Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 8- -5- -2008 ABC Los datos del galardón El jurado estuvo presidido por Yago Pico de Coaña, presidente de Patrimonio Nacional, y José Ramón Alonso, rector de la Universidad de Salamanca, y compuesto, entre otros, por Santiago Castelo, Milagros del Corral, José Manuel Mendes, Anunciada Fernández de Córdova, Jaime Siles, Luis Antonio de Villena y Clara Janés. José Saramago no pudo asistir por encontrarse en Lisboa. Los nombres en liza fueron Francisco Brines, José Emilio Pacheco, Pablo García Baena y Carlos Edmundo de Ory. En la tercera votación se distanció García Baena de Brines y De Ory. El poeta Pablo García Baena, en su domicilio, durante una entrevista ROLDÁN SERRANO Pablo García Baena obtiene el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana El fundador de la revista Cántico se suma a una nómina que incluye a Valente, Mutis, Gimferrer, Claudio Rodríguez, Rojas, Caballero Bonald, Gelman o Gamoneda TULIO DEMICHELI MADRID. El poeta cordobés Pablo García Baena, una de las voces centrales de la poesía de los años 50 y 60, fundador e impulsor del grupo de la revista Cántico, que fue un soplo de aire fresco en la vida literaria de la posguerra, se alzó ayer con el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que el año pasado había recaído en la peruana Blanca Varela; y en cuya nómina se cuentan desde su fundación Gonzalo Rojas, Claudio Rodríguez, Joao Cabral de Melo Neto, José Hierro, Ángel González, Álvaro Mutis, José Ángel Valente, Mario Benedetti, Pere Gimferrer, Nicanor Parra, José Antonio Muñoz Rojas, Sophia de Mello, José Manuel Caballero Bonald, Juan Gelman y Antonio Gamoneda. Es una gran alegría- -afirma el poeta a ABC nada más saber la noticia- Muy emocionante y de verdad que le agradezco mucho a la Universidad de Salamanca y al Patrimonio su concesión Resulta imposible no hablar de la importancia que Cántico (que agrupó a poetas como Ricardo Molina, Julio Aumente, Juan Bernier, Mario López y a los pintores Miguel del Moral y Ginés Liébana) tuvo para la revalorización de la Generación del 27 entre los jóvenes de su tiempo: Creo que todos los poetas le debemos muchísimo a la revista durante aquellos tiempos difíciles En especial, la recuperación de Luis Cernuda. Eso que dice quizá sea exagerado- -matiza el poeta desde el otro lado del teléfono- Él se hubiera impuesto con el tiempio, aunque el primer número de la revista le estaba dedicado. Cernuda se llevó una alegría grande. Exiliado en México, estaba convencido de que en España le habíamos olvidado Entre las primeras obras que escribió se cuenta una dramatización de la poesía de San Juan de la Cruz. Llamarla obra de teatro sería excesivo. Hice, más bien, una adaptación de los poemas del Cántico espiritual centrándome en sus personajes: el Alma, el Amado, así como de sus elementos terrenales. Todo lo que el santo había escrito, yo no puse nada García Baena se siente incapaz de elegir uno o algunos de sus libros como representantes de su poética: En realidad, todos son reflejo de mi vida. Desde el primero. Y tienen ecos de los poetas que me interesaban. Pero, en fin, yo elegiría Antiguo muchacho y otro que no tuvo mucho éxito, Antes que el tiempo acabe, que procede de un verso que Cernuda a su vez había transformado de la Epístola moral a Fabio. Ése es un libro que me gusta y creo que está bien estructurado. Ocurre que cuando escribes otro, piensas que es mucho mejor que el anterior, que has evolucionado, y ya te parece que está muy lejos. Pero no es así Hace unas semanas, Visor publicaba una edición de su obra completa. Ya es la tercera antología que publica, desde la primera que apareció en 1980. Esta edición incorpora Campos Elíseos ¿Escribe algún libro en la actualidad? El poeta no deja nunca de rondar a la poesía. Yo soy muy lento y además tengo la mala costumbre de no escribir a diario. Pero sí, podemos pensar que hay otro libro que se hila lento, como gusano de seda concluye. Pablo García Baena nació en Córdoba el 29 de junio de 1923. En 1942 empezó a colaborar en el diario local con poemas y dibujos firmados con una E después lo hizo con su nombre o el seudónimo de Luis Cárdenas para El Español y La Estafeta Literaria. En 1965 se fue a vivir a Málaga. En el centro de Torremolinos instaló una tienda y luego fijó su residencia en Benalmádena. Es autor de los poemarios Rumor oculto (1946) Mientras cantan los pájaros (1948) Antiguo muchacho (1950) Junio (1957) Óleo (1958) Almoneda (1971) Antes que el tiempo acabe (1978) Tres voces del verano (1980) Fieles guirnaldas fugitivas (1982) Gozos para la Navidad de Vicente Núñez (1984) y El sur de Pablo García Baena (1988) También ha publicado los libros de ensayo Lectivo (1983) y El retablo de las cofradías (1985)