Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID JUEVES 8 s 5 s 2008 ABC La Comunidad reclama al alcalde de Getafe el pago de parte del Metro a El Casar MERCEDES CONTRERAS MADRID. La presentación del proyecto que llevará el Metro a El Casar se convirtió ayer en un requerimiento al alcalde de Getafe, Pedro Castro, para que cumpla un convenio firmado en 2005 y pague parte de las obras. Todo está preparado- -dijo el consejero de Infraestructuras, Manuel Lamela- -para acometer la obra. Sólo falta que el alcalde cumpla el acuerdo suscrito en 2005 con mi antecesora La ampliación supone la construcción de 2,5 kilómetros más para enlazar Metrosur (El Casar) con la prolongación de la línea 3 de Metro desde Villaverde Alto. De la inversión prevista en el proyecto, 191,3 millones, el Ayuntamiento debería aportar el coste de la infraestructura ejecutada en su término municipal. Cada uno- -añadió- -debe asumir sus compromisos. Tenemos disponible el dinero que nos correspondería. En el momento en que la otra parte esté dispuesta, la Comunidad sacará a concurso las obras para poder terminarlas en 2011 Lamela aseguró que tras la firma del acuerdo en 2005, el alcalde cambió de idea e intentó que la financiación fuera del 50 para, en un nuevo cambio, pedir que lo pague la Comunidad en su totalidad. Eso sí, se ha comprometido con el Ministerio de Fomento para pagar 100 millones por el soterramiento de vías a su paso por Getafe. Parece que se trata de hacer un favor a un amigo y aquí de trasladar un conflicto La reacción de Pedro Castro fue rotunda. La Comunidad- -dijo- -quiere cobrarle el Metro a Getafe cuando en otros municipios lo han hecho gratis. Cuando firmamos el convenio, el Metro no había llegado a San Fernando, Alcobendas, Coslada, Pozuelo y Boadilla, unos ayuntamientos a los que no se les ha cobrado nada mientras que a nosotros nos quieren cobrar 117 millones por 1.800 metros de túnel Tampoco estuvo de acuerdo con que su ayuntamiento pague la estación de El Casar. Será- -afirmó- -un intercambiador con Renfe y lo utilizarán los vecinos de Aranjuez, Valdemoro, Ciempozuelos, Pinto o Parla Tierra de nadie en Barajas La sala de inadmitidos del aeropuerto de Barajas incumple la ley, según el mismo juez del caso Guateque s Deja en libertad a una brasileña y critica las condiciones sociales, jurídicas, culturales y sanitarias de las dependencias POR C. HIDALGO MADRID. El juez José Santiago Torres, titular del juzgado de instrucción número 32 de Madrid, ha emitido un auto por el que deja en libertad a una ciudadana brasileña que estaba retenida en la sala de inadmitidos del aeropuerto de Barajas y que había solicitado el habeas corpus- -derecho a comparecer ante un juez de inmediato- El juez, conocido por ser el instructor del caso Guateque critica en su auto que las mencionadas dependencias carecen de los mínimos requisitos jurídicos, culturales, sociales y sanitarios que establece la ley. Todo arrancó a raíz de que una ciudadana brasileña, Marta Silvana D. S. R. fuera retenida en el aeródromo madrileño. En su declaración, explicó que se encontraba en España realizando un doctorado, en la Universidad Complutense de Madrid, y que estaba esperando la convalidación del diploma para terminar sus estudios. Pero la convalidación se demoró y pidió permiso para regresar a Brasil. Acudió al consulado de España en su país a informarse sobre los documentos que necesitaba y le dijeron que era necesario su pasaporte y que el tiempo de permanencia en España tenía que ser igual o mayor que el concedido en el documento. Su pasaporte, según Marta Silvana, estaba a punto de caducar. La mujer llegó a España en enero de 2008 y salió a Brasil el 22 de abril, en busca de su visado de estudiante, ya que, hasta la fecha, permanecía en nuestro país como turista. Pero no consiguió el visado y el pasaporte se demoró. Eso sí, obtuvo la convalidación para sus estudios de doctorado. Pues bien, en el auto del juez Torres, de 6 de mayo, se le concede el habeas corpus a la mujer brasileña. Y añade: Los lugares de internamiento para extranjeros como es el caso de la sala de inadmitidos de Barajas no tendrán carácter penitenciario y estarán dotados de servicios sociales, jurídicos, culturales y sanitarios Por lo tanto, los inadmitidos sólo están privados del derecho ambulatorio- -de salir de allí- -y el extranjero se encontrará en todo momento a disposición de la autoridad judicial El internamiento del extranjero debe regirse por el principio de excepcionalidad y la libertad debe ser respetada excepto en casos excepcionales. Y la guinda del juez no tiene desperdicio: en la sala de inadmitidos de Barajas no existe la más mínima constancia de que reúna los requisitos necesarios de estar dotada de servicios sociales, jurídicos, culturales y sanitarios para la adecuada permanencia Documentos