internacional sobre el medio ambiente y el cambio climático, y en cuya clausura se hace una cena al estilo de las que se realizaron en la Expo 92 de Sevilla, con cocina climática y medioambiental. El protagonista es un cocinero extranjero, encargado de preparar la cena y sobre el que gravita la obra. Para el director de Els Joglars, esta obra tiene mucho que ver con el Tartufo de Molière por el tema de la impostura y la hipocresía presente en una sociedad puritana en donde todo el mundo manifiesta su bondad por el tercer mundo, el cambio climático... pero al final la realidad es muy diferente La cena intenta reflejar la frivolidad y la impostura de la clase política ante problemas como el medio ambiente. El cambio climático- -indica Boadella- se trata como un tema de fe; se cree en él o no. De ahí parte la obra El proceso de preparación de La cena ha durado seis meses, pero en Sevilla hubiéramos tardado unos cinco años en montarla, por eso de las tapitas y el buen tiempo bromea Boadella. En la presentación del espectáculo, Boadella resaltó el hecho de que la obra posee una estructura y que a veces han surgido ciertas cosas que han modificado parte de la En casa del herrero, cuchillo de palo La cena es la primera obra de Els Joglars que no se verá en Cataluña. Sobre este asunto, Boadella ironizó: No pisar Cataluña es similar a que una empresa de Taiwán haga calcetines y los exporte a todo el mundo menos a Taiwán Nosotros no interesamos a Cataluña porque no hay pedidos. Si hacemos una temporada en Barcelona nos la jugamos, porque el último espectáculo que presentamos allí sólo llenó media sala y nosotros no podemos sobrevivir así, porque no somos una compañía estatal, sino privada, y todos los beneficios que tenemos en una obra los invertimos en el siguiente montaje Nadie nos llamaba para contratarnos en Cataluña y tampoco nos llamaban los medios de comunicación catalanes Al Gore tiene un gran morro, porque cuando era vicepresidente de Estados Unidos no firmó el protocolo de Kioto trama, como el problema del agua, que ha vuelto a ponerse de moda en estos últimos días También reconoce que hemos estado muy atentos a las elecciones para ver si seguía o no la ministra de Medio Ambiente El dramaturgo criticó también la postura hacia el medio ambiente de políticos como Al Gore, que tiene un gran morro porque cuando él era vicepresidente, el Gobierno de Estados Unidos no llegó a firmar el Protocolo de Kioto Por eso, añadió que en estas cuestiones del medio ambiente hay muchos intereses políticos y mucha gente viviendo del cuento Concluyó Boadella comentando que en Els Joglars somos naturistas cien por cien porque vivimos en y del campo; no hay en España una compañía más respetuosa con el medio ambiente que nosotros. Somos ecologistas aunque casi todos somos taurinos Y como aperitivo al estreno, Boadella se topó con una alegría: el juez de la Sección 15 de la Audiencia Provincial de Barcelona ratificó ayer al dramaturgo como único autor de la obra teatral La Torna desestimando el recurso de apelación presentado por los actores del montaje original.